18 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 39,65
11 de diciembre 2023 - 7:30hs

La cumbre climática de Dubái tuvo, tras diez días de deliberaciones, como tema central los combustibles fósiles. Centenares de activistas ambientales viajaron a la capital de Emiratos Árabes para poner sobre el tapete el lobby poderoso de los países y las empresas petroleras que frenan acuerdos para el fin de las energías contaminantes.

Una de las oenegés que participa es 350.org, una organización ecologista internacional, dirigida por Bill McKibben, que se propuso crear conciencia y realizar acciones para reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2).

350.org toma su nombre de la investigación del científico de la NASA James E. Hansen, quien propuso en un artículo de 2007 que 350 partes por millón (ppm) de CO2 en la atmósfera es un límite máximo seguro para evitar un cambio climático imparable.

Más noticias

El nivel actual es de 389 ppm de CO2, que implica un incremento de casi el 40% respecto de los niveles anteriores a la revolución industrial, que eran de 278 ppm. En 1988 la atmósfera de la Tierra sobrepasó la marca de las 350 ppm, mientras que las emisiones per cápita de CO2 aumentaron.

Ante las evidencias científicas y los reclamos por los efectos del calentamiento global es que la cumbre de Dubái se prepara para un cierre donde el lobby petrolero logró frenar consensos entre los estados para el traspaso a energías no contaminantes.

En ese contexto, el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, instó el lunes a alcanzar un acuerdo en la cumbre para eliminar progresivamente todos los combustibles fósiles, urgiendo a los negociadores a que muestren "máxima flexibilidad" y "buena fe".

Es "esencial" que el texto final, cuya adopción está prevista el martes, "reconozca la necesidad de abandonar todas las energías fósiles dentro de un calendario coherente con el límite de 1,5ºC" de calentamiento global, declaró a los periodistas al regresar a Dubái para el final de la conferencia.

"Esto no significa que todos los países deban abandonar las energías fósiles al mismo tiempo", precisó en reacción a las peticiones por parte algunos países en desarrollo de disponer de más tiempo que las naciones más ricas.

La cuestión de los combustibles fósiles y de la financiación para los países más desfavorecidos es fundamental en la COP28, que entró en la fase final de las negociaciones antes de su conclusión prevista el martes.

"Estamos en una carrera contra el tiempo" para encontrar un consenso, destacó Guterres. Las negociaciones se ven obstaculizadas por la oposición de algunos países exportadores de hidrocarburos, liderados por Arabia Saudita, a la adopción de un texto que aborde abiertamente las energías fósiles.

(Con información de agencias)

Temas:

COP28 en Dubái

Seguí leyendo

Te Puede Interesar