Mundo > BALOTAJE

Elecciones en Ecuador: claves y desafíos de la victoria de Lasso

Lasso, de 65 años, se proclamó presidente electo en la noche del domingo tras vencer al candidato del correísmo, 29 años menor que él, y quien reconoció su derrota antes de que concluyera el escrutinio

Guillermo Lasso celebrando el triunfo en Ecuador

Tiempo de lectura: -'

12 de abril de 2021 a las 08:28

El exbanquero Guillermo Lasso será el nuevo presidente de Ecuador tras derrotar al candidato Andrés Arauz del sector afín al exmandatario Rafael Correa.

Según los últimos datos del Consejo Nacional Electoral, con el 98,83% del escrutinio realizado, Lasso obtiene el 52,41% de los votos y Arauz el 47,59% en el balotaje que se realizó este domingo.

Lasso, de 65 años, se proclamó presidente electo en la noche del domingo tras vencer al candidato del correísmo, 29 años menor que él, y quien reconoció su derrota antes de que concluyera el escrutinio.

"El 24 de mayo próximo asumiremos con responsabilidad el desafío de cambiar los destinos de nuestra patria y lograr para todos el Ecuador de oportunidades y de prosperidad que todos anhelamos", dijo el conservador tras el triunfo.

El anticorreísmo

Lasso venía de perder en la primera vuelta de 2021 con una diferencia de casi 13 puntos porcentuales frente a Arauz, hasta entonces un exconsejero económico desconocido para la mayoría.

Se metió al balotaje gracias a su mínima ventaja sobre el líder indígena y ambientalista Yaku Pérez, quien alegó el supuesto robo de sus votos.  

Pese al desgaste que le dejó esa pugna, logró aglutinar al anticorreísmo bajo las banderas de un sector conservador que estaba de capa caída incluso antes de la aparición del llamado socialismo del siglo XXI liderado por Correa.

"Ganó la candidatura que logró conectar con ese votante desencantado del correísmo y desencantado en general de la política", señaló a la AFP Wendy Reyes, consultora política y catedrática de la Universidad de Washington.

El futuro presidente no contó con el apoyo unánime de los indígenas, que se dividieron entre el voto nulo y el respaldo al exmandatario izquierdista, según explicó Pablo Romero, analista de la Universidad Salesiana de Quito.

"Me parece que el voto más allá de Lasso es de hartazgo, es un voto de rechazo a lo que ha significado Correa y esa dinámica de exacerbación de odio", afirmó.

Durante los diez años que ejerció el poder (2007-2017), Correa modernizó Ecuador con los recursos de la bonanza petrolera pero a costa, según sus críticos, de un estilo autoritario que no dio tregua ni a los partidos tradicionales, ni a los ambientalistas que tildaba de infantiles, como tampoco a la prensa. Solía referirse a sus adversarios como corruptos. 

"El discurso de confrontación y de venganza creo que motivó a votar por alguien que llamaba al diálogo y al consenso", como Lasso, opinó Romero.

Apoyo condicionado y voto nulo 

Lasso llega a gobernar a un país dividido y seriamente lastimado por la crisis sanitaria y económica que desencadenó la pandemia, que dejó más de 17 mil muertos en poco más de un año. 

El exbanquero sucederá al impopular Lenín Moreno, quien se trenzó en una feroz disputa con Correa apenas alcanzó el poder con su apoyo en 2017. 

Moreno derrotó a Lasso por estrecho margen en lo que parecía un triunfo que daba continuidad a la izquierda socialista. Pero ya en el gobierno, se alineó con otras fuerzas e incluso contó con el respaldo de Lasso para hundir mediante referendo la reelección presidencial indefinida que había promovido Correa.

En Ecuador "hay una crisis de gobernanza que se profundizó en el gobierno de Moreno; hay una crisis económica y hay una crisis sanitaria y esto implica retos muy grandes", afirma Reyes.  

Lasso, coinciden analistas, no recibe precisamente una carta en blanco para los próximos cuatro años. 

De entrada no gozará de mayoría en el Congreso y tendrá que negociar con Pachakutik, el partido indígena que quedó segundo en las legislativas celebradas en febrero por detrás de Unión por la Esperanza (Unes), el movimiento de Arauz. CREO, la fuerza de Lasso, tendrá una representación mínima.

El voto nulo, que promovió Yaku Pérez, también cobró protagonismo. Esta opción pasó de representar el 9,55% en la primera vuelta a un 16% en el segundo turno.

Con información de AFP

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...