Nacional > mercosur

Falta de acuerdo por “flexibilización” provocó que no hubiera declaración conjunta del Mercosur en sus 30 años

Redacción promovida por Uruguay planteaba avanzar en la flexibilización del bloque y junto a Brasil acordaron no firmar una declaración si no se incluía ese punto

La representación uruguaya en la cumbre del Mercosur

Tiempo de lectura: -'

26 de marzo de 2021 a las 21:05

El cruce entre el presidente argentino Alberto Fernández y el presidente uruguayo Luis Lacalle Pou respecto al Mercosur como “lastre” no fue la única muestra de las hondas diferencias que priman en la interna del bloque que este viernes cumplió 30 años.

La cumbre, en la que Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay celebraban un nuevo aniversario, no solo concluyó con Fernández pidiendo a quienes ven al Mercosur como “una carga” que “tomen otro barco”; también culminó sin que se emitiera la declaración conjunta formal que suele coronar este tipo de encuentros. 

Entre los principales puntos de discordia estuvo justamente la discusión sobre la flexibilización del bloque, uno de los principales reclamos de Uruguay en los últimos años, y que el gobierno de Luis Lacalle Pou adoptó como bandera.

Según contaron a El Observador fuentes del gobierno, de cara a la reunión de este viernes, y en la negociación previa de los términos de la declaración conjunta, Uruguay presentó una propuesta para que se incluyera un punto específico llamando a avanzar en la flexibilización del bloque. 

El documento borrador, señalaron las fuentes, planteaba en uno de sus puntos una moción para discutir la flexibilización. Para ello, Uruguay contaba con el apoyo de Brasil, con quien acordó que no firmarían ninguna declaración que no incluyera ese punto

La postura de Uruguay y Brasil, sumada a la resistencia de Argentina a su propuesta, llevó a que quedara por el camino toda la declaración conjunta, que incluía aspectos comerciales y una reivindicación del bloque a sus 30 años.

La carga y el barco 

Lo que pretendía el gobierno liderado por Lacalle Pou, junto al canciller Francisco Bustillo, era dejar por escrito, en negro sobre blanco, el compromiso del discutir de una vez la modernización y flexibilización del bloque. 

Si bien esa opción no prosperó, Lacalle Pou aprovechó su intervención para comunicar que Uruguay pedía formalmente discutir la flexibilización, "técnicamente pero sobre todo políticamente". "Tenemos que avanzar en negociaciones con otros bloques. Nosotros no estamos conformes", afirmó el presidente uruguayo en su intervención.

Presidente argentino Alberto Fernández

“Uruguay necesita avanzar. Nuestro pueblo nos exige avanzar en el concierto internacional (...) El mundo se mueve muy rápido. No hay tiempo para grandes diálogos y grandes comisiones. Hay que actuar", remarcó Lacalle Pou, y agregó que si bien “es bueno iniciar diálogos”, la “suma de situaciones” que no terminan en acuerdos “genera frustraciones”. Como ejemplo citó el acuerdo con la Unión Europea. “Tenemos una dificultad. El camino que nos queda recorrer nos genera escepticismo. Tenemos que sincerar ese proceso para ver si vamos a llegar a buen puerto", afirmó.

Lacalle Pou, que en los meses anteriores se reunió con los tres presidentes del Mercosur –el argentino Alberto Fernández, el brasileño Jair Bolsonaro y el paraguayo Mario Abdo Benítez– y les transmitió personalmente esa posición de su gobierno, sostuvo que el bloque “no puede ser un lastre” ni un “corset” en el que Uruguay “no se pueda mover”. 

“Casi todos los presidentes que hablaron antes hablaron de pragmatismo. Me quiero subir a ese concepto, librado de ideologías. Obviamente que el Mercosur pesa, obviamente que su producción pesa en el concierto internacional; lo que no debe y no puede ser es que sea un lastre”, dijo Lacalle Pou.

Sus palabras, sin embargo, provocaron la reacción de Fernández, que dedicó los últimos minutos antes de cerrar la conferencia a responder esa afirmación. 

“Si nos hemos convertido en una carga, lo lamento. La verdad es que no queremos ser una carga para nadie. Una carga es algo que hace que a uno lo tiren de un barco y lo más fácil es bajarse del barco si la carga pesa mucho”, dijo desde Buenos Aires la suspirante voz del mandatario argentino.

“Hago hincapié en que terminemos con esas ideas que ayudan tan poco a la unidad, en un momento donde la unidad tanto nos importa, ¿okey? No queremos ser un lastre para nadie. Si somos un lastre, tomen otro barco. Pero lastre no somos de nadie”, concluyó Fernández. 

Con Argentina reticente a abrir la región al mundo, donde sí ha encontrado eco Lacalle Pou es en el Brasil gobernado por Bolsonaro.

Además de apoyar la flexibilización de las negociaciones con terceros y cambiar la normativa del Mercosur para que no sea “un instrumento de veto o freno permanente”, el presidente de Brasil insistió durante la reunión en la necesidad de revisar el Arancel Externo Común, la carga que se le agrega a los productos provenientes de países por fuera del bloque. 

Lacalle Pou dijo que Uruguay está “de acuerdo en rever el arancel”.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...