Economía y Empresas > Actividad

Hay 900 empleos en riesgo por empresas cuya viabilidad está comprometida

Varios emprendimientos industriales han visto agravada su situación en los últimos meses

Tiempo de lectura: -'

13 de agosto de 2018 a las 05:00

Los problemas que desde hace meses arrastran varias industrias se han agudizado en las últimas semanas, al punto que la viabilidad de los emprendimientos no está nada clara. Con ello hay al menos 900 puestos de trabajo que están riesgo, en sectores dedicados a minería, lechería, ensamblado de autos y producción de cerámicas.

Estas noticias llegan en momentos donde el empleo no muestra signos de reactivación. En el período abril-junio se perdieron 9.700 puestos de trabajo netos respecto a igual período del año pasado, según el INE.

Efecto Brasil

En pleno mundial de fútbol pasó casi desapercibida la decisión de la automotriz china Lifan de suspender su producción en San José golpeada por la pérdida de competitividad. Esa decisión implicó que la totalidad de su plantilla compuesta por 124 trabajadores pasara al seguro de paro por cuatro meses.

El plan original para 2018 –elaborado el año pasado– era producir 3.000 vehículos. Luego la cantidad disminuyó a 1.700 afectada por la depreciación de la moneda brasileña. "Seguramente la fábrica siga parada hasta fin de año, no hay mucha esperanza de retomar", dijo días atrás a El Observador el vicepresidente de la compañía en Uruguay, Pablo Revetria.

Poco brillo

A la lista de problemas se suma la empresa canadiense Orosur Mining que se dedica a la explotación de oro en la localidad de Minas de Corrales en el departamento de Rivera, y que cesará sus actividades a fin de mes una vez se agoten los yacimientos hoy operativos.

A mediados de junio una de sus subsidiarias (Loryser) se declaró en concurso de acreedores y ahora la compañía analiza si continuará con sus operaciones en el país. Para eso necesita hacerse de fondos (más de US$ 10 millones) y conseguir una habilitación de la Dinama para explotar un tercer yacimiento que está catalogado como de categoría C (impacto ambiental importante). Hasta ahora la firma no ha presentado la solicitud ambiental para el estudio de viabilidad.

En el complejo minero se desempeñan unos 350 trabajadores, de los cuales casi 300 están en seguro de paro, según dijo a El Observador el secretario de Industria de la Unión Nacional de Trabajadores del Metal y Ramas Afines (Untmra), Danilo Dárdano.

El viernes 10, durante una recorrida por la zona, los ministros de Trabajo, Ernesto Murro y de Industria, Carolina Cosse comunicaron a los pobladores la voluntad del gobierno de extender el seguro de paro mientras se encuentra una solución. Además, se dispuso la instalación de un aula móvil del Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop) donde se dictaran cursos de neumática y electricidad.

Por otro lado, el gobierno contratará un técnico internacional para que certifique qué cantidad de reservas de oro hay en la zona. Orosur sostiene que hay reservas de 100.000 onzas en la zona que quiere explotar.

Embed

Leche agria

La industria láctea tampoco es ajena a las dificultades. La mala situación de la sanducera Pili que el viernes solicitó el concurso de acreedores tiene en vilo a unas 210 personas, entre trabajadores y pequeños productores. La empresa no tiene cómo hacer frente al pago a proveedores y créditos laborales y apenas en un semestre caerá el plazo de gracia que le dio el Banco República y la banca privada para que pague intereses y amortice parte del préstamo que recibió de banco estatal.

Solo con el BROU, la industria tiene un pasivo de US$ 41,3 millones que solicitó en su momento para construir una nueva planta. La empresa está calificada con categoría 5 en la Central de Riesgo del BCU por el BROU como un deudor irrecuperable. Asimismo, también figura una colocación vencida de deuda con el banco Santander por casi US$ 1 millón, y en mora con el Banco de la Nación Argentina por US$ 800 mil.

El pedido de concurso se da pocas horas después que el gobierno anunciara el envío de un proyecto de ley al Parlamento con el fin de prestarle US$ 1,5 millones, para que la empresa pueda pagar las deudas que mantiene con productores lecheros y trabajadores.

La viabilidad a futuro depende de la llegada de un inversor y de que Conaprole acepte el envío de materia prima, tema que está sujeto a la resolución del conflicto que mantiene con el sindicato del sector en el marco de los Consejos de Salarios.

También dentro de la rama láctea Coleme de Cerro Largo tienen problemas de viabilidad. Les debe a sus productores remitentes y unos 50 trabajadores están en seguro de paro rotativo.


"En el horno"

Las dificultades para exportar sus productos al mercado argentino, sumado a las que presenta el mercado interno son un problema que tiene complicada la viabilidad de la Cooperativa de Trabajadores Cerámicos (CTC) (ex Metzen & Sena), fabricante de las cerámicas Olmos, que en diciembre cumplirá cinco años y medio de existencia.

A ello se suma que el predio y la maquinaria de la cooperativa son de un grupo inversor y en cualquier momento puede llegar a ser liquidado, según informó semanas atrás el semanario Búsqueda en bases a fuentes de gobierno.

La producción se realiza de forma discontinuada dado las dificultades financieras y los altos costos energéticos que representa el encendido del horno. En la actualidad hay unos 130 trabajadores en seguro de paro rotativo que se ha ido renovando con autorización del Poder Ejecutivo, y son una docena de operarios los que se encargan de las tareas administrativas, las ventas y la expedición.

Comentarios