Nacional > JUNTA DEPARTAMENTAL

Entre escupitajos e insultos ediles votaron abrir el registro de conductores de apps

El registro se abrirá el 1 de junio pero con un tope de 4 mil permisarios

Tiempo de lectura: -'

31 de mayo de 2019 a las 05:03

"Hijos de puta", "vendepatria", "traidores" y "ladrones", fueron algunos de los tantos insultos que se escucharon este jueves durante la sesión de la Junta Departamental de Montevideo (JDM) en la que los ediles aprobaron modificaciones al decreto que regula el transporte de pasajeros por aplicaciones. El registro de conductores volverá a abrir el próximo 1 de junio, pero ahora con una serie de modificaciones, como un cupo de 4 mil permisarios. El sindicato del taxi, comandado por Federico Pereira, decretó un paro desde las 14 hasta las 19 de este jueves, mientras el legislativo montevideano trataba el tema. 

La sesión comenzó a las 16 horas pero desde mucho antes decenas de taxis estacionados por 25 de Mayo cortaron el tránsito y desplegaron banderas con mensajes como "fuera Uber". Los gremialistas ocuparon las barras previstas para el público y desde allí marcaron su presencia. El tema del registro de conductores de aplicaciones era el tercer punto de la sesión y el primero en tomar la palabra fue el edil frenteamplista -y presidente de la Comisión de Movilidad-, Martín Nessi.

El edil estaba argumentando que no votar las modificaciones al registro significaba "dejarlo abierto sin topes ni restricciones", ya que este volverá a abrir de forma automática el 1 de junio. Pero Nessi no pudo terminar de hablar porque fue interrumpido con insultos. "Todo sanata, Nessi", "vendepatria", "corrupto" y "ladrón", le gritaron desde las gradas. De esta manera, la presidenta de la JDM, la frenteamplista Gimena Urta, se vio obligada a pedir un cuarto intermedio de diez minutos, con la esperanza de que las aguas se calmaran.

Pero eso no pasó y enseguida llovieron desde los palcos billetes falsos de $1.000 con la cara impresa del exintendente y precandidato a la Presidencia Daniel Martínez. También tenían impresa la frase: "Banco Central de Uberlandia". El piso de la junta quedó tapizado de estos billetes, que también fueron acompañados por algunas monedas. Los insultos siguieron y se hicieron generales para el resto de los ediles.

Terminado el cuarto intermedio, el edil Walter de los Santos, que era del Frente Amplio (FA) pero que se alejó recientemente del partido y se presentó como independiente, intentó tomar la palabra. Cuando se disponía a argumentar su voto en contra respecto a las modificaciones al decreto, también fue insultado por el sindicato del taxi que lo acusó de ser "amigo" de Oscar Dourado. De nuevo, la sesión tuvo que ser interrumpida.

Por orden de Urta se determinó un nuevo cuarto intermedio. Pasados varios minutos, con los ediles reunidos en sus respectivas bancadas, los gremialistas desalojaron las barras. Y rápidamente los pocos funcionarios de seguridad que custodian el edificio cerraron con llave las puertas de vidrio de los palcos de público. Pero el ambiente ya estaba caldeado y la tensión se trasladó a los propios ediles, que entre ellos comenzaron a discutir. Algunos porque querían terminar rápido la sesión, sin argumentaciones de por medio, y otros que defendían que eso no se podía hacer. "Si tienen que llamar a los 'milicos', llámenlos", le increpó el edil del Partido Nacional (PN), Javier Barrios Bove, a sus colegas oficialistas. 

Después de varios minutos, la sesión se retomó -ya con las barras vacías- y el apuro por terminar la votación del articulado con las modificaciones al transporte oneroso de pasajeros era notoria. De esta manera, muy rápido los ediles fueron votando las modificaciones, que en general fueron aprobadas por 25 votos en 28, con la negativa de los ediles Walter de los Santos, Fátima Berrueta (Partido Colorado) y Gustavo Zúñiga (Partido Colorado). 

Mientras se daba la votación y la posterior argumentación del voto, el sindicato del taxi volvió a entrar al edificio de la junta y comenzó a caminar alrededor de la sala de sesiones. Al frente iba Pereira, arengando a sus compañeros del gremio, que golpeaban los vidrios y les levantaban el dedo mayor a los representantes. Los gremialistas iban acompañados de niños, que también hacían gestos ofensivos a los ediles.

Abatidos y una vez que la sesión siguió su curso con otros asuntos, los sindicalistas empezaron a retirarse cantando a coro "hijos de puta".

Pese a la presión del sindicato, el registro de conductores de aplicaciones volverá a abrir en los próximos días. Pero ahora habrá un cupo de 4 mil permisarios registrados como conductores de aplicaciones. Hoy el registro tiene 4.800 permisarios pero hay muchos de ellos que no están trabajando.

Además, cada cuatro meses se hará una depuración del sistema para dar de baja del registro a aquellos que presenten menos de diez viajes en los últimos 60 días. Y también se creará una comisión de seguimiento, integrada por varios actores, que tratará el tema del transporte por aplicaciones y una serie de mejoras para el servicio del taxímetro.   

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...