Cargando...
El Ministerio del Interior evaluó que hubo aglomeración pero decidió no intervenir

Nacional > Emergencia sanitaria

Interior evaluó que hubo aglomeración en marcha feminista pero no la disolvió para evitar un "daño mayor"

El Ministerio del Interior argumenta que los policías se dedicaron en cambio a cuidar el orden público y la propiedad

Tiempo de lectura: -'

09 de marzo de 2021 a las 21:26

En la marcha feminista que tuvo lugar este lunes 8 de marzo por el Día Internacional de la Mujer se generó una aglomeración en 18 de Julio con miles de manifestantes que no siempre respetaron el distanciamiento físico recomendado ni el uso a rajatabla del tapabocas. Las concentraciones de personas en la vía pública están limitadas por ley desde el 19 de diciembre, cuando se reglamentó el artículo 38 de la Constitución que regula el derecho de reunión, una medida que fue prorrogada semanas atrás y que regirá hasta el 19 de marzo.

La ley 19.932 –una de las estrategias implementadas por el gobierno para controlar el aumento de contagios de coronavirus– faculta al Poder Ejecutivo a suspender las aglomeraciones de personas "que generen un notorio riesgo sanitario". Sin embargo, y pese al despliegue policial previsto para acompañar las manifestaciones, en este caso los efectivos no intervinieron, pese a que la cúpula del Ministerio del Interior consideró que "hubo aglomeración". 

Los policías se dedicaron en cambio a "cuidar el orden público y la propiedad" y actuaron en conformidad con la Ley de Procedimiento Policial, dijeron a El Observador fuentes de la cartera de seguridad. De acuerdo a lo que aseguraron los informantes, lo hicieron siguiendo el artículo 30 de esa norma, que establece que "en toda circunstancia, el personal policial debe actuar de forma tal que, racionalmente, evite generar un daño mayor al que pretende impedir".

La decisión de que así ocurriría la había adelantado el ministro Jorge Larrañaga a integrantes de la Red Uruguaya contra la Violencia Doméstica y Sexual, que se reunieron horas antes de la marcha con el jerarca, para trasmitirle distintas inquietudes relacionadas con problemáticas a la hora de realizar denuncias de acoso o agresiones en las comisarías, entre otros asuntos.

Mariana Morelli, integrante de ese colectivo, dijo que Larrañaga les había asegurado que "de ninguna manera existe un plan" policial para disolver las aglomeraciones. "(No habrá) ninguna operación de represión para este 8 de marzo para las mujeres que andan reuniéndose y recordando este día de lucha", señaló Morelli.

Las imágenes mostradas por la televisión y las fotografías de prensa confirmaron que, aunque con menos convocatoria que otros años, la celebración de este 8 de marzo reunió una multitud, y algunos legisladores oficialistas expresaron su rechazo en las redes sociales. Uno de ellos fue el diputado colorado Felipe Schipani, que acusó a las activistas de "irresponsables", y otra fue la senadora nacionalista Graciela Bianchi, que expresó también en Twitter su más "absoluto rechazo". Otros, como el senador blanco Sebastián Da Silva, recordaron el mensaje del Ministerio de Salud Pública, que a la misma hora de la marcha subrayó que se "considera de alto riesgo la realización de todo evento que pueda devenir en aglomeración multitudinaria".

Por otra parte, según constató El Observador, la presencia policial en la principal avenida del país fue escasa, y ni siquiera hubo funcionarios policiales dedicados controlar el tránsito en el centro de Montevideo, como solía ocurrir en años anteriores. 

 

Condenan actitud hostil y agresiva hacia periodistas 

El centro PEN Uruguay - dedicado a dar seguimiento a asuntos vinculados a la libertad de expresión y la paz- emitió un comunicado en el que "condena la actitud de un reducido grupo de manifestantes que participaron en la marcha del 8M quienes tuvieron una actitud hostil y agresiva hacia periodistas y camarógrafos de los canales 10,12 y VTV, quienes se limitaban a realizar la cobertura informativa del acontecimiento, como parte del servicio que los medios prestan a la sociedad".
"La intolerancia que dicho comportamiento pone de manifiesto, no parece corresponderse con la causa por la que se sintieron convocados miles de manifestantes, y menos aun con las prácticas habituales de una sociedad que hace de la libertad de expresión una característica histórica de su convivencia democrática", asegura el texto, firmado por el periodista Daniel Gianelli y el diplomático Carlos Orlando.
 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...