Nacional > GOBIERNO DEPARTAMENTAL

FA prepara rol asistencial de la IMM ante dudas sobre el futuro Mides con Lacalle presidente

La actual administración dejará las "herramientas prontas" en caso que la comuna capitalina tenga que "afrontar una mayor responsabilidad"

Tiempo de lectura: -'

25 de diciembre de 2019 a las 05:01

El Frente Amplio (FA) trabaja desde hace varios días en el programa de gobierno para Montevideo, por lo que definió en un plenario departamental los ejes temáticos sobre los que se hará hincapié en caso de retener el gobierno departamental. Según supo El Observador, uno de los aspectos que se analizará es el de las políticas sociales que puedan desplegarse desde Montevideo en caso de que el gobierno nacional impulse cambios drásticos en esa área. 

"Prefiero darle de comer a un niño que tapar un pozo", fue la frase que acuñó Tabaré Vázquez cuando hizo campaña y ganó en 1989 la Intendencia de Montevideo (IMM), que por primera vez pasó a estar gestionada por la izquierda hasta la actualidad. 

Con la llegada del FA al gobierno nacional el rol protagónico en materia asistencial lo asumió el Ministerio de Desarrollo Social (Mides), creado en marzo de 2005 a través de una ley de urgente consideración. Sin embargo, para el próximo período está sobre la mesa que –a nivel departamental– sea la IMM la que tenga que afrontar una mayor responsabilidad en esa área. 

La actual directora de Desarrollo Social de la comuna, Fabiana Goyeneche, aseguró a El Observador que si bien es temprano para tomar decisiones, la comuna sigue con atención los pasos que dará el próximo Ejecutivo en materia social.  

"Si es cierto que algunas políticas se dejarán de implementar o cambiarán drásticamente, la intendencia puede llegar a tener que afrontar esa responsabilidad. La necesidad de la gente se sostiene y, al no recibir la respuesta del gobierno nacional, golpea la puerta del departamental", explicó Goyeneche. 

Aunque la actual administración coincidirá solo unos meses con el gobierno de coalición, si el FA retiene la IMM deberá dialogar los próximos cinco años con las autoridades designadas por el presidente electo Luis Lacalle Pou. 

Según Goyeneche, hay dos aspectos que serán claves para conocer cómo se comportará el gobierno nacional respecto a las políticas sociales. Por un lado, el contenido de la ley de urgente consideración y, por el otro, las primeras medidas que tomen las nuevas autoridades. 

"Hay que dejar las herramientas prontas para poder reforzar las políticas sociales de ser necesario", señaló la abogada e integrante del sector Casa Grande. 

https://www.elobservador.com.uy/nota/lacalle-asegura-reestructura-del-mides-con-jurista-de-su-confianza-20191213101616

Para la directora de Desarrollo Social, "las herramientas están" y la IMM tiene la "profunda ventaja" de estar "desplegada en todo el territorio departamental", algo que le asegura una "gran llegada a la población". "Por supuesto, hay temas de los que no se ocupa (la intendencia) porque lo hace el gobierno nacional. Pero en caso de no hacerlo (el gobierno nacional), se tendrá que volver a arrogar ese trabajo", señaló. 

Goyeneche explicó que hay muchos "espacios institucionales" que la intendencia comparte con el Mides, así como el Ministerio de Salud Pública y la Administración de Servicios de Salud del Estado (Asse). "Una vez que el gobierno electo asuma y se ponga en marcha tendremos que tener un diálogo para conocer el trabajo que van a llevar adelante", sostuvo la jerarca. 

El presupuesto que envíe a la Junta Departamental de Montevideo (IMM) para el próximo período será clave para definir el margen de acción de la intendencia en materia social. Además, cuando eso suceda ya se habrá aprobado la ley de urgente consideración y habrá más información sobre el rumbo que tomarán los ministerios claves. Por lo general, el presupuesto se aprueba a comienzos del año siguiente a la asunción de las nuevas autoridades. 

El antecedente de Arana

El último intendente de Montevideo que coincidió con un gobierno nacional de diferente partido fue el arquitecto Mariano Arana. El edil de Montevideo coincidió primero con el blanco Luis Alberto Lacalle y, en su segundo mandato, con el colorado Jorge Batlle. Consultado por El Observador, Arana aseguró que el vínculo con el gobierno nacional "no fue fácil". 

De esta manera, recordó que en su segundo mandato (2000-2005) llegó a denunciar públicamente que el ministro de Vivienda de entonces –cuyo nombre prefirió no dar– no lo recibió en todo el período como jefe departamental.

El Ejecutivo de Battle tuvo dos ministros de Vivienda. Entre el 2000 y 2002 estuvo el integrante del Partido Nacional, Carlos Cat, y entre 2002 y 2005 comandó esa cartera el colorado Saúl Irureta. 

Arana se refirió a "discriminaciones notorias" desde el gobierno nacional hacia el departamental, que fueron denunciadas por el arquitecto en las asambleas del FA, pero también en las sesiones del Congreso de Intendentes. Según Arana, lo que le permitió "sortear" esas dificultades fue el trabajo en equipo con los integrantes de su gabinete. 

"Procuraba tener diálogo, pero se me negaba", dijo sobre el vínculo con el gobierno nacional. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...