Tenis > TENIS

Federer asalta el número 1, pero la batalla recién empieza

El suizo va a Róterdam el lunes por desplazar a Nadal, pero ¿qué puntos defienden en el año?

Tiempo de lectura: -'

08 de febrero de 2018 a las 05:00


El reinado de Rafael Nadal se tambalea. Por sus problemas físicos pero también por el estupendo momento que atraviesa el interminable Roger Federer.

A sus 36 años (el 8 de agosto cumplirá 37), el suizo está a un paso de volver a la cima del ranking mundial.

Sería la cuarta vez en su carrera en la que ya ostenta el récord de ser el jugador que más semanas se mantuvo al frente de la clasificación ATP, con 302.

Pero si lo hace batirá un nuevo récord: ser el número 1 más veterano de la historia. Hasta ahora el récord está en manos del estadounidense Andre Agassi con 33 años, cuatro meses y nueve días.

Agassi llegó seis veces al número 1, la última de ellas entre junio y setiembre de 2003. Estuvo, en total, 101 semanas al frente del ranking ATP siendo el noveno jugador de la historia con más tiempo en la cima. En su carrera conquistó ocho Grand Slams.

Federer lleva 20 y contando. Es el que más ganó en la historia.

El suizo abrió el año conquistando el Abierto de Australia donde defendió exitosamente los 2.000 puntos de 2017 cuando también se coronó campeón.

Su puntaje en el ranking no se alteró. Pero sí el de Rafael Nadal que no pudo alcanzar la final, como en 2017, abandonando en el quinto set de los cuartos de final ante Marin Cilic por una lesión muscular en un muslo.

Eso determinó que la diferencia en el ranking quedara reducida a apenas 155 puntos ya que Nadal dejó escapar 840 unidades.

Por eso se empezó a especular con la posibilidad de que Federer se presentara la semana del 26 de febrero al ATP 500 de Dubái donde el año pasado llegó a segunda ronda perdiendo con el ruso Evgeny Donskoy.

Federer le puso este miércoles fin a la especulación anunciando que va a disputar otro ATP 500 dos semanas antes, el de Róterdam, es decir a partir del próximo lunes.

La organización del evento le otorgó una wild card (carta de invitación) y Federer la aceptó gustoso.

"Es un torneo especial para mí. Recuerdo cuando lo jugué en 1999 siendo uno de los primeros eventos en los que pude jugar al más alto nivel. Se siente bien unirme a la celebración del 45 aniversario del torneo", dijo el suizo en su página web.

La leyanda ganó el torneo en 2005 y 2012.

El director del mismo, el extenista Richard Krajicek comentó: "Estamos emocionados que Roger haya elegido venir al torneo. Es coronar la celebración de la historia del torneo. En los últimos 12 meses ha dado cátedra con su tremendo drive. Se nota perfectamente que quiere capitalizar su gran estado de forma", agregó.

Federer necesita llegar a las semifinales para sumar los puntos necesarios para quedar como nuevo número 1. Son 180 puntos los que se sumarían a su ranking ya que por llegar a cuartos de final suma 45 y a cuartos de final 90. Si es finalista 300 y si se corona campeón, 500.

¿Qué pasa con Nadal? Se recupera de la lesión muscular sufrida en Australia y fortalece la rodilla que lo tuvo a maltraer en la recta final de la temporada 2017 donde anduvo a los saltos en los últimos torneos y donde abandonó el Masters de Londres (el ATP World Tour Finals que juegan los ocho mejores de cada temporada) tras jugar el primer partido del grupo.

Recién volvió en un partido de exhibición antes del Abierto de Australia donde empezó con buenas sensaciones hasta que el físico no aguantó en el duelo con Cilic.

Su calendario indica como próxima parada el ATP 500 de Acapulco que comienza el 26 de este mes. El año pasado llegó a la final y perdió con Sam Querrey por lo que defiende 300 puntos. Eso siempre y cuando se recupere y se presente al torneo.

La lucha se trasladará después después al cemento de Estados Unidos donde Federer defiende los títulos de Indian Wells y Miami. Pero luego, en polvo de ladrillo, Nadal defiende muchas unidades (4.680) y Federer nada porque no participó de la gira en 2017. Todo pinta entonces para que el suizo se quede otro buen tiempo con el 1.

Lo que defiende Nadal

26-2, Acapulco: 300 puntos
8-3, Indian Wells: 90
21-3, Miami: 600
15-4, MonteCarlo: 1.000
23-4, Barcelona: 500
6-5, Madrid: 1.000
13-5, Roma: 180
27-5, Roland Garros: 2.000
2-7, Wimbledon: 180
6-8, Canadá: 90
12-8, Cincinnati: 180
27-8, US Open: 2.000
1-10, Beijing: 500
7-10, Shanghái: 600
29-10, París-Bercy: 180
11-11, Masters Londres: 0

Lo que defiende Federer

26-2, Dubái: 45
8-3, Indian Wells: 1.000
21-3, Miami: 1.000
11-6, Stuttgart: 0
18-6, Halle: 500
2-7, Wimbledon: 2.000
6-8, Canadá: 600
27-8, US Open: 360
7-10, Shanghái: 1.000
22-10, Basilea: 500
11-11, Masters Londres: 600

Comentarios