Cargando...
Fernando Falce se retiró del arbitraje

Fútbol > HISTORIA

El retiro de Fernando Falce: de golero de Miramar a dar vuelta la página del referato

Tras el pitazo final a su carrera de árbitro, Fernando Falce recordó cuando era golero en Miramar y decidió ser juez, su debut con Carrasco en cancha y si bien nunca dirigió un clásico, no lo toma como un pendiente

Tiempo de lectura: -'

05 de diciembre de 2021 a las 05:02

El último día de noviembre fue también el último día como árbitro profesional de Fernando Falce. Después de 26 años pitó por última vez en el partido Racing-Central Español por los playoffs de Segunda División Profesional.

“Sentí mucha emoción, se me pasaron por la cabeza flashes de todo lo vivido. Fueron muchos años, desde los 18 que ingresé al arbitraje hasta los 45, viví muchas cosas lindas, compañeros, viajes, anécdotas y todo eso se pasa en un instante. Feliz y tranquilo porque ya sabía que iba a llegar ese momento”, contó a Referí.

Falce como golero de Miramar cuando tenía 15 años

Aunque podía haber seguido un año más, prefirió dejarle espacio a otros compañeros. “Me siento bien, podía haber seguido, pero consideramos con mi familia que era un ciclo cumplido”, señaló.

Ahora la vida continúa con su trabajo de distribución en La Republicana, viendo a su hijo jugar al baby fútbol, a su hija al handbol y él junto a su esposa participando en las carreras de calle. “Y en el futuro, si el arbitraje me llama para volcar la experiencia de tantos años, voy a estar orgulloso porque me gustaría devolverle un poquito de todo lo que me dio”.

De golero a árbitro

Falce se inscribió en la escuela de árbitros a los 18 años y se recibió cuando tenía casi 20. Antes, había sido golero de Miramar Misiones. “Tenía que entrenar de lunes a viernes, atajaba en Quinta división y era golero suplente de la Cuarta, preliminar de Primera. Había empezado la Facultad y no me daban los tiempos. Tuve que dejar el fútbol y al seguir vinculado, mi excuñado me propuso ser árbitro. Yo tenía pelo largo y no estaba dentro de mis planes. Me anoté sin saber donde me metía y ahora pienso que fue lo mejor que hice”, recordó.

En aquellos tiempos los árbitros más conocidos eran Eduardo Dluzniewski, Jorge Nieves, Julio Matto, Daniel Bello. El director de la escuela era Daniel Cardellino. “Me hicieron ver lo lindo que es esta profesión”.

Fernando Falce y Ramón Barreto

Desde el principio se entusiasmó con el arbitraje. “Me recibí y vi que tenía condiciones, me lo hacían saber y al haber jugado al fútbol veía que entendía bien el juego, los jugadores entendían lo que yo cobraba, me creían y se me empezó a hacer muy fácil arbitrar. Lo ideal para todo árbitro es que haya jugado al fútbol porque eso te ayuda de una manera impresionante”, opinó.

Agregó que esa experiencia es clave “porque es lo que te ayuda a discernir las reacciones de los jugadores; tenés que saber que el jugador está a 180 pulsaciones y muchas veces no es solo utilizar el reglamento, sino entenderlos también”.

Falce debutó en Primera división con 24 años. “En mi primer partido estaba Juan Ramón Carrasco (en Rocha FC) que podía ser mi padre. Yo 24 años y él 44. Me hablaron del colegio de árbitros, el pelado (Jorge) Marquez y el coronel Matías Vázquez, que tenía que pitar e irme, arbitrar y correr mucho para que no me protestaran por ser tan joven. Después vas agarrando más experiencia, vas hablando con el jugador, arbitrás con carpeta como se dice”.

Carrasco siempre fue un jugador polémico, pero Falce destacó el trato que siempre tuvo con él: “Fue un fenómeno, nunca me complicó, al contrario, siempre tuvimos una excelente relación. Fue uno de los grandes jugadores a los que le arbitré, como al Tony Pacheco, Chino Recoba, Chilavert, Bengoechea, Ruben Sosa, Gallardo, Fadeuille, Nico Olivera, Falucho Silva, Sebastián Vázquez y a todos los que están en la selección ahora. Después de 21 años en Primera más las inferiores me llevo un poquito de todos”.

Falce en un partido de Nacional

Si bien nunca arbitró un clásico Nacional-Peñarol, no lo toma como un pendiente: “Hice mucho de cuarto árbitro y cuando podía haber tenido un clásico siempre daba la casualidad que estaba afuera del país o en algún torneo. No se dio y fue así, en eso también hay que tener un poco de suerte”, señaló.

Tal vez, le hubiera gustado ir a un campeonato mundial, aunque sea juvenil: “Pero tuve la posibilidad de ir a un sudamericano sub 17, a unos juegos olímpicos, dirigir Libertadores, Sudamericana, recorrer toda América, Centroamérica, copas mundiales máster en España, en Portugal, en México, vivencias inolvidables”.

Un error inolvidable

Su trabajo de distribuidor lo expuso en muchos barrios, pero no recuerda un problema con los hinchas. “Hubo partidos polémicos, pero no recuerdo haber tenido un problema. Y eso que pasé por el Mercado Modelo,  y por muchos barrios. Pero la gente, si te tiene que decir algo te lo dice de frente y con respeto”.

Uno de los errores que recuerda haber cometido fue en un partido de Rampla. “Cobré la falta afuera del área y después vimos las imágenes y había sido penal. Fue un error técnico muy grave”, señaló.

Falce en 2000, primer año en Primera división

La manera de arbitrar cambió bastante en los últimos años y Falce lo rescata como algo positivo: “Cuando arranqué en el 2001 no teníamos banderines electrónicos, intercomunicador, spray ni había cuarto árbitro. Había que tener mucho contacto visual. Ahora la comunicación es impresionante lo que te ayuda, tenés que trabajar cada día más en conjunto con los asistentes y el cuarto árbitro. A todo eso sumale el VAR, que a partir del año que viene va a ser obligatorio en todas las canchas”.

Sobre los cuestionamientos que reciben los árbitros, expresó: “El ambiente siempre fue difícil. Pero toda la vida fue así. Lo que pasa es que antes no existían las redes sociales y había que esperar al programa de las 20 horas para ver las jugadas polémicas y analizar ahí. Ahora salen tuits en cualquier lado, al segundo de la jugada ya filmaron de la televisión y te la suben a una red social, y la ve el hincha en la cancha y desde la tribuna te está gritando lo que pasó en esa jugada. Es la fuerza de la tecnología. Un error en cualquier cancha se ve. Acá el fútbol es muy pasional y el uruguayo es muy fanático”,

Falce cerró su etapa como árbitro y para este mes, ya tiene programadas dos carreras de calle. El resto es historia.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...