Cargando...
Tomas Pospisil, jefe de Política, Prensa e Información de la UE en Uruguay

Nacional > ENTREVISTA A TOMAS POSPISIL

Jefe de Política de la UE en Uruguay: "La OTAN no fue una amenaza para Rusia"

El diplomático europeo dijo que los militares rusos le pudieron haber mentido a Putin sobre el estado de sus Fuerzas Armadas y que eso explica el magro desempeño de las tropas rojas.  

Tiempo de lectura: -'

02 de mayo de 2022 a las 05:00

Tomas Pospisil aparece en la sala de reuniones. En una mano lleva una carpeta con notas de prensa y apuntes y en la otra el termo y el mate, su primera adquisición desde que llegó a Uruguay en setiembre de 2019. Los últimos dos meses han sido movidos para el jefe de la sección Política, Prensa e Información de la Unión Europea en Montevideo. El diplomático checo vivió 14 años en Rusia. En 1999, una semana después que Vladimir Putin llegara al Kremlin, Pospisil desembarcó en Moscú para formarse en Diplomacia y Relaciones Internacionales en la academia de la cancillería rusa. Años después volvió a la capital rusa como representante de la República Checa, primero, y como diplomático del servicio exterior europeo para encargarse de los asuntos políticos. En 2014 le tocó cubrir Ucrania y por eso siguió muy de cerca la toma de Crimea por parte del gobierno de Putin. Como aquella vez, el actual jefe de delegación adjunto de la UE en Uruguay no imaginaba que los rusos usarían la fuerza en territorio europeo. De las motivaciones de Putin para invadir Ucrania, los efectos de las sanciones y los caminos para finalizar la guerra, Pospisil conversó con El Observador.

¿Qué pensó en la madrugada del 24 de febrero cuando vio que las tropas rusas cruzaban la frontera?

No lo podía creer. Tuve que leer varios medios de prensa para verificar que eso era verdad. Emocionalmente me impactó mucho porque no podía creer que un país que yo quiero, por la experiencia de tantos años viviendo ahí, haga estas cosas en el siglo XXI en Europa.

¿No veía como posibilidad que el gobierno ruso adoptara la decisión de usar la fuerza?

El presidente Putin dio un discurso bastante importante el martes 22. Hasta ese día yo no creía que pudiera pasar nada de lo que terminó sucediendo. Pero en ese discurso en el que habló de lo malo que era la existencia del estado ucraniano empecé a sospechar que podía ocurrir algo muy siniestro. En todo caso pensaba que las fuerzas rusas solo entrarían en "las repúblicas separatistas" de Donetsk y Luhansk, pero que no habrían de avanzar.

¿Esa visión de que la invasión no sucedería era predominante entre sus colegas, más allá de las advertencias que hacían algunas agencias de inteligencia? Es decir: ¿fue una sorpresa lo que hizo Putin?

Diría que sí porque la mayoría de las personas y políticos no tienen acceso a la información confidencial que tienen ciertos servicios de inteligencia como el de Estados Unidos, Reino Unido o algunos países de la Unión Europea. Según mis fuentes en Moscú, muchos rusos en puestos importantes en el establishment ruso no sabían que eso iba a pasar y estaban en el mismo estado de shock que yo. 

Putin no es un desconocido: durante los últimos 20 años han observador su comportamiento en el poder. Más allá de los pretextos nacionalistas que invocó: ¿Qué motivaciones cree que tuvo Putin para invadir?

En checo hay una expresión que dice que después de la batalla todos somos generales. Yo viví en Rusia hasta 2019 y vi cómo se fue empeorando el estado de derecho en el país, cómo creció el número de violaciones a los derechos humanos, cómo estaba desapareciendo la prensa independiente, cómo se estaba eliminando la verdadera oposición política. Quizás todo eso eran señales de que iba a pasar algo aún peor. Pero el problema de un analista como yo es que sigo pensando desde mi lógica. Y claramente la lógica del Kremlin es distinta. Creo que nunca la voy a entender. 

Pero usted accedió en su formación a la visión estratégica rusa.

Sí, mis profesores fueron los embajadores de Rusia en el mundo. Pero por suerte nunca nos enseñaron que esa fuera la manera de tener relaciones internacionales. Por ejemplo, ayer (por el jueves) bombardearon Kiev cuando estaba el secretario general de las Naciones Unidas. Eso va contra toda lógica de querer resolver el conflicto.

¿Usted ve una conducta irracional de Putin?

Hay cierta racionalidad y coherencia con la política exterior rusa de los últimos 15 años. Hay objetivos que se van logrando: 2008 y la invasión e Georgia, 2014 y la anexión de Crimea y ahora esto. Pero el problema es que es una ganancia a corto plazo para Putin. En el largo plazo no sirve para desarrollar relaciones. Y ahí es lo que yo veo como falto de lógica.

¿Ustedes tienen claro los incentivos de Putin para invadir?

Muchos dicen que el presidente Putin quiere recrear la Unión Soviética. Quizás la explicación está ahí, yo no estoy muy seguro.

Hay una narrativa rusa que tiene que ver con una lectura de la historia reciente. Dicen sentirse amenazados por la socavación de un acuerdo con los Estados Unidos para que la OTAN no avanzara hacia el este, a través de la soberana adhesión a la alianza de nuevos estados que estaban en la zona de influencia soviética durante la Guerra Fría. Si se ve el mapa de la OTAN es evidente que desde 1990 en adelante hubo múltiples incorporaciones: los tres países bálticos, Eslovenia, Eslovaquia, Polonia, Hungría, Bulgaria, Rumania y República Checa. ¿Qué responde a este argumento?

Hay que aclarar que, contrario a lo que dice la propaganda rusa desde hace años, nunca hubo una promesa de que la OTAN se iba a parar en donde estaba en 1989. No hay ningún tipo de evidencia de que eso pasó, que alguien le haya prometido algo a Mijail Gorbachov. Por otro lado, el crecimiento de la membresía de la OTAN es una decisión soberana de cada país. En los últimos 20 años la OTAN no fue una amenaza para Rusia. Si uno mira el mapa, Rusia comparte frontera con los bálticos, Polonia y Noruega. Y en ninguna de estas zonas hay misiles, no están la misma cantidad de soldados que Rusia juntó en la frontera con Ucrania  y seguramente no es comparable con lo que pasa en la frontera sino-rusa. Rusia habla hace 20 años de la amenaza de la OTAN, que nunca hizo nada realmente. Es más, en el año 2001 el presidente Putin estaba pensando en la posibilidad de entrar a la OTAN. Eso lo sé porque durante mi estadía en Moscú hablé con un colaborador muy cercano. Después se descartó la idea.

¿Cuál es el estado de situación del ingreso de Ucrania a la Unión Europea?

Ucrania presentó su candidatura, ahora se está revisando eso, pero lo que las autoridades de la UE han dicho es que su consideración como candidato (una etapa inicial de todo el proceso) será mucho más rápido de lo que es habitualmente. Después de esa revisión empiezan los pasos siguientes. El proceso de adhesión a la UE es super complejo y suele demorar años. No sé qué pasará con Ucrania. Pero lo que es importante señalar es que ser aceptado como candidato ya implica ayuda, financiamiento, asistencia técnica, que es todo lo que Ucrania va a necesitar. 

¿Cómo se ha trabajado para focalizar las sanciones económicas y que no afecten directamente al pueblo ruso?

El objetivo de las sanciones es hacer entender al gobierno ruso que lo que está pasando hoy es inaceptable y que su economía no está aislada del mundo. Por ejemplo, los aviones de fabricación rusa dependen también de piezas que se producen en Occidente. Es evidente que las sanciones impactarán en el transporte aéreo. Hay que aclarar que el problema no es que con el pueblo ruso sino con los tomadores de decisiones. Cuando se adoptan sanciones de escala tan grande puede suceder que haya un efecto sobre la población, aunque confío en que mis colegas han trabajado para minimizar el efecto. Lo que hay que aclarar también es que en los últimos dos meses muchas empresas occidentales se retiraron de Rusia de forma voluntaria. Y, fundamentalmente, que las sanciones perjudican tanto a los rusos como a los europeos. 

Hay veces que las medidas económicas se adoptan para que la ciudadanía pongan presión en el gobierno. 

Si el presidente Putin estuviera en Uruguay perdería en las próximas elecciones o se podría ir antes producto de una investigación parlamentaria. Esas cosas claramente no existen en Rusia hace varios años. 

¿Cree que Putin pensaba en una operación de corto plazo que reemplazara rápidamente al gobierno ucraniano?

Así parece, según todos los informes que leí. Así lo dijo también el presidente Zelensky. Aparentemente el 24 de febrero había paracaidistas rusos en la zona del palacio presidencial para cierto objetivo. La experiencia de Crimea en 2014 sorprendió a varios expertos por la eficacia y lo inesperado. El establishment ruso quizás pensó que pasaría algo así otra vez y no pasó.

¿Por qué no?

En primer lugar por la persistencia increíble y el heroísmo de los soldados ucranianos. En los últimos ocho años sospechaban que podía pasar algún tipo de agresión y entonces estaban entrenando. Están muy motivados, están defendiendo a su patria. Y del otro lado los soldados rusos no tienen la misma motivación. Quizás no todos crean en la propaganda de su gobierno. Quizás no todos creen que hay nazis en Ucrania y que hay que desnazificarla. Lo segundo es que las Fuerzas Armadas rusas no están tan bien equipadas ni entrenadas. La omnipresente corrupción rusa tuvo su costo y los militares seguramente mintieron a su presidente sobre el estado de las fuerzas armadas. 

¿Existe algún escenario real en el que Putin se atreva a usar armas nucleares o es solo un discurso de disuasión?

(Piensa). Difícil de responder bien. Cuando apareció la noticia de que el presidente Putin ordenó a las fuerzas nucleares ponerse en estado de alerta máxima yo estaba con mi esposa en nuestro vehículo, ella leyó la noticia, paramos el auto y estuvimos una hora hablando sobre qué íbamos a hacer con nuestra familia que está en Europa. El problema es que tengo miedo de decir "eso no va a pasar", porque siempre que lo digo pasa algo terrible. Confío que hay muchos rusos inteligentes y buenos que se están dando cuenta de lo que está pasando y que no van a permitir algo más grave.

¿Cómo se sale de esto?

La respuesta es sencilla: que Rusia se retire del territorio ucraniano.

¿Cómo se logra eso?

Rusia tiene que entender que esa aventura no es exitosa. La pelota está en su cancha. No está en la cancha del presidente Zelensky o del mundo occidental.

¿Qué rol puede jugar China?

La invasión se lanzó un día después que terminaron los Juegos Olímpicos (de invierno) en China. Eso no es coincidencia ni casualidad. China tiene mucha influencia ahí y en el mundo ideal sería muy lindo ver una mediación china en el conflicto y ayudar a ambas partes a volver a la mesa de negociación. 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...