Cargando...
Precisamos que el tema sanidad se aborde con una clara prioridad.

Agro > TRIBUNA / LUIS ROMERO ÁLVAREZ

¡Escucha, MGAP!

"La sanidad del país tiene un solo responsable: el MGAP; las comisiones departamentales están muy bien, pero la responsabilidad es toda del ministerio", opinó Luis Romero Álvarez

Tiempo de lectura: -'

14 de enero de 2022 a las 21:05

Por Luis Romero Álvarez, www.fms.com.uy, especial para El Observador

Dice la filosofía oriental que en nuestras fortalezas están nuestras debilidades. Y así fue nomás en materia de nuestra sanidad: a la fortaleza de librarnos de la aftosa siguió la debilidad de empeorar en todo lo demás.

Recuerdo el tiempo en el que la garrapata era un problema al norte del Río Negro… hoy hay por todos lados, incluso infecciosa, que antes estaba en rincones muy bien localizados; antes con casi 30 millones de ovinos la sarna era rarísima y ahora aparece a cada rato; con la bichera nunca dimos la batalla; la mosca de los cuernos nos pasó por arriba y suma y sigue; y la brucelosis nos tiene cercados.

Aquí quisiera presentar un evento reciente para ejemplificar los cambios que necesitamos. En 2018 llegó a un establecimiento un aviso de interdicción por vecino con brucelosis. Quien firmó la notificación no era ni encargado del campo, estaba allí por un tema de caballos criollos, pero conocía que en el predio no había ganado así que la interdicción no operaba en los hechos. El representante legal del establecimiento nunca se enteró de la interdicción. Tres años después, en diciembre pasado, al preparar un embarque por una venta de pantalla llega el aviso de campo interdicto, señalando que ha estado así desde 2018 y que ahora además hay un Dicose lindero con un foco detectado.

Averiguando qué había pasado, resulta que el dueño de una inmobiliaria fue comprando fracciones que salían al mercado a buen precio y de paso les ponía algún ganado. Así se volvió propietario de cantidad de pequeños padrones a poca distancia uno de otro, todos con el mismo Dicose. En este caso que analizamos, resulta que su foco actual estaba a más de 15 kms del establecimiento ahora interdicto (de nuevo porque según parece la interdicción de 2018 nunca se había levantado).

Veamos las enseñanzas que este caso real nos deja.

Primero, un predio no puede quedar tres años interdicto y que no pase nada… los focos al conocerlos hay que combatirlos y eliminarlos activamente y luego levantar urgentemente las interdicciones que haya sido necesario imponer (debidamente notificadas al representante legal del campo, no a alguno que estaba allí).

Segundo, los que contagian son los animales enfermos, no los papeles ni los Dicose. Hay que aplicar interdicciones a aquellos predios que están en zona aledaña al foco, no a aquellos predios que están a cualquier distancia del foco. Si un productor tiene un padrón con un Dicose, a 5 kms otro padrón con el mismo Dicose, a 5 kms otro padrón con el mismo Dicose y así siguiendo hasta 50 kms de distancia, si aparece un foco en el primer padrón… ¿hay que poner interdicción a lo largo de los 50 kms porque todos están linderos del mismo Dicose? ¡Pero eso no tiene gollete! ¿Cómo es que todavía no corrigieron este disparate? Porque eso es exactamente lo que paso en el caso referido.

Tercero, si se notifica una interdicción, en este siglo XXI la notificación debe llegar a todos los linderos a la vez en el mismo día. En el caso que nos ocupa, el nuevo foco dio lugar a notificación a los linderos reales del foco el 8 de diciembre, pero a este campo que nada tenía que ver le llego el 21 de diciembre al gestionar su embarque. Entre el 8 y el 21 el ganado fue dos veces a la manga (ecografía y filmación) y de haber sido verdaderamente necesario el sangrado se podría haber aprovechado uno de esos movimientos; en vez de eso fue necesario un tercer movimiento y reordenación de embarques ya programados, todo por dos vacas con brucelosis a 15 kms de distancia.

Es evidente para cualquiera con dos dedos de frente que así no se puede ni se debe trabajar. La sanidad del país tiene un solo responsable: el MGAP. Las comisiones departamentales están muy bien, pero la responsabilidad es toda del ministerio.

Y esto debe resonar como el llamado bíblico “¡Escucha, Israel!”. Ahora debe sonar, en el tema sanitario, el llamado “¡Escucha, MGAP!”.

Precisamos que el tema sanidad se aborde con una clara prioridad, con planes de acción concretos y bien diseñados para cada problema sanitario, con evaluación y publicación regular de resultados, identificación de fallos como los planteados arriba y sus respectivas acciones de corrección inmediata. Todo debidamente informado y publicado con máxima transparencia.

Solo así recuperaremos posiciones en materia sanitaria, en defensa de los sacrificados productores del país, que siguen siendo las lonjas de donde salen todos los tientos.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...