Cargando...
Los haitianos enfrentan problemas para insertarse en República Dominicana<br>

Mundo > REPÚBLICA DOMINICANA

Haitianos enfrentan amenaza de deportación en masa

Los nacidos en este país también pueden ser devueltos a Haití

Tiempo de lectura: -'

25 de junio de 2015 a las 05:00

Cientos de miles de inmigrantes haitianos y dominicanos de ascendencia haitiana que viven en la República Dominicana se enfrentan a la amenaza de deportación. La semana pasada venció el plazo de inscripción para inmigrantes haitianos y la naturalización de dominicanos de padres indocumentados.

A pesar de haber nacido en la República Dominicana, perdieron su nacionalidad tras una reforma constitucional polémica que se llevó a cabo hace cinco años y ahora pueden ser forzados a abandonar su país y enfrentar un futuro incierto.

El ministro del Interior, José Ramón Fadul, prometió que las repatriaciones de estos haitianos no serán "una caza de brujas", y "será un proceso gradual, como debe ser, sin sorpresas repentinas", consignó AP. Pero según el investigador Celso Pérez, de Human Rights Watch, el gobierno dominicano desatiende el protocolo necesario para implementar estas medidas.

"Históricamente, el gobierno se ajusta muy poco al protocolo para deportaciones", dijo Pérez a El Observador. Dejó en claro que "no solo hay inmigrantes haitianos que obtuvieron sus papeles, también se encuentran dominicanos de ascendencia haitiana; y hay otros que no cuentan con papeles que también están detenidos y serán deportados".

"Desplazar dominicanos de ascendencia haitiana es una completa violación de la ley internacional," afirmó Pérez. "Pienso que, con toda probabilidad, porque el protocolo es tan malo, estas personas serán barridas del país", añadió.

Pérez explicó que, aunque el período de inscripción expiró la semana pasada, ya muchas personas habían sido deportadas a Haití este año por un proceso desorganizado. "Hay oficiales de inmigración y del ejército que con solo ver a personas con tez más oscura, de ascendencia haitiana" ya basta para "no pedirles la identificación, y así los cargan en camiones y los llevan a la frontera".

Muchas veces, solo después de que los apátridas alcanzan la frontera, preguntan por primera vez por la identificación a los deportados, de acuerdo a Pérez. Si no tienen papeles y no pueden probar su nacionalidad dominicana, se les obliga a cruzar la frontera a un país desconocido para la mayoría de ellos.

Una ley de ciudadanía polémica

La crisis actual se originó en 2010 cuando el gobierno derogó la cláusula constitucional que aseguraba la ciudadanía a cualquier nacido en el país. En 2013, les despojó de su ciudadanía retroactivamente a todas las personas nacidas desde 1929 que no tenían por lo menos un padre de "sangre dominicana", en su gran mayoría los hijos de inmigrantes haitianos.

La ley fue un tanto modificada el año pasado debido a la presión internacional para que los haitianos pudieran naturalizarse como ciudadanos, durante un período de inscripción de seis meses que recién expiró.

Al fin del período, apenas la mitad de todas las personas elegibles había comenzado el proceso de registro. Solo 10 mil personas habían presentado todos de los documentos necesarios para ser considerados como ciudadanos dominicanos.

"No sé por qué han llegado miles de personas en los últimos días. ¿Por qué no vivieron antes?", se preguntó el ministro Fadul. Pérez señaló que el proceso estuvo plagado de complicaciones. "El gobierno se tomó mucho tiempo para establecer las oficinas correspondientes y la infraestructura para permitir a la gente registrarse" y el proceso era "innecesariamente restrictivo", aseveró. Es así que la mayoría de los apátridas dominicanos de ascendencia haitiana permanece en el limbo.

Claves

El pasado miércoles terminó el plazo de inscripción al Plan Nacional de Regularización de Extranjeros, al que se acogieron unos 288 mil extranjeros, según cifras del Ministerio del Interior y la Policía, y tras el cual entró en vigor una segunda fase, que prevé el inicio de los operativos de repatriaciones.

El principal temor de las ONG y algunos organismos internacionales es que no solo se lleven a cabo deportaciones masivas, sino que en estas se arrastre a los nacidos en el país hijos de haitianos indocumentados.

Para estos se aprobó la Ley de Naturalización cuyo plazo para acogerse concluyó en febrero y a la que se esperaba que se inscribieran entre 55 mil y 60 mil personas, pero solo 8.775 lograron completar el proceso, por lo que diversas organizaciones temen que el resto quede apátrida.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...