Cargando...
Diputada interpelante, Lucía Etcheverry

Nacional > INTERPELACIÓN A HEBER

Etcheverry: "Tuvimos respuestas de un parlamentario experiente, no de un ministro"

La diputada interpelante, Lucía Etcheverry, cuestionó la decisión del gobierno de dejar de comunicar las fugas de las cárceles, criticó los ánimos "refundacionales" de la administración y opinó que Heber desempeña un "rol netamente político", pero carente de "gestión". 

Tiempo de lectura: -'

30 de septiembre de 2021 a las 05:03

El Frente Amplio interpeló este martes al ministro del Interior, Luis Alberto Heber, y le pidió la renuncia. La diputada interpelante, Lucía Etcheverry, cuestionó en entrevista con El Observador la decisión del gobierno de dejar de comunicar las fugas de las cárceles, criticó los ánimos "refundacionales" de la actual administración y arremetió contra lo que considera un "rol netamente político" de Heber, pero carente de "gestión". 

El oficialismo critica el uso de la interpelación por este fin. ¿Por qué se acudió a esa herramienta?
El FA planteó ir a comisión general. Entre coordinadores de bancada se había transmitido que los partidos de gobierno iban a acompañar. El régimen permite que los 99 representantes puedan participar. Pero a último momento, no dieron los votos. Lo que quedaba era la interpelación. De alguna manera, la decisión la toma el gobierno. 

¿Qué percepción le quedó de la interpelación?
Que buena parte de las 65 preguntas, ordenadas y concretas, tuvieron respuestas parciales o eludidas en un rol netamente político del ministro. El ministro me genera dudas desde su idoneidad, al reconocer situaciones de las que se enteraba hacía muy poco. Puede haber dominio de las reglas de juego del sistema político, pero no de la gestión. Tiene un discurso que dice convocar al diálogo, pero se para en el lugar de : 'Esta historia empieza con nosotros'. Eso es refundacional. 

El ministro dice que este año va a ser el de menor cantidad de fugas en los últimos años. ¿Cómo lo evalúan?
Si así fuera, está bárbaro y tendrá que ver con las medidas tomadas. Ayer quedó claro que hay una decisión de no comunicar a la opinión pública de una fuga. Eso tiene fundamentos empíricos, no es un invento. Quien protagoniza una fuga requiere colaboración de adentro o de afuera, y eso tiene un costo, por la ropa, el traslado, el alojamiento. Cuando se comunica, esos "servicios" de los que requiere el recluso se encarecen. Incluso quienes puedan tener rivalidades con la persona pueden eventualmente informar, con la misma sociedad que está más alerta para colaborar. 

Heber dijo que comunicar la fuga puede ser contraproducente para la posterior búsqueda.
No explicó por qué. Favorece y hay un fundamento empírico. Ahora se comunican las recapturas. ¿Esas son todas las fugas, o no se informa de a quienes no se recaptura? No fue respondido. 

El ministro planteó: "Este horror no lo podemos resolver en un año y medio". Usted integra el MPP, que estuvo al frente del Ministerio del Interior por diez años consecutivos. ¿No les cabe una autocrítica?
Por supuesto, y la hicimos. No solo el sector, sino también (el exministro, Eduardo) Bonomi. Reconocemos errores. El tema es que ya no estamos en el gobierno. Acá hay un partido con casi dos años en el gobierno, con compromisos asumidos y lineamientos para los que no ha marcado recursos. Esa gestión no tiene sustento material. El FA hizo autocrítica y, sometido a la valoración de la población en las elecciones, hoy está en la oposición. Hablemos entonces de quienes entendían que se iban a hacer cargo. 

¿Corresponde pedirle la renuncia a un ministro que lleva cuatro meses en el cargo?
No pasa por los meses. Es el responsable de gestionar la seguridad pública. Tendrá poco tiempo, pero lleva casi 18 meses en el gobierno. Sin duda que trabajaron para tener un diagnóstico y ofrecer las opciones que la ciudadanía votó. Pero le estamos planteando su desconocimiento e improvisación, que ha sido una constante en el último mes y medio. Ayer decía: "Me entero hoy". Estamos convencidos que tiene que haber una política de Estado en el sistema penitenciario. Pero para eso hay no hay que tener una actitud refundacional, de decir que estuvo todo mal. 

¿Qué ventaja encuentran a la renuncia de Heber? ¿No puede llevar a una mayor inestabilidad en el sistema?
Para mí no es ninguna ventaja, ni es algo que hubiera querido plantear. El punto es que frente a nuestras interrogantes, tuvimos respuestas de un parlamentario sumamente experiente. No de un ministro que tiene que gestionar. Seguimos con toda la voluntad de dialogar con el gobierno, pero en esta política el ministro no nos generó la certeza para transitar ese camino. 

Lo cierto es que se le pide la renuncia. Se entiende que es mejor su renuncia a su continuidad. ¿Por qué entienden que debería renunciar y no permanecer para tratar de cambiar la política carcelaria?
Porque a lo largo de las 20 horas quedó evidenciado su desconocimiento sobre la cartera que tiene que liderar.  

Heber reconoció que no hay una política carcelaria, pero pone la mira en la conformación del 'GACH carcelario'. ¿Cómo lo ven desde el FA?
Está muy bueno, y responde a una lógica de pandemia en que la ciencia ocupó un lugar preponderante. Pero se perdieron 18 meses de instalar ese equipo de asesoramiento. Se podría haber hecho desde el inicio, porque estaba en el Compromiso por el País. Bienvenido sea ese equipo, pero hay cuestiones que se hicieron que hay que considerarlas. Esto no es refundacional.

¿Qué se hizo?
Tenés una planificación estratégica del Instituto Nacional de Rehabilitación, que marcó el trabajo hasta el 2009, en lo que tiene que ver con convenios con universidades, procesos educativos, emprendimientos laborales, trabajos con las familias, cuestiones de trato y tratamiento, salud sexual de las mujeres. Algunas funcionaron muy bien y otras quedaron en el debe. Este consejo debería tomarlas, porque fueron un rumbo en la política penitenciaria. 

Heber insiste en crear un Ministerio de Justicia y una fiscalía especializada con competencia permanente en cárceles. ¿Cómo lo ven?
El ministerio vale la pena discutirlo. Pero así como dice eso, ha dicho que va a construir seis cárceles, después tres, que va a contratar... Puedo seguir proponiendo cosas, pero algo tengo que empezar a concretar. Son roles bien diferentes el legislativo y el ejecutivo. 

También puede decirse que lleva pocos meses y que le resta más de la mitad del período. 
Sí, pero el gobierno empezó el 1° de marzo. Lo mismo nos reclamaban a nosotros, y es así. 

También hay que considerar una pandemia mediante.
Por supuesto, pero la tenemos que considerar para todo, desde la crisis económica y el incremento de la población por debajo de los niveles de pobreza.

¿Por qué dice que no hay recursos para concretar las propuestas de la cartera?
No se han planteado. Si un organismo del Poder Ejecutivo presenta sus aspiraciones solicitando los recursos, el Parlamento no le da un cheque en blanco. Le exigen que un plan con objetivos, recursos, todo asociado a un costo presupuestal. Eso no está. Para construir centros de reclusión iban a enajenar bienes inmuebles del ministerio. A un año de eso, no se concretó ninguna. Se plantea la posibilidad de un fideicomiso, pero no hubo un detalle de cómo se iba a estructurar, ni los plazos, ni los montos. Ahora se plantean los CCC, los Contratos de Construcción Carcelaria, pero a la Rendición de Cuentas no ha entrado ningún artículo. Está bien que anuncie aspiraciones, pero hay que concretar. 

En este período aumentó la población carcelaria. ¿No es una materialización de que los artículos de la LUC que se están tratando de impugnar están dando resultado?
Frente a una situación crítica del sistema penitenciario, ingresan 3.000 personas más. No empieza el 1° de marzo, pero sí se agrava con las decisiones del gobierno. Por otro lado, la LUC empieza a regir a fines de agosto. La tendencia al incremento de las personas privadas de libertad viene de antes. Por supuesto que tiene incidencia. Mencionábamos situaciones de mujeres jefas de hogar, con hijos, de extrema vulnerabilidad, que por ingresar a prisión cuatro cigarros de marihuana tienen la misma pena que quienes ingresan 400 kilos. Son más de 600 mujeres. ¿Cometieron delitos? Sí. ¿Pero la forma de resarcir a la sociedad es ir a estos lugares?

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...