Nacional > REPERCUSIONES

Gobierno rechaza decisión de la FIFA pero espera "más elementos" para interceder en el conflicto

El presidente Vázquez y la Secretaría de Deportes siguen el tema con atención; esperan la respuesta a carta enviada por la AUF

Tiempo de lectura: -'

23 de agosto de 2018 a las 05:00

El gobierno –con el presidente Tabaré Vázquez a la cabeza– sigue con atención cada nuevo episodio de la pulseada entre la AUF y la FIFA, pero espera tener "más elementos" arriba de la mesa antes de involucrarse en el conflicto.

Este miércoles, la ministra de Educación y Cultura María Julia Muñoz salió al cruce de la decisión de la FIFA de intervenir la Asociación Uruguaya de Fútbol, señalando que el organismo rector del fútbol mundial no tiene las potestades para incidir en una asociación "radicada en Uruguay".

"No puede haber un organismo internacional que intervenga asociaciones nacionales. Los cambios de estatuto, lo que debe hacer una asociación civil en Uruguay es competencia del Uruguay, no de los organismos fuera del país", afirmó Muñoz en la Estación Central de AFE.

Al respecto, comparó el caso con la filiación de Uruguay a distintos organismos internacionales. "Uruguay pertenece a la OEA, la OEA no interviene en el país. Uruguay pertenece a la ONU, la ONU no interviene en los países", manifestó la jerarca.

En la Secretaría de Deportes, dependiente de Presidencia, tienen una interpretación similar a la de Muñoz, según señalaron a El Observador fuentes del gobierno. En el organismo entienden que si bien la FIFA –como paraguas de las distintas asociaciones– tiene injerencia en los asuntos de la AUF, ello no implica que pueda interceder en el acto eleccionario.

El precepto de la Secretaría es que la intervención es siempre "la última opción", y por lo tanto sus jerarcas aspiran a que sea la propia AUF la que resuelva la situación. En ese sentido, el gobierno está especialmente atento a la respuesta que brinde la FIFA a la carta enviada por la asociación uruguaya exigiendo que se revea la resolución inicial.

El artículo 8° del estatuto de FIFA estipula que "todos los órganos y oficiales deberán observar los Estatutos, reglamentos, decisiones y el Código Ético de la FIFA en sus actividades". Además, dispone que "en circunstancias excepcionales y tras consultarlo con la confederación correspondiente, el Consejo podrá retirar de su función a los órganos ejecutivos de federaciones miembro y reemplazarlos por un comité de regularización durante un periodo determinado".

A su vez, el sitio web del organismo –dentro de la sección "Confederaciones y Asociaciones"– indica lo siguiente: "La FIFA ayuda a las federaciones financiera y logísticamente a través de diversos programas. Pero también ellas tienen obligaciones. Como representantes de la FIFA en sus países, deben respetar los estatutos, objetivos e ideales del organismo rector del fútbol, y fomentar y gestionar nuestro deporte en consonancia".

Pese a las disposiciones de la FIFA, el gobierno se ampara en que puede existir "más de una interpretación" respecto a su alcance, según indicaron las fuentes.

En caso de que FIFA siga adelante con la intervención, el foco del gobierno estará puesto en la integración del "comité de regularización" previsto por el organismo.

Jorge Vázquez al Parlamento

En otro ángulo del AUFGate, la comisión especial de Deporte de la Cámara de Diputados recibe este jueves a las 10 horas al subsecretario del Interior, Jorge Vázquez, para obtener información acerca del proceso de adjudicación de las cámaras de reconocimiento facial a la empresa DDBA.

La interrogante se generó a partir de la grabación de una conversación entre el expresidente de la AUF, Wilmar Valdez, y el empresario Walter Alcántara, en la que Valdez manifiesta que la licitación de las cámaras ya estaba digitada para una empresa y que el Ministerio del Interior cobraría una "cometa", según informó el semanario Búsqueda.

A raíz de eso, la cartera emitió un comunicado afirmando que la cartera "jamás insinuó ni direccionó la contratación de ninguna de las empresas que participaron del llamado", pero días más tarde El Observador reveló la existencia de documentos que prueban la decisiva participación del ministerio en el proceso.

Comentarios