Nacional > En Paysandú

Estudiante denunciado por robo entró a los golpes en una UTU y amenazó al director

Había sido citado a declarar en la Justicia por robar herramientas y eso lo enfureció

Tiempo de lectura: -'

08 de mayo de 2018 a las 10:46

"¡Vení, que lo vamos a arreglar afuera!". El director de la escuela de UTU de Paysandú, Mauricio Zarauz, sentado en el escritorio de su despacho, no entendía qué estaba pasando. Eran las 14.30 de este lunes, y mantenía una reunión con la subdirectora del centro, Lourdes Pintos, y otra profesora. "¿Qué pasó, qué pasó?", le respondió, sorprendido, al estudiante de 15 años que había entrado en la oficina de la Dirección sin tocar la puerta. "Que vengas para afuera, que lo vamos a arreglar", le dijo el adolescente.

Zaraus, sobresaltado, se levantó y cerró la puerta del despacho, lo que enfureció al joven, que minutos antes se había retirado de la Fiscalía de Paysandú, en donde estaba declarando como presunto autor por un robo en el taller mecánico de la escuela. La denuncia, presentada por las autoridades de la institución, lo señala a él –junto a otros compañeros– como responsable del robo de herramientas valuadas en $ 19 mil, según informó El Eco Digital de Paysandú.

"Ese era el motivo de su enojo", dijo a El Observador la subdirectora Pintos, también secretaria de prensa de la Asociación de Funcionarios de UTU.

La policía demoró ocho minutos en llegar, pero para entonces el estudiante ya había roto un vidrio de la oficina y golpeado la puerta con violencia, mientras buscaba al director.

No había nada que hiciera la adscripta, del otro lado de la puerta, que pudiera detener su violencia.Tampoco podían calmarlo los educadores sociales.

"Estamos en conversaciones con el fiscal y con otras instituciones, como el INAU, para pedir apoyo", señaló a El Observador Nilsa Pérez, directora general del Centro de Educación Técnico Profesional (CETP). "Es una situación muy compleja, en la que vamos a tener que revisar todo e intervenir para dar todas las garantías para el estudiante y su familia: estamos hablando de que el agresor es también nuestro objeto de atención y trabajo", añadió.

Lea también: El protocolo que sigue la ANEP para casos de violencia chocó contra la realidad

Los dos policías que acudieron al llamado, que se negaban si quiera a tocarlo porque era menor edad, tampoco pudieron disuadirlo. Al contrario, la ira del joven aumentó y golpeó con su puño el vidrio de otra sala. Eso le generó una herida profunda y motivó el llamado a la emergencia móvil.

Solo la madre, que llegó al rato alertada por la institución, lo convenció de que se dejara atender por los médicos -contó Pintos- y que luego fuera trasladado a una mutualista para que recibiera también atención psicológica.

Justicia

La fiscal Estela Long sigue el caso con atención, porque además de indagar al menor por el hurto de las herramientas, ahora también recibió las denuncias por los delitos de amenazas y daño que presentó la institución.

Sin embargo, la fiscal dijo que al momento -aunque puede hacerlo en unos días- no planea formalizar un juicio en su contra, porque ahora espera la evolución que tendrá su tratamiento en Comepa, mutualista en la que está actualmente internado.

“Tiene un consumo importante de cocaína”, dijo la fiscal, y contó que ya había sido internado por consumo problemático. Agregó que “se están tomando todas las precauciones” para cuidar su salud, y que aguarda los informes médicos de los profesionales del centro de salud.

De todos modos, Long tampoco tiene intenciones de proponer prisión preventiva para el joven, cuando lleve este caso a la Justicia, sino que planteará que se la sustituya por medidas de otro tipo, que apunten a la atención de su delicada situación, como la continuación de tratamientos de apoyo y recuperación.

Repudio

Los docentes de la escuela decidieron ocupar el edificio durante todo el martes, y reclamar al CETP su necesidad de contar con más psicólogos para conformar un equipo multidisciplinario que pueda atender a sus estudiantes, muchos de ellos en situación de vulnerabilidad, aseguró Pintos.

Además, al igual que los docentes de la UTU de Colón que debieron presenciar cómo un padre reiteraba a su hija del centro a los golpes y empujones, reclaman la contratación de un portero "que pueda controlar el ingreso" a la institución.

Según indicaron fuentes del caso, el joven, que hoy se encuentra suspendido, también atraviesa por importantes problemas familiares, y tiene un mal vínculo con los compañeros. Además, aunque no lo mostró cuando amenazó al director, tenía un cuchillo entre su ropa. "No podrá volver sin que al menos tenga tratamiento psicológico", sostuvo la subdirectora.

Nilsa Pérez, la directora del CETP, resaltó que se encuentra en "comunicación directa" con los docentes y funcionarios de la institución, quienes este lunes divulgaron un comunicado en el que expresaron su rechazo a los "brutales hechos de violencia" y el repudio "en todos sus términos" de todas las situaciones "que pongan en riesgo a estudiantes o funcionarios" de UTU.

"Esto deja visualizar a qué situaciones límites se encuentran sometidos los funcionarios de la educación a diario", afirmaron los trabajadores.


Comentarios