Fútbol > CLÁSICO

Esteban Conde, un error y mil atajadas

El golero de Nacional carga con el error en el gol de Fluminense, pero lleva tres años en el más alto nivel

Tiempo de lectura: -'

09 de noviembre de 2018 a las 05:04

Esteban Conde tiene 138 partidos en Nacional. La inmensa mayoría de los que el club disputó en los últimos tres años. Es el capitán del equipo desde que se fue Diego Polenta. A los 35 años está cumpliendo el sueño de cuidar el arco del cuadro de su corazón, con el antecedente de haber defendido al homónimo amateur Nacional de Young.

Un golero serio, de extensa trayectoria (Rentistas, Danubio, Universidad de Chile, Atlético Rafaela), campeón Uruguayo con Danubio y con Nacional, convocado en varias oportunidades a la selección nacional (la última fue el año pasado para los partidos contra Venezuela y Bolivia) y candidato a ganar el premio a mejor jugador e integrar el equipo ideal de la presente temporada de acuerdo a una lista de 30 futbolistas que confeccionó la AUF.

En el Uruguayo Especial 2016 fue elegido el mejor golero del campeonato en la encuesta Fútbolx100 que anualmente realiza El Observador consultando a 100 periodistas. El 26 de noviembre del año pasado, cuando Nacional enfrentó a Defensor Sporting y a Conde lo homenajearon porque alcanzó los 100 partidos con la tricolor, todos eran elogios y basta repasar las redes sociales.

Hace nueve días cometió un error que le costó a Nacional la eliminación de la Copa Sudamericana. Salió jugando y le entregó la pelota a Luciano, delantero de Fluminense, quien marcó el gol de la victoria. En la siguiente jugada, llegó un centro a su arco y se le escapó la pelota.

10 clásicos son los que ha disputado Conde, de los que Nacional ganó dos, empató cinco y perdió tres. Todavía no ganó ninguno oficial.

Entonces, algunos hinchas y periodistas criticaron con acidez el rendimiento de Conde. Una jugada (o un partido malo) les cambió rotundamente el aplauso por el silbido.

Esa imagen es lo que primero recuerdan ahora sus detractores, porque está aún fresca en la memoria. Se olvidan de repasar los penales que atajó y las veces que salvó a Nacional con tapadas estupendas.

Después del fallo contra Fluminense, Medina apoyó a su golero: “Los errores de los arqueros muchas veces no se pueden disimular cuando son goles. Hay errores que se pueden disimular cuando son jugadores de campo. Era fundamental darle la confianza. Es un muy buen arquero, nos salvó en muchos partidos, es el capitán del equipo y demostró mucha personalidad”.

Tres años antes

Cuando Gustavo Munúa dejó el arco para convertirse en el entrenador de Nacional, Esteban Conde ocupó su lugar. El Coco estaba jugando en Atlético Rafaela y llegó a los tricolores a mediados de 2015. Al mismo tiempo fue contratado Luis Mejía, de Fénix.

Esa primera temporada (2015-2016) jugó 42 de los 44 partidos oficiales que disputó el equipo. Faltó contra Plaza Colonia porque el técnico rotó la alineación y frente a Rosario Central en la Copa Libertadores porque tenía dos amarillas.

Disputó los 14 encuentros del Uruguayo Especial 2016. En 2017 fue el golero en 45 de los 46 partidos disputados; faltó a uno del Intermedio porque fue convocado a la selección.

Este año Medina rotó más, incluido el arco, por lo que Conde disputó 37 de los 53 partidos oficiales. Los otros 16 fueron para Mejía.

En el primer semestre Nacional arrasó con los dos campeonatos locales y Conde era destacado porque se mandaba una o dos atajadas formidables por encuentro. En la segunda parte del año el rendimiento del equipo decayó. Defensivamente tuvo problemas, el técnico no pudo armar una línea de cuatro que diera total seguridad y eso repercutió en los goles en contra. También lo hizo el riesgo que suele correr el equipo cuando intenta salir con la pelota bien jugada desde su arquero. Contra el Flu falló, pero las atajadas son más que los errores.

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...