Nacional > "No dirigimos nada para cobrar coima"

Jorge Vázquez, sobre sistema de reconocimiento facial en estadios: propuesta de Servinfo "no era aceptable"

El subsecretario del Interior dijo que Servinfo era más barata pero que tenía 49% de acierto en el reconocimiento facial, mientras que DDBA tenía 99%

Tiempo de lectura: -'

13 de agosto de 2018 a las 09:07

El subsecretario del Interior, Jorge Vázquez, dijo que el Ministerio del Interior no dirigió la compra del sistema de reconocimiento facial con el objetivo de "cobrar ninguna coima", pese a que hizo recomendaciones que terminaron por cambiar la elección de la empresa contratada. Además, señaló que la empresa Servinfo, elegida por la Asociación Uruguaya de Fútbol, "no era aceptable" y no cumplía con los requisitos señalados por el ministerio.

En declaraciones a M24, Vázquez dijo que la propuesta de Servinfo para instalar las cámaras de reconocimiento facial en el estadio Centenario, en el Campeón del Siglo y en el Parque Central "no era aceptable" porque no cumplía con los requisitos del Ministerio del Interior, a pesar de que había quedado como finalista junto con la empresa DDBA en el proceso licitatorio, según el informe técnico realizado por la empresa ITC, de ANTEL.

"No dirigimos nada para cobrar ninguna coima (...), "nosotros en los aspectos económicos no incidimos para nada", dijo Vázquez.

Tras casi dos años, la AUF había seleccionado a la empresa Servinfo luego del proceso técnico-económico realizado por ITC, la empresa de ANTEL contratada por la asociación para asesorarse en el tema.

Sin embargo, una reunión entre ITC y el Ministerio del Interior fue clave para cambiar esa decisión. Según el comunicado que ITC envió a la AUF con el resumen de esa reunión, para el ministerio "la falta de experiencia" de Servinfo era "un riesgo" que ponía "en duda" el éxito del proyecto, por más que la empresa había pasado todas las pruebas técnicas realizadas entre ITC y la cartera.

Eso se contradice con el comunicado que emitió este jueves el ministerio, donde entre otras cosas expresa que "la cartera jamás insinuó ni direccionó la contratación de ninguna de las empresas que participaron del llamado", y que "en todo momento se informó a las autoridades de la Asociación –en la persona de su entonces Presidente, Esc. Wilmar Valdez– que dicha decisión era de absoluta y exclusiva competencia de la AUF, dueña del procedimiento de selección de la mejor propuesta".

Según el viceministro del Interior, luego de la segunda licitación, cuando con el informe técnico de ITC quedaron como finalistas las empresas Servinfo y DDBA (la primera 16% más barata que la segunda), hubo una reunión entre el gobierno y la AUF en la que el Ministerio del Interior señaló que, en las pruebas, "Servinfo tiene nivel de acierto en identificación de personas de 49%". "No es aceptable, porque el pliego de condiciones habíamos acordado que fuera un 85%. Hubiésemos tenido todos los fines de semana un lío inmenso con la policía", señaló Vázquez. "No era una propuesta aceptable ni estaba dentro de las características que se habían fijado en el pliego de condiciones", agregó el subsecretario, quien remarcó que la mejor propuesta era la de DDBA, que tenía 99% de acierto en el reconocimiento facial, y por tanto "era la que daba la garantía".

"En ningún momento dirigimos la selección, exigimos que se cumpliera el pliego de condiciones", dijo Vázquez.


En un comunicado emitido el jueves 9 de agosto, el Ministerio del Interior aseguró que "la participación que le cupo a la cartera fue de asesoramiento a la AUF acerca de las condiciones técnicas necesarias para implementar un sistema de reconocimiento facial eficiente". El comunicado agrega que el subsecretario Jorge Vázquez fue quien encabezó las reuniones por este tema y que en todo momento la cartera dijo que la decisión "era de absoluta y exclusiva competencia" de la AUF. Ese mismo comunicado decía que la secretaría de Estado "ni insinuó ni direccionó la contratación de ninguna de las empresas".

Tras el llamado, la empresa Servinfo fue la mejor calificada, pero luego de la reunión entre ITC y el Ministerio del Interior, la empresa asesora decidió cambiar su postura porque serían los técnicos de la cartera los que operarían el sistema. La empresa seleccionada fue DDBA, que había finalizado en segundo lugar.

ITC aclaró que a pesar de que "las principales objeciones técnicas" presentadas por el Ministerio del Interior se fueron levantando, la cartera insistió con la "falta de experiencia" de la empresa seleccionada. Por otro lado, el ministerio mostró su "total satisfacción" con la oferta de DDBA.

Finalmente, la subsidiaria de ANTEL recomendó seguir la postura del ministerio no sin antes recordar, en un comunicado enviado a la AUF, que la oferta de Servinfo era 16% (US$ 173 mil) más barata.

Comentarios