Cargando...
Bandera de Irán

Mundo > Programa nuclear

Irán anunció que comenzó a producir uranio enriquecido al 60% en la planta de Fordo

El gobierno iraní reabrió la instalación de procesamiento en 2019, luego que Estados Unidos se retirara en forma unilateral del acuerdo alcanzado en 2015 por Teherán con Washington y sus aliados

Tiempo de lectura: -'

22 de noviembre de 2022 a las 15:51

El gobierno de Irán anunció que comenzó a producir uranio enriquecido a un 60% en la planta de procesamiento ubicada en la localidad de Fordo, en la provincia de Qom, instalación que Teherán reabrió en 2019, cuando comenzó a desligarse del acuerdo internacional que mantenía con las grandes potencias sobre su programa nuclear, conocido formalmente como Plan de Acción Integral Conjunto de 2015.

Se trata del mayor enriquecimiento informado hasta el momento y, según los expertos, el grado de pureza conseguido implica una distancia técnica muy pequeña para reprocesarlo y alcanzar así el 90% que requiere el uranio enriquecido para convertirlo en combustible nuclear, según la Agencia Internacional de Energía Atómica (OIEA).

En  los hechos, el nivel de 60% está muy por encima de la cota de 3,67% fijada por el acuerdo de 2015 para evitar que Irán se hiciera con un arma atómica. "La producción de uranio enriquecido al 60% comenzó en Fordo", anunció el director de la Organización Iraní de Energía Atómica, Mohammad Eslami, según ISNA, la agencia oficial de noticias de Irán. "Nosotros advertimos que las presiones políticas no cambiaban nada", agregó el funcionario.

Irán siempre ha negado que sus actividades tengan como objetivo desarrollar una bomba nuclear e insiste en que su programa tiene fines civiles, al tiempo que ha condicionado restringir sus desarrollos en energía atónica a que Estados Unidos y sus aliados levanten las sanciones económicas y financieras impuestas al gobierno teocrático de Teherán.

El acuerdo se tambalea desde 2018, cuando Washington se retiró unilateralmente durante el gobierno de Donald Trump y profundizó las sanciones, decisión que provocó el paulatino alejamiento de Irán de las pautas acordadas, pese a la decisión del presidente Joe Biden de reactivar las conversaciones, también propiciadas principalmente por Francia y Alemania.

Sin embargo, el jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, dijo el mes pasado que ve pocas oportunidades de restablecer el acuerdo, en un momento en el que Irán enfrenta una ola de manifestaciones que comenzaron en setiembre pasado por la muerte de la joven Mahsa Amini, cuando estaba arrestada y bajo custodia de la policía de la moral.

El acuerdo internacional entre las grandes potencias e Irán fue supervisado por el OIEA. No obstante, los vínculos entre Teherán y el organismo de Naciones unidas (ONU) también se han deteriorado.  El jueves pasado, la junta de gobernadores del OIEA aprobó una resolución criticando a Irán por la “falta de respuestas creíbles desde un punto de vista técnico”, el segundo pronunciamiento en este sentido, después de otra declaración similar emitida en junio.

A principios de este mes, la OIEA afirmó que sospecha que Teherán ha incrementado aún más sus reservas de uranio altamente enriquecido. Por separado, su director general, Rafael Grossi, afirmó estar "seriamente preocupado" porque Irán “todavía no se ha involucrado en la investigación” de la agencia sobre las partículas de uranio encontradas en los sitios no declarados.

El tema que se ha convertido en el mayor punto de conflicto desde hace dos años, la última vez que los expertos de la OIEA tuvieron pleno acceso para monitorear los sitios nucleares de Irán, y cinco meses después que se retiraran los equipos remotos de vigilancia instalados por el organismo.

La situación se ve complicada todavía más por la durísima represión de las manifestaciones en Irán, que ha dejado un saldo de al menos 340 muertos, entre ellos 40 niños, según la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ACNUDH); además de miles de heridos y seis condenados a muerte, situación denunciada por la ONU, que reclamó a Teherán la inmediata moratoria de la pena capital.

Por lo pronto, la OIEA señala que Irán "ha seguido realizando actividades de enriquecimiento que no se ajustan a su plan" de 2016 y que desde el 23 de febrero de 2021 "no ha tenido acceso periódico a la planta de Fordo ni a los datos y registros recopilados por su equipo de monitoreo utilizado para vigilar las centrifugadoras y la infraestructura conexa en almacenamiento”, equipos retirados en junio del año pasado. “Desde entonces, no se han realizado más tareas de monitoreo", puntualizó el organismo.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...