Mundo > BRASIL

Parte de la Amazonia se prende fuego, dejando consecuencias a nivel regional

Se esperan repercusiones a gran escala a causa de los focos que azotan a uno de los mayores bosques del mundo 

Tiempo de lectura: -'

23 de agosto de 2019 a las 05:00

Los incendios forestales en la Amazonia lograron una gran visibilidad a escala global y pusieron a la conservación de ese pulmón verde en el centro del debate. Entre enero y las tres primeras semanas de agosto se registraron 72.497 focos ígneos, el mayor número para el período en los últimos siete años desde que se empezaron a registrar. Además de Brasil, los focos de incendios están afectando a Perú, Bolivia y parte de Paraguay. 

En total, ya se consumieron por las llamas 643,801 km2 de bosques, lo que equivaldría a la superficie de Francia. Si bien en materia de superficie la cifra no aumenta si se compara con el año pasado, el gran inconveniente es que todos los años las quemas se realizan en zonas donde se pierden recursos y biodiversidad, informó la oficial forestal de la Organización de las Naciones Unidas para América Latina y el Caribe, Hivy Ortiz. "El problema es que todos los años se pierde cada vez más territorios valioso en materia de recursos y se contribuye cada vez más al cambio ambiental. Y hasta ahora el control del incendio es casi nulo", dijo Ortiz a El Observador. Agregó que se estima que la superficie quemada va a ser mayor a la de otros años.

Hasta ahora el único mandatario que dijo que comparará un Supertanker, la aeronave cisterna más grande del mundo, para combatir los incendios fue el boliviano Evo Morales, según informó este jueves la agencia EFE.

Según informó en un comunicado la organización no gubernamental Instituto de Pesquisa Ambiental de la Amazonia (Ipam) el fuego es normalmente usado por colonos y ganaderos para limpiar el terreno después de la deforestación y así utilizarlo para la ganadería. En este sentido, el 30,1% de los focos se registró en la zona que rodea al Amazonas, conocida como el Cerrado, mientras que el 10,9% ocurrió en el Bosque Atlántico, el territorio que rodea gran parte del litoral brasileño.

Infografía: Se registran casi el doble de incendios en Brasil que en todo 2018 | Statista

"Uno mira las llamas, pero abajo de esas llamas hay personas, hay comunidades indígenas que dependen además de los recursos naturales que puedan sacar de la tierra", señaló Ortiz y agregó que el impacto que eso tiene es del tamaño "de una catástrofe mundial".

Más allá del fuego, el humo que se extiende por toda la región desde el lunes afectó a varias ciudades, entre ellas los estados de Matto Grosso do Sul y Paraná, y llegó hasta San Pablo.

Además varios estados como Amazonas y Acre se declararon en situación de emergencia a causa de las enfermedades respiratorias y problemas con las frecuencias de vuelos generadas por el humo. 

De acuerdo al Instituto Nacional de Investigación Espacial de Brasil (Inpe) los focos de incendio han afectado a 68 áreas protegidas, reservas ambientales o indígenas -principalmente en la Amazonia- en una sola semana.

Un informe divulgado por el Instituto del Hombre y del Medio Ambiente de la Amazonia (Imazon) afirma que la tasa de deforestación de la selva ascendió 66% desde julio del año pasado.

Consecuencias

El responsable de bosque para Greepeace, Hernán Giardini, dijo a El Observador que en materia climática, los incendios generarán un aumento en las emisiones de los gases del efecto invernadero. Además, Giardini añadió que si los focos de incendios no se controlan, Brasil ahora pasará a ser el principal promotor del cambio climático en la región.

Por otro lado, la quema de los bosques también genera cambios en las condiciones de las precipitaciones, no solo en Brasil. “Puede haber modificaciones de las condiciones climáticas e hídricas, porque el bosque funciona como una esponja”. En este sentido, afirmó que las zonas del terreno que están siendo deforestadas no absorberán el agua de la misma forma, lo que provocará un mayor riesgo de inundaciones para todas las localidades brasileñas. Sin embargo, eso puede impactar más allá del territorio de Brasil, ya que según Giardini va a “afectar a todos los ríos que terminan bajando hacia la Cuenca del Plata. Gran parte de estos ríos terminan tanto en Argentina como en Uruguay”.

Más allá del clima, también hay una gran pérdida en términos de biodiversidad y de especies autóctonas. “Desde animales, recursos, medicinas naturales y vegetales que va a ser muy difícil volver a tener”, señaló Giardini.

El ambientalista español Miguel Angel Soto dijo a El Observador que lo que sucede en Brasil traerá consecuencias a nivel mundial, dado que el sistema climático global “interactúa entre sí”. En este sentido, Soto aclaró que los cinturones tropicales, las grandes corrientes oceánicas, son los que rigen gran parte de los movimientos de las corrientes climáticas a escala global.

Cuando suceden anomalías en algunos de estos puntos, lo que sucede es que el impacto del cambio climático se potencia. A modo de ejemplo, Soto mencionó las altas temperaturas que vivió Europa en estos últimos meses. En ese sentido, señaló que si bien “cada tanto” es normal que se dé, últimamente a nivel mundial estos eventos se vienen repitiendo más de lo esperado. “Entramos en un bucle de bosques quemados, más cambio climático y más riesgos de grandes incendios” a causa de las altas temperaturas.

Asimismo, Soto explicó que a nivel regional el agua que se evapora de la Amazonia es la que “riega la Cordillera de los Andes y ayuda a regar las regiones agrícolas argentinas, paraguayas y uruguayas".

El ambientalista señaló que, si algo se ve afectado en este sistema, muchas ciudades y zonas agropecuarias comenzarían a tener menos agua, lo que terminaría provocando un cambio a regional pero también a escala “planetaria”.

El pulmón del planeta
El bosque actúa absorbiendo más dióxido de carbono (CO2) del que emite y liberando más oxigeno. En este sentido, funciona como un regulador de las temperaturas y del calentamiento global. Sin embargo, la deforestación reduce esta capacidad de absorber CO2.
“En las grandes ciudades que tienen un parque, la calidad del aire es mejor. Es así que, para tener una idea, en la Amazonia entra todo el continente europeo. Es mucho oxigeno y mucha captación de carbono”, explicó Soto. En este sentido, señaló que hay ciertas partes del planeta que se sienten como “patrimonio de todos” dado los beneficios que provee.    

Bolsonaro y las onegés

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, insinuó que las onegés podrían haber provocado los incendios que afectan a la Amazonia y otras regiones de Brasil para "llamar la atención" contra su gobierno por haberles suspendido recursos.

Soto explicó que desde el ámbito ambientalista se cree que los dichos de Bolsonaro provocarán problemas internos en la política de Brasil, dado que para “jugar en el comercio internacional”, el mandatario deberá respetar los acuerdos básicos en materia de derechos humanos y medioambiente. En esa línea, en caso de que el presidente brasileño no respete estos tratados, puede estar en peligro el acuerdo firmado por el Mercosur y la Unión Europea en junio de este año.  

Bolsonaro tendrá que rendir explicaciones en setiembre en un discurso que dará en las Naciones Unidas.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...