Mundo > Elecciones en Brasil

Estado de vigilia ante posibles desmanes antidemocráticos de Jair Bolsonaro 

La comunidad internacional, la Justicia y buena parte de la oposición brasilera seguirán de cerca los pasos del presidente electo 

Tiempo de lectura: -'

03 de noviembre de 2018 a las 05:04

La victoria de Jair Bolsonaro en Brasil y la posibilidad real de que sus ideas populistas de extrema derecha se conviertan en una realidad a partir del próximo 1° de enero, han puesto en alerta al Tribunal Superior de Justicia, mientras los partidos de la oposición dan los primeros pasos para hacer operativo en el futuro Congreso un frente democrático que actué como contrapeso ante eventuales políticas que violenten el estado de Derecho o valores democráticos.  

El nuevo presidente brasileño, elegido en segunda vuelta electoral con 55,13 % de los votos válidos, se suma a un giro ideológico hacia posiciones extremas y ultra conservadoras que se reflejan con virulencia en Estados Unidos, Italia, Austria, Filipinas, Hungría y Polonia, que han alterado el panorama político mundial desde 2010. Bolsonaro asume las riendas de Brasil cuando se sabe que los líderes con opiniones autoritarias -que no ocultan- son coherente cuando llega la hora de gobernar. En la mayoría de esos países, con partidos políticos debilitados o que enfrentan una gran pérdida de credibilidad, los populistas jefes de Estado o primeros ministros intentan cumplir con lo que prometieron en la campaña electoral.   

“En la cabeza del presidente electo, formateada en los años 60 del siglo pasado, corrupción y disolución moral son rasgos indisociables de los regímenes democráticos. El trasplante del discurso de la Guerra Fría al mundo actual exigió algunas adaptaciones, pero el ideario del capitán sigue pautando en el ‘peligro rojo’, analizó Fernando Limongi, doctor en ciencias políticas y uno de los principales expertos en partidos políticos en Brasil, en una columna en el diario Valor, el 29 de octubre.  
Y eso es lo que temen en estas horas los defensores de la democracia: liderazgos como el de Bolsonaro se comprometen a respetar la Constitución, pero terminan dañando el juego democrático. 

En ese sentido, el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, dijo que Bolsonaro es un “demócrata iliberal” porque ha sido elegido en las urnas, pero que la experiencia demuestra que forma parte de un tipo de políticos que “una vez que están en el poder, difícilmente lo devuelven”. Explicó que es un ejemplo más del “cansancio democrático”. Las diplomáticas declaraciones de los gobiernos de Alemania y Francia por el triunfo de Bolsonaro incluyen reflexiones sobre la importancia de la democracia.

Una opinión más explícita sobre las inquietudes que genera el mandatario electo brasileño provino de la expresidenta de Chile Michelle Bachelet, que, en declaraciones a la prensa en París, el 29 de octubre, dijo que su oficina estará muy atenta “porque queremos que en una democracia tan importante de América Latina los derechos humanos se sigan respetando y la democracia siga consolidándose”. Durante un foro en la capital de Francia, se lamentó se la elección de políticos con “discursos homófobos, misóginos” y que sostienen que “la tortura está bien para conseguir la información que necesitas”.   

11,9% fue el desempleo en Brasil en julio-setiembre, una baja respecto al 12,1% del trimestre anterior, debido a un aumento del trabajo informal, según datos oficiales. 

Organizaciones no gubernamentales con presencia internacional, preocupadas por la suerte de las minorías en Brasil por el discurso del futuro presidente, han dicho que realizarán una marcación cuerpo a cuerpo para que en el próximo período de gobierno se respeten los derechos humanos.

“Human Rights Watch seguirá de cerca la retórica y las acciones del gobierno de Bolsonaro”, declaró el director para las Américas de la organización, José Miguel Vivanco. Pero es en el propio Brasil donde empieza a escucharse voces que expresan más zozobra por un discurso como el de Bolsonaro empiece a retumbar en el Palacio Planalto.

Respetar las instituciones

El temor que despierta Bolsonaro quedó reflejado en unas declaraciones del presidente del Supremo Tribunal Federal (STF), José Antonio Dias Toffoli. No es usual que el principal referente de la Justicia brasileña, el mismo día del acto electoral en segunda vuelta, el 28 de octubre, y antes de que se conociera el resultado, haya hecho un llamado al respeto del estado de Derecho como si estuviera en riesgo la democracia.

“El futuro presidente debe respetar a las instituciones, a la democracia, al estado de derecho, al Poder Judicial, y al Congreso Nacional”, dijo el presidente del STF, que tras conocer la victoria de Bolsonaro añadió que “espera que se gobierne por la unión del país”.

Quizás la primera señal clara de cómo reaccionaría la Justicia se observó el 30 de octubre en un fallo del STF en contra de la intervención policial en las universidades públicas, tras las operaciones en decenas de instituciones terciarias donde los estudiantes expresaban su rechazo a Bolsonaro, antes de ser elegido como presidente.

Durante la audiencia, los nueve magistrados respaldaron la suspensión de los operativos por considerar que afectaban la libertad de expresión y pensamiento de las universidades.
“No hay derecho democrático sin respeto a las libertades (...). La única fuerza legítima que puede invadir las universidades es la de las ideas libres y plurales. Cualquier otra, es tiranía”, afirmó la jueza Carmen Lucía Antunes, la relatora del caso. 

Es en el frente político donde aparece más claro la actitud de vigilancia ante la posibilidad de que no se respeten la Constitución y la ley.  Las alertas que lanzaron casi todos los candidatos presidenciales en primera vuelta -hoy en la vereda de la oposición- acerca del discurso de “odio” de Bolsonaro, parece que empieza a cristalizarse en un frente común para evitar eventuales desbordes antidemocráticos del presidente electo al que algunos empiezan a identificar como el “Trump del Trópico”. Sin embargo, el camino para un único bloque en el Congreso presenta debilidades por las divisiones en la izquierda y pujas por quién tendrá las llaves del liderazgo opositor. 

Esta semana, tres partidos de izquierda anunciaron la formación de un frente opositor al presidente electo, pero sin la participación del Partido de los Trabajadores (PT), del expresidente Luis Inácio Lula da Silva, cuyo candidato presidencial, Fernando Haddad, perdió ante Bolsonaro.

Tres partidos de izquierda anunciaron la formación de un frente opositor al presidente electo, pero sin la participación del Partido de los Trabajadores (PT), del expresidente Luis Inácio Lula da Silva 

El nuevo bloque, la tercera fuerza de izquierda después del PT, está integrado por el Partido Democrático Laborista, cuyo candidato presidencial, Ciro Gomes, obtuvo el tercer lugar en primera vuelta; el Partido Socialista Brasileño (PSB) y por el Partido Comunista. Los 69 parlamentarios en el futuro Congreso es una fuerza suficiente como para aprobar o rechazar propuestas del próximo gobierno federal.

La actitud del frente rival a Bolsonaro, según sus referentes, es hacer una “oposición constructiva y afirmativa”, que reconoce la legitimidad del nuevo presidente, pero muy sensible al respeto a la democracia.

“Vamos a trabajar para que Brasil pueda salir de la actual crisis, pero sin permitir que se retiren otros derechos”, afirmó André Figueiro, vocero del PDT en la Cámara Baja.
En el frente izquierdista argumentaron que la ausencia del PT se explica en que ambas partes entienden muy diferente el papel de la oposición durante el próximo período. En se sentido, critican la decisión del partido de Lula de resistir siempre al gobierno de Bolsonaro y de rechazar cualquier proyecto de ley que presente la futura administración de extrema derecha. 

Sin embargo, hubo otros motivos políticos que explican que el PT haya quedado a un lado. Uno de ellos, es la falta de autocrítica con los hechos de corrupción que hubo durante sus gobiernos, por lo que fueron encarcelados varios dirigentes y el propio Lula. “Hagan un mea culpa, pidan disculpas, tengan humildad”, había reclamo Gomes durante la campaña y por lo que evitó apoyar públicamente a Haddad en el balotaje. La segunda, es una lucha por el liderazgo opositor que piensa librar Gomes.   

12 de los 27 gobernadores elegidos en las elecciones brasileñas, incluyendo dos de los ricos estados de San Pablo y Río de Janeiro, están alineados con el presidente electo, Jair Bolsonaro.

Así las cosas, el PT, la principal fuerza en el Congreso, aunque perdió votación, pretende también comandar la oposición, de una forma más radical, que por su experiencia y estructura parece tener una ventaja comparativa respecto a los otros partidos. Cuenta para ello con la mayor banca en la Cámara Baja y seis senadores para ejercer la oposición en un Congreso polarizado y fragmentado en unos 30 partidos.  

Empero, la situación interna del PT es muy delicada, por más que Haddad obtuvo el apoyo de 47 millones de votantes, como para saber desde ya si podrá convertirse en el principal opositor.
Pese a la orden de Lula para que Haddad será el referente del partido, nadie pone en duda el liderazgo natural que ejerce el dos veces presidentes, pese a que está en prisión, a lo que se suma algunas resistencias internas al candidato del PT.   

La único que está claro es que, por los antecedentes de los presidentes como Bolsonaro en el mundo, la comunidad internacional, la Justicia y buena parte de los legisladores del futuro Congreso de Brasil ya están en estado de vigilia.  

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...