Espectáculos y Cultura > 25 DE OCTUBRE EN LA TRASTIENDA

Francisco Fattoruso, un nuevo disco y un show lleno de amigos

El bajista, compositor y productor habla de su etapa actual en Los Ángeles antes de la presentación de su cuarto disco en Montevideo

Tiempo de lectura: -'

21 de octubre de 2019 a las 05:00

El movimiento define la vida y por lo tanto, la música de Francisco Fattoruso. Las mudanzas periódicas, algunas determinadas por razones personales o familiares, otras por cuestiones artísticas, pueden escucharse en sus composiciones. Un tema con una base funk tiene también trazas de jazz, rock, metal y de repente, entra una melodía que indudablemente es uruguaya.

Antes de cumplir tres años ya había vivido en varias ciudades estadounidenses (nació en Las Vegas, donde su padre, Hugo Fattoruso, tocaba en ese tiempo), en Buenos Aires, en Río de Janeiro y en Montevideo. Hasta los 12 vivió en la ciudad brasileña, y luego se quedó en Montevideo algunos años. Después estableció un régimen de ida y vuelta entre Estados Unidos y Uruguay, con períodos en ambos países. Cambiar de ciudad, de idioma y de paisaje no es sorpresa para Fattoruso, que allá donde fue se dedicó a tocar, producir, grabar, aprender y colaborar con artistas de diversos géneros y procedencias.

Hace dos años dejó Montevideo, donde vivía desde 2011, y emprendió una nueva mudanza. Esta vez la ciudad elegida fue Los Ángeles. Estar en una de las capitales del entretenimiento mundial lo ha llevado a meterse más en el rubro de la composición y de la interpretación de música para películas, y a tocar junto a músicos que van desde el jazzero brasileño Ivan Lins a la cantante Janelle Monae.

La ciudad californiana es también la última parada del viaje recogido en su cuarto disco, Random Archives, que el próximo 25 de octubre presentará en vivo en La Trastienda, con un elenco de invitados que es prácticamente una selección uruguaya de artistas de distintas generaciones: Matías y Julieta Rada; Christian Cary, Urbano Moraes, Fernando Cabrera y “Lobo” Ñúñez, entre otros.

Random Archives recoge composiciones y versiones en vivo de los últimos diez años, y fue grabado en Montevideo, Buenos Aires, Atlanta y Los Ángeles, con un equipo internacional de músicos. Son siete canciones que resumen los lugares por los que pasó y los colegas con los que tocó durante esos años.

En la preparación para su visita, Fattoruso habló desde Los Ángeles con El Observador sobre el disco, la cruza de influencias, y sus incursiones cinematográficas.

¿Nota que Los Ángeles lo ha influenciado musicalmente?

Definitivamente, uno absorbe mucho lo que tiene alrededor, así sea musical o no, y eso sale en la música. Una de las razones por las que quería estar en una ciudad como esta era para absorber más música. Hay un montón de músicos increíbles que tocan en lugares chiquitos, y también estoy conociendo música nueva, tocando con músicos nuevos constantemente, porque es una ciudad muy grande, entonces luego a la hora de componer, siento que tengo la cabeza más abierta. 

En una entrevista con este diario en 2016 decía que se tarda dos años en sentirse habitante de una ciudad nueva. Ahora que ya cumplió ese plazo, ¿se siente habitante de Los Ángeles?

Si, ya me siento habitante. Si bien es una ciudad muy grande, y lleva más tiempo sentirlo que otras ciudades, la verdad es que si. Me siento parte de acá. Hay que adaptarse porque todo es muy diferente, pero después de ese período ya estás en la órbita, ya entendés como funcionan los horarios y cómo hacer las cosas para que todo funcione. 

El disco incluye composiciones e interpretaciones que abarcan ciudades y años distintos, ¿fue buscado ofrecer un resumen de este tiempo?

Terminó quedando así y no fue planeado, pero pasó eso, porque hay una canción que es de 2008, que la grabé en Atlanta, cuando vivía ahí. Después hay una grabación que hicimos en un estudio en Buenos Aires, que era para un video de YouTube y también hay una canción en vivo grabada en Montevideo. El disco fue pasando históricamente por todos los lugares en los que yo estuve, y termina acá en Los Ángeles, donde hice las composiciones más nuevas, y con músicos de acá. Pero sí, es una especie de cronología musical. 

¿Siente que sus discos son fotografías del momento personal y musical en el que se encuentra?

Para mí los discos van acompañando, son un reflejo de ese momento de mi vida. En el disco anterior, Khronos, estaba viviendo en Montevideo, lo grabé ahí con toda la banda con la que estaba tocando; en el anterior, Music Adventure, hay mezcla entre Atlanta y Montevideo, entonces pasa eso. En uno de los temas de Random Archives toca Gary Novak, que es un baterista increíble que tocó con mucha gente, fue el baterista de Alanis Morrisette, tocó con Chick Corea, y lo conocí tocando con Ivan Lins, nos hicimos amigos y eso llevó a que tocara. 

En el disco hay un sonido “internacional”, pero hay pasajes en los que no hay dudas de que lo que suena es uruguayo. ¿Hay un cuidado especial en que esa influencia esté siempre, o nace sola?

Para mí es natural, tengo una influencia muy fuerte, muy marcada, por parte de la familia incluso: mi padre, mi tío, Rada, Jaime, toda la música uruguaya que era una gran parte de la vida en casa, y fuera también lo ha sido. Es algo que en realidad no lo pienso, está siempre presente. 

En Los Ángeles es músico para los estudios Paramount, pero no es el único contacto con el cine que ha tenido en los últimos tiempos.

Compusimos un tema con Rodolfo Sayagués (guionista residente en Hollywood y excompañero de Fattoruso en el trío de metal Bacteria, la primera banda que integró el bajista, compositor y productor) para la última película que dirigió Fede Álvarez, La chica en la telaraña, y antes ya había hecho la música de Los Modernos en Uruguay, y siempre hay algo picando por ahí en ese rubro.  En este caso se dio porque precisaban una música particular, estábamos grabando un disco de metal con lo que era la banda Bacteria, que ahora tiene otro nombre, para un proyecto que estamos haciendo, y necesitaban algo así, es una canción de metal que aparece en un momento de la película, pero siempre me interesó la composición de música original para películas. Y acá es la industria de eso, entonces siempre estoy generando oportunidades. 

En su última etapa en Montevideo estableció un ciclo regular de jam sessions, ¿cómo es ahora en Los Ángeles?

Acá hay por suerte varios lugares para hacer jams, y los músicos se reúnen ahí aunque no vayan a tocar, pero está la costumbre de juntarse a charlar y pasar un rato juntos, y eso es muy bueno, porque es ahí donde de verdad te conectás con todos. Y estoy siempre tocando y grabando con mucha gente diferente, a lo largo del año.  Lo que me impresiona de acá es la posibilidad de ver a grandes músicos, músicos que de repente en otras ciudades los ves cuando vienen a hacer un show grande, y acá los ves constantemente en un lugar que se llama The Baked Potato, donde tocan grupos de jazz fusión, voy bastante seguido y he visto a todo el mundo tocar ahí, del ambiente. Referentes que tocan o están ahí y es increíble. 

Tanto con las jam sessions como en un repaso por su movimiento constante y exploración de distintos géneros hay un interés por aprender y colaborar. ¿Qué papel tiene eso en su carrera musical?

Para mí es muy importante. Yo preciso mucho eso porque es una forma de absorberlo. Uno puede estar buscando música constantemente y eventualmente encontrar algo, pero acá que hay mucha concentración te la encontrás sin querer. De repente vas a ver una cosa o te invitan a ver un show y te sorprendés. Me inspira mucho eso. 

¿Cómo se formó el plantel de músicos invitados para la presentación montevideana de Random Archives?

Somos amigos con todos, y hay una comunidad. Los músicos somos una comunidad bastante unida. Y la verdad es que a la hora de buscar invitados es muy difícil, porque trato de tocar con algunos con los que no lo hago nunca y otros con los que lo hago más seguido. A Fernando Cabrera por ejemplo, lo admiro muchísimo desde siempre, pero solo toqué dos veces cubriendo a su bajista Federico Righi, pero fue hace veinte años. Con Urbano pasa lo mismo, que lo conozco desde niño y es una presencia súper importante en la música. Con Christian Cary somos amigos y hemos tocado juntos pero nunca en un show mío. Me cuesta porque me gustaría invitar a todos. 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...