Thelma & Louise

Espectáculos y Cultura > Epígrafe

Epígrafe: la literatura convertida en tubo de ensayo

Tiempo de lectura: -'
22 de julio de 2021 a las 11:34

En la literatura que intenta escaparle a las fronteras puramente comerciales, en aquella en la que coexiste una búsqueda determinada y la intención de ser más que solo entretenimiento impreso, hay riesgo. Se trata, y los autores suelen mencionarlo cuando se lo preguntan, de una especie de salto al vacío, de carrera por una cornisa afilada que no termina jamás y de la que siempre se puede caer.

En ese sentido, el riesgo y la experimentación van de la mano. Los juegos literarios han estado ahí desde el comienzo mismo de la escritura —Rayuela es un ejemplo inmediato—, y la posibilidad de llevar los textos a nuevos estadios experimentales siempre es una posibilidad latente. Son varios los escritores y escritoras que a lo largo de carrera se han alejado de las estructuras más clásicas de la ficción y le han encontrado un reverso especial a su obra con textos vanguardistas. A mí, particularmente, me resulta muy placentero encontrarme con estos artefactos, con estos dispositivos que rompen las barreras de lo que se puede o no se puede hacer, y que te sacuden la modorra en la que, a veces de manera inconsciente, terminamos cayendo.

Es probable que por eso mismo la obra de Roberto Bolaño me haya calado tan hondo en los últimos años. No soy el único, por supuesto. Y resulta lógico que exista una legión de seguidores del chileno, porque darse de bruces contra Los detectives salvajes o 2666 es una experiencia irrepetible. Sorprende esa escritura total, siempre al borde, siempre a punto de ser demasiado. Sorprende la absoluta maestría con la que Bolaño maneja el peligro. Pocas cosas me han hecho sentir así: de cara frente al abismo. Te invito a ir a cualquiera de sus historias a comprobarlo.

Pero a mí, además de leer a Bolaño, me gusta escucharlo. En Youtube hay algunas entrevistas que vale la pena ver, sobre todo esta que dio para el programa titulado La belleza de pensar. Pero, si lo prefieren, también se puede leer lo que él dijo, o sea, escuchar a partir de la lectura. Esto, por ejemplo, es lo que puntualizó sobre este mismo tema del que hablo cuando recibió el premio Rómulo Gallegos en 1999:

CONTENIDO EXCLUSIVO Member

Esta nota es exclusiva para suscriptores.

Accedé ahora y sin límites a toda la información.

¿Ya sos suscriptor?
iniciá sesión aquí

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...