Nacional > RELACIONAMIENTO BILATERAL

Pese a que Bolsonaro le dio la espalda, gobierno gestiona reunión de cancilleres en Brasilia

Aunque en sus primeras semanas de gestión Bolsonaro le ha dado la espalda a Uruguay, se intenta revertir esa situación 

Tiempo de lectura: -'

29 de enero de 2019 a las 05:02

“Ve y saca a la izquierda de allí”, le dijo el presidente brasileño Jair Bolsonaro al precandidato nacionalista Juan Sartori durante una charla informal que mantuvieron en la cumbre de Davos, Suiza, la semana pasada. Bolsonaro ha repetido, en sus primeras semanas al frente del gobierno, que no quiere que la izquierda “prevalezca en la región” y ha celebrado que “más personas de centro y centroderecha” estén ganando elecciones.

En el gobierno de Tabaré Vázquez esas señales son observadas con atención y se trabaja intensamente en la concreción de una reunión entre ambos mandatarios. Las gestiones se realizan en Brasilia pero también en Montevideo, a través del embajador en Uruguay, Antonio José Ferreira Simões, según supo El Observador en base a fuentes políticas. Ferreira Simões es un diplomático de carrera que está al frente de la misión desde abril de 2018. Antes, entre 2010 y 2015, fue subsecretario general de América del Sur del Ministerio de Relaciones Exteriores y luego embajador en Madrid.

El mandatario brasileño excluyó a Uruguay de su agenda en el inicio de su gobierno. Vázquez viajó a Brasilia para la ceremonia de asunción pero no hubo un diálogo más allá del saludo protocolar. En su primera gira internacional viajará a Argentina, Paraguay y Chile. El doctor en ciencia política e investigador de relaciones internacionales Camilo López Burián dijo a El Observador que a diferencia de los presidentes del PT, Bolsonaro “tiene otra agenda que lo lleva a priorizar a otros países de la región”.

El jefe de su gabinete ministerial, Onyx Lorenzoni, dijo a la agencia Reuters que estaban esperando a que se realizara la cirugía abdominal para definir la fecha aunque el objetivo es que fuera a la brevedad. La operación –que consistió en retirarle una bolsa de colostomía que le habían colocado luego del atentado que sufrió en setiembre– se realizó este lunes y concluyó con “éxito”, según informó la asesoría de prensa del Palacio de Planalto.

A mitad de enero, Bolsonaro recibió a Mauricio Macri con quien acordó “modernizar” y “flexibilizar” el Mercosur. Días después voló a Suiza para participar del Foro Económico Mundial acompañado por el ministro de Economía Paulo Guedes, el ministro de Relaciones Exteriores, Ernesto Araújo y el ministro de Justicia, el exjuez Sergio Moro. Allí cenó con sus homólogos de Colombia, Ecuador, Perú y Costa Rica y dijo que estaba en contacto con los presidentes de Argentina, Chile y Paraguay, con quienes compartía la visión de una Sudamérica "fuerte".

Las gestiones para la cumbre Vázquez-Bolsonaro se iniciaron a fines de 2018. Como aún no se logró establecer una fecha, la cancillería negocia una reunión entre los cancilleres Rodolfo Nin Novoa y Ernesto Araújo en Itamaraty para el primer semestre de 2019, previa a la cumbre del Mercosur que se realizará en Buenos Aires y en la que Mauricio Macri le entregará la presidencia pro témpore del bloque a su par brasileño.

El objetivo es que la reunión se realice a “agenda abierta” y con una fuerte impronta comercial ya que Brasil es el segundo destino de las exportaciones uruguayas. Si bien en 2018 los montos exportados disminuyeron 6% respecto al año anterior, las ventas superaron los US$ 1.130 millones.  Entre los productos más vendidos se encuentran los plásticos (15% del total), la malta (13%) y los lácteos (12%), según el informe anual de Uruguay XXI.

Venezuela deja de manifiesto las diferencias en política exterior  

La situación en Venezuela genera diferencias entre las cancillerías de ambos países. Una fuente diplomática dijo que las posiciones eran “complejas” y que habían quedado de manifiesto en el abordaje sobre la crisis del país caribeño. Mientras que Uruguay y México hicieron un llamado al diálogo y se ofrecieron para facilitar la comunicación entre el gobierno y la oposición, Brasil se plegó a la declaración del Grupo de Lima que reconoció a Juan Guaidó como “presidente encargado”.

En Davos, Bolsonaro fue más allá y dijo que esperaba un cambio de gobierno en Venezuela “pronto”. Previamente en una reunión con líderes opositores había manifestado que haría “todo lo posible para que la democracia sea restablecida" en la nación caribeña y los ciudadanos de ese país "puedan vivir en libertad". Asimismo, su cancillería señaló que "el sistema encabezado por Maduro constituye un mecanismo de crimen organizado" que se apoya en una "corrupción generalizada, el narcotráfico, el tráfico de personas, el lavado de dinero y el terrorismo".

Pese a que las señales enviadas en el primer mes de gobierno no son auspiciosas, en el Poder Ejecutivo mantienen la esperanza de poder reencausarlas y subrayan las declaraciones del presidente Vázquez, quien al día siguiente de la victoria de Bolsonaro dijo que su “experiencia” le enseñaba que era “oportuno” y “precautorio” esperar a que los acontecimientos “hablen por sí mismos". 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...