Cargando...
EL ministro Jorge Larrañaga reconoció que la pandemia puede haber influido en la baja de delitos, pero que eso fue durante algunas semanas, y que además "el accionar de los delincuentes se dio intensamente".

Nacional > Balance

Interior destacó aumento de allanamientos y desarticulación de bocas en primer año de Larrañaga

Montevideo, Canelones y Maldonado son los departamentos en los que el aumento del combate al narcotráfico fue más notorio

Tiempo de lectura: -'

02 de marzo de 2021 a las 05:02

En los primeros 10 meses de la gestión del ministro Jorge Larrañaga hubo 13 Jefaturas de Policía que lograron un aumento tanto en la cantidad de allanamientos como de bocas de droga desarticuladas respecto a igual período del año anterior, cuando el ministro del Interior era Eduardo Bonomi. En las cinco restantes (Artigas, Cerro Largo, Florida, Lavalleja y San José), el incremento se dio en una sola de las dos variables, y en el departamento de San José fue registrada una disminución tanto en los allanamientos realizados como en los puntos de venta de droga desbaratados.

Los datos fueron incluidos en la Memoria Anual que el gobierno envió al Parlamento este lunes, con un balance respecto a lo realizado por parte de todos los ministerios y organismos del Poder Ejecutivo en el primer año de la administración de la coalición multicolor.

En el apartado dedicado a la cartera de seguridad, no obstante, las comparaciones se hacen solo respecto al período marzo-diciembre de 2019 y 2020. No hay información sobre operativos policiales en años anteriores que den cuenta del trabajo global llevado a cabo por el último gobierno del Frente Amplio.

Montevideo, Canelones y Maldonado son los departamentos en los que el aumento del combate al narcotráfico –mensurado en números– fue más notorio.

En el caso de la capital, en donde se inauguró en octubre la Brigada Departamental de Drogas, los allanamientos crecieron un 45%  –subieron de 428 a 622–, y la desarticulación de bocas de droga creció casi seis veces: pasó de 16 a 93.

En Maldonado se desarticularon 42 bocas, cuando en 2019 se habían desbaratado ocho –un crecimiento por cinco–, mientras que los allanamientos pasaron de 14 a 70 –también un aumento de cinco veces.

En Canelones, en tanto, los allanamientos se incrementaron casi por tres –52 contra 142– y la desarticulación de bocas pasó de 220 a 403. En este departamento también debió crearse una brigada especializada en el combate a la venta de droga, aunque en el documento se asegura que "se hizo foco en el combate al narcotráfico por parte de todas las unidades operativas".

En departamentos fronterizos, como Rivera y Salto, se dieron incrementos destacables. En el primer caso, la desarticulación de bocas pasaron de 21 a 129, y los allanamientos de 25 a 61, y en Salto de 19 a 80 y 79 a 231, respectivamente.

Aumentos importantes también se dieron en Flores –en donde los allanamientos pasaron de 16 a 53–, Paysandú –las desarticulaciones de las bocas pasaron de 21 a 39–, y San José –allanamientos que pasaron de 19 a 92–.

"Siempre queremos más"

En el documento enviado al Parlamento, la cartera destacó asimismo la disminución general de la denuncia de todos los delitos en los meses que lleva Larrañaga como ministro. Los datos –que comprenden el lapso de marzo a diciembre– indica que los homicidios bajaron 20,83%, las rapiñas 11,17%, los hurtos 19,25%, la violencia doméstica 4,57%, y el abigeato 1,29%.

El ministro fue consultado al respecto este lunes en entrevista con radio Monte Carlo. "Creemos, sinceramente, haber obtenido resultados positivos; hemos cambiado algunos aspectos vinculados al trabajo en la seguridad pública, y han bajado de manera consistente todos los delitos en este primer año", dijo Larrañaga, y agregó: "Realmente nos satisface, aun cuando siempre queremos más; siempre vamos a ir por mejores resultados todavía, porque es nuestra obligación".

El ministro también se refirió a los que entienden que uno de los factores claves que explica la disminución general de los delitos fue la emergencia sanitaria, con la consiguiente disminución de la movilidad. "Yo no puedo negar en absoluto que la pandemia no tuvo nada que ver, pero también he dicho que el confinamiento más firme fue entre el 13 de marzo y el 14 de abril", contestó Larrañaga, para quien "el accionar de los delincuentes se dio intensamente".

"Prueba de ello es que tuvimos mas de 1500 presos que no entraron solos a la cárcel", concluyó.

 

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...