Mundo > Abusos

El papa aceptó la renuncia de más obispos chilenos denunciados por abuso sexual

El papa analizó sus casos y decidió apartarlos del clero, luego de recibir su pedido de renuncia en mayo mientras la Iglesia investiga varias denuncias por abusos sexuales en Chile

Tiempo de lectura: -'

21 de septiembre de 2018 a las 08:34

El papa Francisco Bergoglio aceptó la renuncia de otros dos obispos de Chile, país bajo investigación por los numerosos abusos sexuales cometidos por el clero, indicó este viernes el Vaticano en un comunicado.

La iglesia católica chilena está en el ojo de la tormenta por los escándalos de pedofilia y el papa argentino decidió hacer una limpieza tras recibir informes detallados luego de su visita en enero a ese país por la avalancha de denuncias de abusos cometidos por curas. Los obispos que dejarán la Iglesia son Carlos Pellegrín Barrera, de San Bartolomé de Chillán, y Cristián Contreras Molina, de San Felipe. 

Lea también: Todos los obispos chilenos presentan su renuncia al papa Francisco tras omisiones en casos de abuso sexual

En una declaración conjunto a mediados de mayo, todos los obispos del país andino -un total de 34-  había puesto su cargo a consideración del sumo pontífice, que desde entonces evaluó la situación individual de cada uno.

En una declaración leída ante la prensa y sin posibilidad de preguntas, los eclesiásticos habían pedido "perdón por el dolor causado a las víctimas y al pueblo de Dios y al país" por sus "graves errores y omisiones".

Dieron las gracias "a las víctimas por su perseverancia y valentía, a pesar de las dificultades personales, espirituales, sociales y familiares que han debido afrontar, tantas veces, en medio de la incomprensión y ataques de la comunidad eclesial".

"Una vez más imploramos su perdón y su ayuda para seguir avanzando para la curación y cicatrización de heridas", agregaron, cuatro meses atrás.

El decreto de este viernes se trata del tercero del papa Francisco, tras aceptar la renuncia de los obispos de las diócesis de Rancagua y de Talca el pasado 28 de junio. El 11 de junio había aceptado las de los obispos de Osorno, Juan Barros; de Valparaíso, Gonzalo Duarte García de Cortázar, y de Puerto Montt, Cristián Caro Cordero, estos dos últimos mayores de 75 años.

Críticas

En su viaje a Chile en enero, el papa habá defendido al obispo Barros, lo que le costó varios cuestionamientos, porque Barros es considerado uno de los encubridores del cura Fernando Karadima, condenado en 2011 por la Justicia canónica a una vida de reclusión y penitencia por violaciones y abusos sexuales a menores y las ramificaciones del caso.

A su vuelta al Vaticano, ordenó realizar una investigación sobre los casos, tras la que tuvo que pedir perdón y declarar que había sido mal informado.

A principios de mayo, el papa recibió a Juan Carlos Cruz, James Hamilton y José Andrés Murillo, tres víctimas de Karadima que en los últimos tiempos han luchado para que se haga justicia.

Este mes, Francisco volvió a abrir las puertas de su residencia, Casa Santa Marta, para reunirse con otro grupo de víctimas de Karadima en su infancia

AFP y EFE

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.