Agro > Conflicto lechero

Gremiales lecheras piden al sindicato que "no siga tirando la piola"

Trabajo procura que se reinstaure la negociación en los Consejos de Salarios para destrabar el conflicto

Tiempo de lectura: -'

11 de julio de 2018 a las 20:07

Sin vistas a una solución posible dado que ninguna de las dos partes parecen ceder, la Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL) sostuvo este miércoles que no hay margen para aumentar los salarios de los trabajadores y pidió al gremio de Conaporle que no "siga tirando de la piola". Desde el 21 de junio el gremio se declaró el conflicto y se trabaja a reglamento, sin horas extras.

Según supo El Observador, el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) mantuvo reuniones con el sindicato y este jueves tendrá un encuentro con Conaprole procurando que se reinstaure la instancia de negociación colectiva en los Consejos de Salarios. La Federación de Trabajadores de la Industria Láctea (FTIL) amenazó este lunes con extender el conflicto a toda la industria desde el próximo lunes si este ámbito no vuelve a formalizarse. En la otra vereda, la Cámara de Industrias Lácteas (CILU) solo accede a renovar el convenio salarial del sector si el gremio de Conaprole levanta sus medidas de lucha.

En tanto, a iniciativa de los productores que componen la Cooperativa Nacional de Productores de Leche (Conaprole), el secretario de la ANPL, Gerardo Perera, reafirmó en conferencia de prensa este miércoles la postura de Conaprole de no dar el brazo a torcer ante los reclamos por los cambios en los regímenes laborales y la forma de cálculo de la antigüedad de algunos de los trabajadores de la plantilla.

Lea también: Gremio impide ingreso de firmas contratadas a plantas de Conaprole

Perera sostuvo que todo aumento en los salarios para los trabajadores implica una renuncia por parte de los productores al precio de la leche, el cual está congelado hace cuatro años. A su vez, dijo que el poder de compra de los productores en ese tiempo ha tenido una baja real que ronda el 14% y sostuvo que se pidió una prórroga en los Consejos de Salarios porque la cooperativa entiende que "difícilmente se puede continuar una negociación con medidas de fuerza". El gremio, por su parte, denunció que la cooperativa se retiró de los Consejos de Salarios.

"A los funcionarios los quiero invitar a la reflexión, porque seguir tirando de la piola es peligroso. Todos debemos cuidar esta gran herramienta que es Conaprole, porque si Conaprole cae, la lechería nacional va a caer. Los productores son el primer eslabón de la cadena que se ha debilitado con la caída de los productores", alertó. Más de 300 productores han debido abandonar el sector en los últimos años, según se comunicó en un documento que dio a conocer la gremial de tamberos días atrás.

Lea también: "Conaprole no puede ceder ante la imposición del gremio"

Perera insistió en que de los 2 mil productores lecheros que componen la empresa, unos 400 no están "recibiendo un peso" y sus matrículas tienen saldo deudor, mientras que unos mil productores reciben por debajo de los $ 30 mil mensualmente. Ante esto, explicó que a Conaprole el financiamiento a los productores con mayores problemas le ha insumido un costo de US$ 1 millón en el pasado mes. Con 60 vacas y 70 hectáreas que arrienda al Instituto Nacional de Colonización, Perera aseguró que él estaba en el grupo de esos 400 deudores.

A su vez, destacó que dada las medidas tomadas por el sindicato de Conaprole, mucha de la producción se ha debido derivar a otros productos que se valorizan menos, además de que implican costos de horas y de fletes, pero que ha sido necesario para no perder materia prima.

Finalmente, advirtió que puede haber desabastecimiento si el conflicto se mantiene y que ya "ha habido algunos atrasos", mientras que aprovechó la instancia para reclamar un aumento en el precio de la leche.

¿Qué reclama el gremio?

El sindicato de Conaprole exige mejoras en los ítems horarios de trabajo y remuneración por antigüedad. Al no llegar a un acuerdo con el Directorio, se declaró en conflicto.

Eso provoca perjuicios económicos a Conaprole que debe redirigir su remisión de leche a la elaboración de productos de menor valor agregado (leche en polvo) en detrimentos de otros que aportan más valor.

Goichea dijo que la Asociación de Obreros y Empleados de Conaprole (AOEC) reclama que toda la plantilla mantenga un "único régimen de descanso" para los 1.800 trabajadores de la cooperativa. Eso porque hay unos 350 operarios que trabajan 48 horas semanales durante seis jornadas con un día de descanso. En tanto, otros 1.500 trabajan una semana 48 horas y otra 40 horas, por lo que obtienen un día más de asueto semanal que el otro grupo.

El otro frente que reclama el gremio es igualar las primas por antigüedad. Hay un grupo de unos 100 trabajadores que ingresó en una época compleja para la lechería (entre 1993 y 1997) que tiene una fórmula de calcular esa partida complementaria distinta al resto. "A partir de los 20 años (antigüedad) es cuando impacta más en el salario y se vuelve más relevante porque está cada vez más cerca de la jubilación", explicó el sindicalista. La AOEC sostiene que ambos beneficios equivalen al 0,4% de la masa salarial que hoy paga la industria láctea.

El salario promedio de un trabajador de Conaprole es de $ 53.720 nominales y el pago de primas por antigüedad es "muy superior" al laudo del sector, según un comunicado difundo por las gremiales lecheras.

Comentarios