Nacional > Condenado

El periplo en las dos orillas del uruguayo preso por colaborar con narcos bolivianos

El delincuente fue imputado por asistir a la banda de bolivianos, y pagará con dos años y ochos meses de prisión 

Tiempo de lectura: -'

10 de octubre de 2019 a las 21:35

Cuando lo habían capturado este miércoles en un monte en la zona de Paso Antolín (Colonia) tras correr por entre la maleza para escapar de la policía, una cámara de fotos de un policía captó su rostro sonriendo. Un día después, este jueves de tarde, la sonrisa desapareció: el delincuente miraba hacia adelante sentado ante un juez mientras escuchaba un resumen de cómo asistió a la banda de narcotraficantes bolivianos que intentaron sacar del país sin éxito casi 400 kilos de cocaína, incautados el fin de semana en una vivienda del barrio privado Cumbres de Carrasco tras un operativo policial.

La fiscal especializada en droga Mónica Ferrero logró condenar al hombre a dos años y ocho meses de prisión –tras un juicio abreviado acordado con la abogada del delincuente– por los siguientes delitos: asistencia a las activadas del narcotráfico en reiteración real; tráfico interno de arma de fuego y municiones; y receptación en calidad de autor, porque el arma que tenía para su protección personal –y que compró por $ 20.000, según declaró–, era robada. 

El delincuente –de 50 años y con antecedentes penales por hurto, rapiña y copamiento– era uruguayo, pero vivía en Argentina desde hace varios años. El contacto con la banda narco lo inició en un barrio de Buenos Aires que él "identifica como de comunidad boliviana", dijo Ferrero durante la audiencia. Allí le propusieron "conseguir un vehículo adecuado para transportar mercadería desde un punto del interior del país hasta Montevideo", y quien le hacía la propuesta –uno de los bolivianos imputados con prisión este sábado– prefería no alquilar el coche ya que podía levantar sospechas.

Ya del otro lado del Río de la Plata, ambos se trasladaron el 14 de setiembre en una camioneta hacia el interior del territorio uruguayo por la ruta 5, y a la altura del kilómetro 300 –en Tacuarembó– el uruguayo, que iba de copiloto, se bajó. El boliviano desapareció por dos horas, y cuando retornó, lo hizo con la camioneta cargada con la droga.

Era la madrugada del día siguiente y, de acuerdo una "firme hipótesis" de Ferrero –según dijeron fuentes de la investigación a El Observador–, la cocaína llegó al país en una avioneta que apareció abandonada el 15 de setiembre, en la localidad de Morató (Paysandú).

Quienes llegaron en esa aeronave –un brasileño y un boliviano– fueron detenidos en ese departamento, pero la fiscal que atendió esa causa, Carolina Martínez, no encontró pruebas como para imputarlos por narcotráfico, y solo pudo imputarlos de un delito de conducción indebida o clandestina de aeronaves.

Ferrero, ahora, busca pruebas para llevar a la Justicia a esos dos hombres, además de otros involucrados que se encuentran prófugos.

La detención

Luego de ver en la prensa que sus compañeros bolivianos estaban presos, el único uruguayo cuya participación en la banda está probada hasta el momento quiso escaparse del país. Los investigadores presumían que ya lo había hecho, hasta que lo capturaron este miércoles cuando pretendía cruzar hacia Argentina por Colonia.

A la policía le había llegado una información "reservada" que daba cuenta de que el ahora imputado podía estar por la ruta 22. Cuando lo vieron, comenzó una persecución que terminó con un choque entre el auto en el que iba el delincuente y un patrullero. "El chofer detiene su marcha, y el detenido se arrojó del coche dándose a la fuga a través de campos de la zona", señaló el comunicado oficial del Ministerio del Interior. El gobierno también informó que el conductor de ese auto dijo que se había salteado el control policial porque el delincuente –a quien había recogido en la ruta–, le había dicho que no se detuviera.

Ferrero le preguntó al hombre quiénes "estaban arriba de la organización y quién era el dueño de la droga", pero no tenía esa información.

Durante la negociación para acordar el proceso abreviado, pidió ir a una cárcel en especial, un dato que la fiscal no reveló en la audiencia.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...