Cargando...
Ricardo Hornos

Espectáculos y Cultura > RICARDO HORNOS

Es argentino, filmó una película en Uruguay y acaba de hacer historia en Broadway

El productor y director Ricardo Hornos consiguió un récord en la entrega de los premios Tony, los más prestigiosos de Broadway

Tiempo de lectura: -'

15 de junio de 2022 a las 05:04

El pasado domingo, en el histórico Radio City Music Hall de Nueva York, se entregaron los premios Tony, los galardones más prestigiosos del teatro estadounidense, que luego de dos años interrumpidos por la pandemia, volvieron a celebrar su ceremonia anual para reconocer a lo más destacado de Broadway. Y entre los ganadores de esta edición más reciente estuvo el productor argentino Ricardo Hornos, que recibió el premio a Mejor reposición de un musical por Company, una obra del mítico autor Stephen Sondheim.

Con ese premio, Hornos llegó a su cuarto Tony, y también completó un póker histórico, al recibir un galardón en cada una de las cuatro categorías a las que pueden aspirar los productores: ya había completado las otras casillas en 2015 (Mejor obra de texto original por El curioso incidente del perro a medianoche), en 2018 (Mejor reposición de un drama, Angels in America) y 2019 (Mejor musical original, Hadestown).

“Lo copado de este premio es que es un homenaje póstumo a Sondheim. La ceremonia entera tuvo como uno de sus grandes temas ese homenaje a este gigante del musical americano. Creo que la comunidad entera de Broadway se unió para esto, que una reposición gane cinco Tonys no es frecuente, y realmente es un reconocimiento a la calidad de lo que hizo la directora Marianne Elliott y a la vida entera y la obra de Sondheim”, consideró Hornos desde Nueva York.

Elliott trabajó seis años en esta nueva versión, que cambia el género de su protagonista. En la obra original un papel masculino, la obra ahora se enfoca en una mujer que al cumplir 35 años se enfrenta al envejecimiento y al cumplimiento de los objetivos vitales. Le llevó dos años convencer al autor original de que aprobara el cambio, y estaba previsto que la obra se estrenara para el cumpleaños número 90 de Sondheim, el 22 de marzo de 2020. La pandemia impidió ese plan, y Sondheim (autor, por ejemplo, de West side story e Into the Woods) murió a fines de 2021.

De todas formas, llegó a ver la obra en el primero de los preestrenos, las semanas de funciones previas al debut formal de la obra que funcionan como prueba de campo para las puestas en escena. “Cuando la vio se emocionó, lloró mucho. Pudo disfrutarlo, así que de alguna manera es un final feliz, aunque la muerte sea a la edad que sea tiene un manto de tristeza”, concluyó Hornos.

El productor, que también ha ejercido ese rol en el cine, y que este año tuvo su debut como director con En la mira, la película protagonizada por Nicolás Francella, filmada en Montevideo, que tiene a Maxi de la Cruz en su elenco (y que todavía puede verse en cines), tiene previstos otros proyectos cinematográficos y teatrales que involucran a Uruguay en su horizonte. Sobre ellos, el premio recibido este pasado fin de semana, y cómo es trabajar en Broadway, una de las mecas teatrales del mundo, conversó con El Observador.

¿Cómo terminás involucrándote en esta versión de Company?

La directora y su marido son amigos muy cercanos, y ellos fundaron una compañía productora, entonces cada vez que tienen algo me involucro. La tarea principal de un productor en Broadway es tratar de tener el olfato que te diga lo que puede funcionar, por ejemplo, en cuanto a los actores, pero no es nada fácil. 

¿Cómo es trabajar en un proyecto teatral para Broadway?

Es arduo, es difícil y es estresante. El Tony anterior que gané fue por una obra que se llama Hadestown, que llevó trece años desde que la compositora empezó a hacer las canciones como un álbum conceptual, - como lo fue Jesucristo Superstar en su momento-, hasta que llegó al escenario. El camino es arduo y largo. Ahora estoy trabajando en obras que quizás pueden llegar en un año, sobre todo si son revivals como Company, pero la mayoría llevarán tres o cuatro años, y muchas van a quedar en el camino. 

En eso se conecta con el cine, que hay muchos proyectos que no llegan a la pantalla.

Si, pero con la diferencia de que en las películas lo que suele quedar por el camino son los guiones, acá de repente hiciste lecturas del guion con el elenco tres o cuatro veces, los workshops que son todos los pasos intermedios en los que la obra va creciendo, se va armando e interpretando para grupos selectos. Hasta capaz llegás a hacerla en alguna ciudad que no es Nueva York, y ahí quedás. Con las películas, una vez que te pusiste a filmar, es difícil que quede en la lata. En Broadway o en el West End de Londres te podés quedar en el camino con algo maravilloso.

¿Cuánto influye para una obra haber ganado un Tony?

Hay dos cosas que impactan muchísimo a las obras: la primera es la crítica, y en particular la del New York Times. Así como en el cine eso se ha diluido un poco, en Broadway todo el mundo espera esa crítica, que es casi como un evento sacro. Los críticos van a ver la obra entre la tercera y la cuarta semana de preestrenos, y el día del estreno sale la crítica. Después de ese debut se suele hacer una fiesta, y en un momento ves que todos están con los teléfonos, leyendo, y ahí percibís que hay como una reacción de subida o que todo se desinfla. Porque te puede sacar de la cancha, hay obras que se estrenan un jueves y el domingo bajan de cartel. Y lo otro son los Tonys, primero las nominaciones, sobre todo para los musicales nuevos, como Company. Hay un empuje para todas las nominadas. Y después la que gana tiene otro empuje importante, cuadruplicás la venta de entradas desde el día siguiente. Y nos pasó ahora a nosotros, porque es una validación externa. 

¿Qué te permite trabajar en teatro en Broadway o Londres que Buenos Aires no, y viceversa?

En Buenos Aires hay menor presupuesto, entonces hay obras que solamente por eso no podés hacer. Si querés llevar la obra de Harry Potter, que tiene un presupuesto de US$ 30 millones, jamás podrías hacerlo. Tenés que hacer más con menos. Tanto Buenos Aires como Montevideo son ciudades terminales, vos vas ahí y después solo podés ir a ciudades del interior, a diferencia de Nueva York o Londres que son destinos de paso, podés ir tres días y seguir a otro lugar, ves una obra y te vas. Son públicos más grandes también, por lo que las obras pueden estar años en cartel sin que agoten la cantidad de gente que la ve por primera vez. Pero a nivel artístico me gusta mucho laburar en Sudamérica porque nuestra forma de ser tiene cosas muy buenas, tenemos mucha flexibilidad, aunque a veces también genera cosas negativas. Y te das cuenta que, aunque el pasto del vecino siempre parezca más verde, no siempre es así. No hay un lugar mejor que otro.

¿Cómo fue para vos dar el paso para convertirte en director de cine?

Fue un sueño hecho realidad. Lo venía haciendo en otros ámbitos, pero como amante del cine era una cuenta pendiente. La diferencia más grande con el teatro es que tenés más capacidad para manipular la mirada del espectador, desde todo punto de vista. La contra es que, por ejemplo, para hacer una comedia, no sabés si un chiste funciona o no hasta que la película esté editada y no puedas cambiar nada, mientras que en el teatro con los preestrenos ya te vas dando cuenta y podés cambiar el libreto. Tiene esa posibilidad de ensayo y de decantación que no tiene el cine. Así que en la diversidad de roles encuentro oxígeno. 

Hornos (a la derecha) en el rodaje de En la mira

¿Cuáles son tus próximos proyectos?

Tengo ganas de llevar la obra Madres, que la hicimos en Buenos Aires y Mar del Plata y le fue muy bien, ya estuvimos conversando para hacerlo. Y después tengo varios proyectos bilingües, también estoy adaptando obras del inglés al castellano para traer a Sudamérica de gira, y estoy escribiendo los guiones de dos comedias románticas para cine, una de ellas para filmar en Uruguay y que transcurre ahí, y la otra con un rol importante de la música, como Nace una estrella o Yesterday.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...