Cargando...
Al secretario general de Interpol le preocupa el aumento del comercio ilegal de armas

Mundo > Desvío de armamento

Interpol alertó por la posibilidad de contrabando de armas en Ucrania

La existencia de grupos criminales y para estatales en Polonia dedicados al mercado negro de armamentos facilitado por leyes permisivas y corrupción encienden una luz roja

Tiempo de lectura: -'

07 de junio de 2022 a las 05:00

El secretario general de Interpol, Jurgen Stock, expresó días pasados su preocupación por el aumento del comercio ilegal de armas a raíz de la guerra en Ucrania. En declaraciones a Anglo-American Press Asociation afirmó que la actividad ilegal “no sólo se hará evidente en las vecindades de la zona de conflicto, porque la experiencia nos indica que las armas podrían ser dirigidas también a otros continentes”.

Según Stock, ya se ha visto ese tráfico en la zona de los Balcanes, en teatros de conflicto en África y, por supuesto en la actividad de los grupos del crimen organizado que aprovechan el caos generado por el conflicto para conseguir armas, especialmente armas portátiles que son la mayor preocupación de la agencia.

Ante el peligro representado por la perspectiva de un aumento descontrolado en el volumen de armas contrabandeadas a zonas conflictivas del mundo y a manos de bandas criminales, Interpol alienta a los ciento noventa y cinco países miembros a intensificar el uso de bases de datos que puedan ayudar a rastrear el movimiento de las armas, especialmente de aquellas denunciadas como robadas en distintos países.

Al respecto, está fresca la experiencia vivida cuando Estados Unidos se retiró de Afganistán en 2021, después de veinte años de guerra, dejando una enorme cantidad de armamentos y equipos militares que terminó en manos del talibán. Otro mercado apetecible para los mercaderes de armas es precisamente EEUU, donde los precios de las armas -especialmente de las de mano y semiautomáticas- alcanzan valores mayores que en otros países.

La situación es doblemente preocupante cuando se pone la atención sobre la actividad del comercio ilícito de armas en Ucrania previa al conflicto actual. En un estudio sobre el caso Ucrania, los investigadores Francesco Buscemi, Nils Duquet, Ekaterina Golovko y Eric Woods demostraron que ese país presenta el caso más complejo de la proliferación de armas en Europa. Las barreras legales para la adquisición de armas son muy bajas, lo que impide un adecuado control del movimiento de las mismas intra y extra-fronteras, situación agravada por el colapso de la Unión Soviética y en la actualidad por el conflicto en curso que ha hecho prácticamente inexistente el control estatal sobre el creciente flujo de armas ilícitas en el país.

Un caso ilustrativo de este proceso fue la detención, en 2016, del ciudadano francés Grégoire Mutaux, arrestado mientras intentaba pasar cinco Kalashnikov AK 47, cinco mil municiones, dos lanzadores de granadas anti tanques, detonadores y ciento veinticinco kilogramos de TNT a través de la frontera polaca. El armamento estaba destinado a cometer ataques terroristas contra sinagogas, mezquitas, edificios públicos e infraestructura durante el Campeonato Europeo de fútbol.

Ucrania, por haber sido en su momento el tercer escalón de defensa durante la vigencia del Pacto de Varsovia es sede de una importante presencia de fábricas de armamento: el país heredó, luego del colapso de la URSS, 1.800 empresas de defensa que representaban en ese momento el 30% de la capacidad industrial de ese rubro en la URSS.

Después del Euromaidan, la asonada que derrocó al presidente Yanukovich, se formaron varios cuerpos de milicias que se autodenominaron “batallones”, intentando suplir funciones de un Ejército que estaba prácticamente colapsado por el desgobierno y la corrupción. Estas milicias -el batallón de Azov es una de las más conocidas- apoyadas por distintos sectores políticos y económicos, contaron desde el inicio con financiación suficiente para la adquisición de armamento y equipos de apoyo. Este proceso, con escasísimo control estatal, significó un incesante movimiento de armamentos por canales no siempre legales y cristalinos.

Los actores de este mercado al margen del control estatal son básicamente las bandas del crimen organizado, especialmente en las grandes ciudades, y los grupos combatientes paraestatales en los conflictos en el Donbás luego del Euromaidan y en el actual enfrentamiento con Rusia.

Pero el proceso de ingreso masivo de armamento bélico a Ucrania no comenzó en febrero del corriente año, se puede rastrear por lo menos desde 2016 con el ingreso de armas desde la República Checa, Francia, Lituania, Polonia, Turquía y EEUU con motivo de las tensiones y enfrentamientos en el Este ucraniano y la previsión ante un ataque ruso como el que finalmente ocurrió.

Ya iniciado el conflicto, el caudal de armamento se multiplicó varias veces y entre la lista de 35 países proveedores se destacan EEUU, Reino Unido, Turquía, Francia, Suecia, España, Japón, Portugal, Australia, Canadá, Italia y Bélgica. La cantidad y variedad de equipamiento provisto impresiona: Vehículos blindados, misiles, cañones, millones de municiones para armas cortas, largas y de apoyo, sistemas anti tanques, sistemas lanza cohetes, armas guiadas por láser, radares, equipamiento personal, como chalecos antibalas y miles de millones de dólares en efectivo y en créditos (https://www.forumarmstrade.org/ukrainearms.html)

Esta gigantesca afluencia de material bélico a un país que ha sido definido como uno de los más accesibles para que individuos y organizaciones criminales y para estatales participen en el comercio ilegal de armas regional y mundial y la situación generada por el conflicto con Rusia posibilitan las condiciones y oportunidades para que un número significativo de esas armas pueda ser objeto del comercio ilegal. Las “perdidas” de armamento en el este ucraniano han sido documentadas profusamente en el pasado y no hay motivos para pensar que en el caos actual la situación haya mejorado. La presencia de redes delictivas se ve facilitadas por la corrupción estatal y regional que permite el acceso, transporte y exportación de las armas contrabandeadas.

Pese a que el problema ha sido tomado en cuenta en el pasado inmediato por países de la Unión Europea y la misma Ucrania, que han establecido diversos mecanismo para investigar, detectar y combatir el tráfico ilegal de armas, es indudable que la cultura de corrupción estatal previa al conflicto y las necesidades militares urgentes que presionan para incrementar el abastecimiento de armas, las autoridades ucranianas no parecen estar bien preparadas para neutralizar el aprovisionamiento y las rutas del mercado negro.

Según el experto en Global Affairs de la Universidad de New York Mark Galleoti, “la triste verdad es que, aunque el gobierno ucraniano haya puesto en marcha nuevas leyes para enfrentar la corrupción y el contrabando, actualmente los puertos, aeropuertos y fronteras están pobremente controladas”. Y agrega que “el país ha sido por tanto tiempo el eje de actividades ilícitas de todo tipo -desde drogas y armas hasta tráfico de personas y falsificaciones- que es un blanco fácil para las mismas”.

Con estos antecedentes y teniendo en cuenta las palabras del presidente Zelensky cuando en la última reunión de la OTAN cerró su exposición clamando por “armas, armas, armas”, se entiende la preocupación de la Interpol y su alerta a la comunidad internacional.

Con información de France 24, Anglo-American Press Asociation, Flemishpeace Institute, Forumstrade

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...