Cargando...
El economista de CPA Ferrere, Alfonso Capurro. (Foto archivo)

Economía y Empresas > COYUNTURA

Alfonso Capurro: el triple shock global y un tren del dólar al que “cuesta engancharse”

El economista Alfonso Capurro habló sobre la economía global, la inflación, el tipo de cambio y las perspectivas para el 2023

Tiempo de lectura: -'

12 de noviembre de 2022 a las 05:02

"El 2022 será recordado como un año de sangría para los portafolios (de inversiones). Probablemente el ciclo de ajuste está, no digo llegando a su fin, pero  una parte importante ya se recorrió. No quiere decir que el 2023 va a ser alegre, pero probablemente las pérdidas grandes son las que tenemos para atrás”, dijo el jueves el economista de CPA Ferrere, Alfonso Capurro, en una charla organizada por el banco Itaú para clientes.

El analista explicó que la economía global está transitado un triple shock  simultáneo conformado por la guerra de Ucrania,  la política de covid cero en China, y la suba de tasas de la Reserva Federal (Fed) de EEUU  para bajar la . Los tres presionan a la baja sobre el crecimiento mundial.

En particular, sobre la política contractiva de la Fed, el economista dijo que uno de los temas que hoy se debate es  el riesgo de overshooting. ¿Qué implica eso? “Hay como un riesgo de que la política monetaria ajuste demasiado y después tenga que pivotear muy rápido. (…) Un riesgo de que terminemos metidos en una recesión más grave de lo que era necesario si se hubiera reaccionado a tiempo”, apuntó Capurro durante la conferencia en Piso 40.

El tren del tipo de cambio

Los efectos del aumento de la política contractiva en EEUU ya se han visualizado en los mercados financieros y en el precio de los commodities que consolidaron una reversión. Y también en el fortalecimiento del dólar a nivel global, que Capurro definió como “bastante atípico” en comparación a  otros ajustes monetarios observados en la historia reciente.

“En este ciclo de aumento de tasas el proceso se aceleró y el dólar está llegando a valores máximos en términos reales de los últimos casi 40 años. La contrapartida de esto es que todas las monedas del mundo, salvo el peso uruguayo y el real, se han venido debilitando”, afirmó.

En ese sentido, Capurro señaló que “no es la primera vez que cuando el mundo se corre en equilibrio”, Uruguay   por razones internas “no se puede subir a ese tren”.  (…) “Después nos cuesta enganchar. Preocupa que estemos desacoplados. De alguna forma tememos que estemos perdiendo el tren de corrección”, dijo en relación al tipo de cambio.

A modo de ejemplo, señaló que el propio Banco Central (BCU) reconoce en su último informe de política monetaria  que el tipo de cambio real “está 15% por abajo de lo que debería estar”. “¿Por qué estamos trancados en esta situación? Por la misma razón que otras veces. Nos agarra la crisis global con inflación alta, y lejos de estar expandiendo la política monetaria estamos en fase de contracción”, apuntó.

¿Inflación de 8% o de 6%?

El economista consideró que la inflación en Uruguay seguirá bajando en los próximos meses —hoy es de 9% anualizada—,  y que el BCU subirá la tasa de interés un par de veces más antes de fin de año, con lo que se ubicaría cerca de 12% “a riesgo de seguir estirando el desacople del dólar con respecto al resto del mundo”.

Y para marzo la inflación convergería a 8% y con ello “probablemente” la autoridad monetaria “deje de subir la tasa”, dijo.  Sobre este punto, el economista expresó que si se le pregunta a los técnicos del BCU “ellos quisieran dar un golpe adicional para llevar la inflación  a 6%”.  Y si se le pregunta a un presidente o ministro va a decir: ‘¿Quién me votó para bajar la inflación a 6%? Nadie’.

Para Capurro, en un entorno  donde la economía probablemente se enfríe en 2023, donde se recibirán “golpes” del resto del mundo, y en donde el tipo de cambio real está “fuertemente desalineado seguir apretando la política monetaria resultaría excesivamente costoso” en términos de actividad. “En algún momento ese balance de riesgo para el Poder Ejecutivo va a ser más notorio”, afirmó.

“El  problema eventualmente es que el año que viene Uruguay llegue en fase de contracción, el dólar se nos quede desacoplado y cuando el BCU empiece a bajar tasas la presión global  haya cambiado de sentido y el dólar nunca se recupere en Uruguay”, alertó.

En otra parte de su presentación, señaló que otro punto de “preocupación” es la situación del mercado laboral, que definió como un frente “relativamente frágil”. Esto porque la economía crece, pero no genera empleo, explicó. 
“No logramos que el crecimiento se traslade en empleo y sin empleo sostenible probablemente es difícil bajar estructuralmente los niveles de pobreza”, subrayó.
Uno de  los principales desafíos en 2023 pasará por “defender” el empleo en un contexto de reversión de la inversión, y además de dificultades para el turismo y el comercio de frontera, apuntó el economista.
 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...