Cargando...
Imputaron a cuatro hombres por el homicidio de "el Washi" Simón

Nacional > Enfrentamiento

Homicidio de El Washi: fiscal lo adjudica a grupo organizado pero abogados alegan que todo empezó por un "encuentro fortuito"

La fiscalía y la defensa difieren en cómo se sucedieron los hechos y los grados de culpabilidad

Tiempo de lectura: -'

27 de enero de 2022 a las 05:02

El 5 de enero sobre las 11 de la noche comenzó el altercado que terminaría, días después, en el homicidio del hincha de Nacional Washington "El Washi" Simón. Por este crimen, este miércoles fueron imputadas cuatro personas: uno por homicidio agravado y tres por riña calificada por resultado de muerte. La muerte de Simón derivó luego, como represalia, en el asesinato de un joven de 17 años que iba en bicicleta por 8 de Octubre con la camiseta de Peñarol.

Según reconstruyó el fiscal del caso, Carlos Negro, tres de los imputados y una cuarta persona se reunieron en la esquina de Rousseau y Comercio, desde donde caminaron hasta un punto de venta de calzado donde encontraron a otro conocido. Allí consumieron alcohol, cocaína y marihuana. Después, fueron todos juntos a un merendero que había a pocas cuadras –que lleva adelante uno de los imputados– y retiraron unas sillas para ir a instalarse a Vía Blanca, la tradicional feria que se realiza durante las fiestas en 8 de Octubre. Cerca del punto de venta de calzado, pasaron caminando Simón y su novia, lo que generó el incidente entre el dueño del local y el barrabrava de Nacional. El propietario golpeó a Simón en la cara y él se retiró junto a su novia hasta una escuela que está a unas cuadras, donde se separaron. 

Después Simón regresó al lugar junto a un amigo. Mientras, uno de los imputados recibió una llamada a partir de la cual alertó a sus compañeros de que debían volver al puesto. Allí, se desató un enfrentamiento entre botellas, armas blancas y un arma de fuego que tenía dentro de su morral el hombre que luego fue imputado por homicidio.

Los cuatro imputados fueron heridos con armas blancas y uno de ellos le disparó a Simón. El hincha tricolor llegó a declarar mientras se encontraba internado en CTI, donde murió días después, el 10 de enero. 

El fiscal manifestó que los señalados pertenecen a la barra brava de Peñarol en La Unión y destacó que estaban en una feria vecinal "munidos de arma de fuego". Sobre el presunto responsable del homicidio, expuso que tuvo participaciones en altercados con integrantes de Nacional en 2019, incluso en un partido de fútbol femenino. "No estamos hablando porque sí. Hay individuos de 43 años y de 18 por un motivo. No porque sean vecinos. Serán vecinos, pero también serán barrabravas de fútbol (...) Pueden matar e irse del país porque disponen de organizaciones, más chicas o más grandes, según la barra. Pero disponen de los medios (...)  Lo que motiva a estas personas es una camiseta", concluyó. 

La posición del juez

El juez Óscar Pereyra resolvió aceptar la solicitud de la Fiscalía e imputar a uno de los involucrados por homicidio agravado y a tres por riña calificada por resultado de muerte. 
A raíz de un informe pericial que acredita que el tipo de heridas que presenta el presunto homicida no le permiten esperar el juicio en prisión, dispuso el arresto domiciliario total con custodia y tobillera electrónica las 24 horas hasta el 25 de julio de 2022. Pese a eso, autorizó que se le realizara un nuevo informe en 30 días y allí la Fiscalía podría plantear una modificación. 

Respecto a los otros tres imputados, dispuso el arresto domiciliario total hasta el 25 de junio de 2022. Si bien uno de los defensores, Alberto Rojas, argumentó que sus dos defendidos tenían un trabajo fijo –uno es empleado de una multinacional y otro es funcionario público hace más de 20 años– y podían perderlo, el juez se negó a ofrecer una prisión domiciliaria parcial que les permitiera concurrir a sus trabajos. 

La versión de la defensa

Fontans, abogada de uno de los imputados por riña, señaló que su cliente se "defendió a golpes de puño" en "legítima defensa" y "no sabía que otras personas portaban armas". 

Rojas, sin embargo, fue más allá y cuestionó el relato de la fiscalía sobre cómo se dieron los hechos. El dueño del puesto de zapatos golpeó a Simón y él "juntó a su gente porque estaba enojado de que lo habían garroneado", expresó. 

"Los de Nacional venían a atacarlos con cuchillos en mano. Los rodean con un bate de béisbol en la mano", comenzó describiendo el abogado Rojas, quien afirmó que al imputado por homicidio "le abrieron la cabeza, posiblemente por el bate" e incluso estuvo internado en CTI. "Hay una agresión, que es lo mismo que hicieron después. Se calentaron porque tuvieron un problema y salieron a buscar a alguien", expresó refiriéndose a "El Washi" y quienes presuntamente lo acompañaban. 

"No fue 'vamos a buscar a los de Nacional', ellos estaban donde estuvieron siempre. En Gobernador Viana entre 8 de Octubre y Joanicó", enfatizó. Salvo el imputado por homicidio, ninguno tiene antecedentes penales. 

Rojas hizo hincapié en que "no son integrantes de la barra brava" como "todos los otros que tienen 200 antecedentes penales y son barrabravas", refiriéndose a Simón, que fue condenado por el asesinato de Hernán Fiorito, en 2016, cuando el aurinegro festejaba en Santa Lucía el aniversario del club.  

Según el abogado, al presunto homicida lo apuñalaron en cuatro oportunidades antes de que sacara el arma, hiriéndole el hígado, el bazo y la ingle. Justificó que la tuviera con él porque esa noche le tocaba custodiar un merendero, en el que hubo episodios de inseguridad. Resumió que lo que pasó fue "un encuentro fortuito y un ataque".

Madeja de violencia

La trama de violencia que vincula a tres homicidios empezó en 2016, cuando 16 hinchas de Nacional mataron a Hernán Fiorito en Santa Lucía, durante festejos por el aniversario de Peñarol. Más de cinco años después, uno de los coautores de ese crimen, Washington Omar Simón –"El Washi", condenado por la Justicia, pero en libertad– se encontraba en la feria Vía Blanca el pasado 6 de enero, cuando fue baleado por barras de Peñarol. Simón murió en el CTI días más tarde. Era el lunes 10 de enero. Pocos minutos después, y en las inmediaciones del sanatorio, Ignacio Galván, un joven de 17 años con la remera de Peñarol recibió un disparo en la cabeza y murió.

Según confirmó la fiscal de Homicidios Adriana Edelman, los homicidas de Galván salieron a "matar al azar" a alguien que tuviera un distintivo de Peñarol.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...