Nacional > Consejo de Ministros

Equipo económico revisa asignaciones y Lacalle reúne al gabinete por presupuesto

En el Poder Ejecutivo se inclinan a enviar una rendición de cuentas del gobierno anterior con artículo único

Tiempo de lectura: -'

10 de junio de 2020 a las 05:03

Con la pandemia por el coronavirus relativamente controlada y la ley de urgente consideración marchando viento en popa para su aprobación definitiva en el Parlamento, el presidente Luis Lacalle Pou y su equipo comienzan a concentrarse en el otro proyecto clave de la administración: la ley de presupuesto quinquenal.

El mandatario reunirá este miércoles a las 11 de la mañana a todo el Consejo de Ministros para analizar, debatir y aprobar los lineamientos del presupuesto elaborados en las últimas semanas por el equipo económico.

Este martes, el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Isaac Alfie, se reunió con la ministra de Economía y Finanzas, Azucena Arbeleche, para terminar de revisar la “metodología” del presupuesto, según supo El Observador a partir de fuentes del equipo económico.   

Las autoridades del gobierno planean “abrir el presupuesto”, ya que se encuentran realizando una “revisión profunda” del gasto y comienzan a pensar en algunas reasignaciones de recursos, bajo el supuesto de que no puede continuar con una “lógica incremental”.

A fines de mayo, en un foro organizado por el Centro de Estudios para el Desarrollo (CED) y la Academia Nacional de Economía, Arbeleche adelantó que las líneas “fundamentales” de la discusión eran no aumentar el gasto y redistribuir recursos.

“La emergencia sanitaria nos obliga a trabajar de otra manera, centrados en el corto plazo pero mirando hacia adelante”, expresó.

La ley de presupuesto debe ser enviada por el Poder Ejecutivo como máximo el 31 de agosto, mientras que la rendición de cuentas debe ingresar al Parlamento antes del 1° de julio.

La estimación del MEF es que la economía se contraiga un 3% este año, mientras que prevé que el déficit fiscal se ubique en 6,5% en 2020, de acuerdo a lo señalado por Arbeleche.

En el instructivo que la OPP envió a los entes públicos para que presenten su próximo presupuesto anual antes del 31 de julio hay una “clara intención de ajustar el cinturón” en los gastos de funcionamiento e inversiones de las empresas públicas, dijo a El Observador un gerente que optó por el anonimato. “Ajustes por todos lados”, acotó otro.

El recorte de los gasto ronda el 15%, aunque uno de los informantes explicó que las empresas públicas cuentan con “algunas laxitudes”.

Según supo El Observador, en el caso de Ancap viene (desde 2014) haciendo los deberes con buena nota a los pedidos de reducir sus costos que le venía marcando la OPP durante el anterior gobierno. Por ejemplo, en materia de inversiones el ente tenía previsto ejecutar US$ 80 millones durante el ejercicio 2020, pero la previsión es que ese número esté por debajo de los US$ 26 millones. En las autoridades actuales de Ancap preocupa que ese número sea “tan bajo”, así como su composición. “La idea es seguir adelante con lo ya comprometido o con aquello que es realmente imprescindible”, indicaron.

En declaraciones al semanario Búsqueda, Alfie dijo semanas atrás que el “plan de inversiones públicas” era un “punto clave” del presupuesto, dado que el espacio era “mínimo”. “Los pagos por disponibilidad de las PPP (proyectos de participación público-privada) en 2022 y 2023 se comen más de la mitad del presupuesto general de inversiones. Habrá que ver qué se hace”.

En el presupuesto, el Ejecutivo debe señalar las políticas prioritarias que va a desarrollar, el contexto macroeconómico que se espera para el quinquenio, las diferentes necesidades y prioridades establecidas en cada uno de los ministerios u organismos.

En la última reunión del gabinete a mitades de abril, Lacalle Pou le había pedido a su equipo que la rendición de cuentas no fuera un reordenamiento de gastos sino una verdadera rendición. En el Poder Ejecutivo se inclinan a enviarla con un artículo único, y ya hay algunos legisladores blancos como Jorge Gandini que piensan en no aprobarla para dar una “señal política” del fracaso del anterior gobierno.

Gandini, que además preside la Comisión de Hacienda del Senado, se reunió este martes con el secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, en la Torre Ejecutiva. 

En una rueda de prensa posterior al encuentro, dijo que la rendición del primer año de gobierno era “rara” dado que la ministra de Economía tendría que ir al Parlamento a “defender las cuentas” de su antecesor.

“Tengo la tentación de no aprobar la rendición de cuentas. Fueron corrigiendo año a año el déficit fiscal, en el primer año se previó para el último un déficit fiscal de 2,5% y en el 2018 lo ajustaron a 3%. Terminamos con 5%. Le erraron por US$ 1.200 millones”, expresó. 

Para Gandini no aprobar la rendición de cuentas es “una señal política muy fuerte” dado que en el Senado estarán el exministro de Economía, Danilo Astori, y el expresidente del Banco Central, Mario Bergara.

“El último ejercicio fue muy malo en casi todas las variables: aumentó la deuda, el déficit, la inflación no estuvo dentro del rango meta, aumentó el desempleo, nos lo entregaron con un 11% y sin pandemia. Yo no apruebo unas cuentas tan alejadas de la proyección. Los supuestos con los que se construyeron los números estuvieron alejados de la realidad, se gastó más de lo que se había previsto y eso merece un rechazo”, agregó. 

Mientras que Alfie y su equipo han puesto el ojo en los ministerios y las empresas públicas, el subsecretario de la OPP, José Luis Falero, es quien sigue al detalle los gastos de intendencias y municipios.

Falero señaló a El Observador que el objetivo era presentar el primer boceto del presupuesto quinquenal a las intendencias el 18 de junio, durante una reunión de la Comisión Sectorial de Descentralización.

“Buscamos que las acciones en el territorio pasen a ser coordinadas por la OPP con las intendencias para que si hay una obra en un barrio, no vaya a ser cosa que luego vengan UTE, Antel y OSE a levantarla para hacer otra. Eso no existía”, sentenció. 

El senador del Partido Colorado y candidato a intendente de Salto, Germán Coutinho, se refirió en la media hora previa del Senado a la necesidad de incrementar el presupuesto de los gobiernos departamentales. 

El legislador dijo a El Observador que al hacerlo quiso "patear el tablero" y empezar a adentrarse en la discusión sobre el presupuesto. Explicó que actualmente 3,33% del presupuesto nacional se destina a los gobiernos departamentales, cuando como “mínimo” se debería destinar 5%.

También espera que el Fondo de Desarrollo del Interior se distribuya 50% y 50% entre ministerios y gobiernos departamentales. Según dijo, actualmente los ministerios reciben 67% del fondo (para políticas de descentralización), mientras que las intendencias se quedan con 33%.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...