8 de junio 2024
Dólar
Compra 38,00 Venta 40,20
1 de marzo 2023 - 17:36hs

Las principales organizaciones judías conservadoras y ortodoxas de los Estados Unidos condenaron ataque que colonos israelíes llevaron a cabo este domingo contra pobladores palestinos de Cisjordania. La declaración de esas organizaciones se suma así a otras similares de grupos de derechos humanos estadounidenses e israelíes que también denunciaron los hechos de violencia.

La Asamblea Rabínica, la asociación internacional de rabinos conservadores con sede en Nueva York, publicó un comunicado afirmando que  “sentimos dolor y nos unimos a las condolencias a las familias de los asesinados, entre ellos la familia Yaniv y la familia Al-Aqatsch", en referencia a Yigal Yaakov Yaniv, de 19 años, uno de los dos hermanos israelíes asesinados por un palestino el domingo, y Sameh Al-Aqatsch, un palestino de 37 años asesinado horas después por colonos que atacaron el pueblo palestino de Hawara.

“Comprometidos con el sionismo y el estado de Israel, estamos profundamente perturbados por los actos de terror, vandalismo y violencia supuestamente realizados en nombre de Israel o de Dios”, continuó la asamblea. “Estas acciones dañan la soberanía judía y constituyen un peligro para la existencia del estado judío”.

Más noticias

Por su parte, la Unión Ortodoxa, también con sede en Nueva York, emitió su propia condena contra lo que el vicepresidente del grupo, el rabino Moshe Hauer, llamó la "furia indisciplinada y aleatoria" de los colonos judíos en Hawara, que quemaron casas, negocios y vehículos mientras atacaban violentamente a los palestinos ante la mirada y la inacción de los soldados israelíes.

“Necesitamos hablar de manera consistente y clara, prometiendo seguridad y una respuesta decisiva a quienes cometen actos de terror y violencia contra los judíos, pero condenando y denunciando absolutamente la violencia indiscriminada cometida por los judíos contra cualquier persona, en cualquier lugar”, agrega el comunicado.

La Asamblea Rabínica y la Unión Ortodoxa se unieron a organizaciones progresistas, incluido el grupo israelí de derechos humanos B'Tselem y la Voz Judía por la Paz con sede en Estados Unidos, para condenar el ataque de los colonos.

La Voz judía por la Paz calificó el ataque de los colonos como "el resultado inevitable del sionismo" y agregó que “el sionismo siempre ha requerido el desplazamiento y la expulsión de los palestinos de sus tierras para dar paso a un estado judío”.

"Bajo el liderazgo del primer ministro Netanyahu, el actual gobierno israelí de extrema derecha está intensificando la limpieza étnica que comenzó en 1948 con la Nakba, cuando 750.000 palestinos fueron expulsados de su tierra", agregó.

La Asamblea Rabínica dijo que espera que el gobierno y el ejército israelíes "actúen para prevenir daños a las personas y a la propiedad, y que juzguen a cualquier persona que haya elegido dañar a otra".

El grupo por los derechos humanos B'Tselem culpó de la violencia directamente al “régimen supremacista judío”, calificando el ataque de Huwara como “pogrom” y manifestando además que “fue una expresión extrema de una política israelí de larga data llevada a cabo por el Estado de Israel”.

Refutando las afirmaciones de que los colonos asesinos estaban "fuera de control", B'Tselem afirmó que "esto no es 'pérdida de control, así es exactamente como se ve el control israelí".

"Los colonos llevan a cabo el ataque, los militares lo aseguran, los políticos lo respaldan", dijo el grupo. "Es una sinergia".

Los asesinatos y los ataques del domingo se produjeron días después de que las tropas israelíes mataran a 12 palestinos, entre ellos un niño y dos ancianos, durante una redada en Nablus, donde actúa La guarida del León, un grupo militante de resistencia palestina.

Más de 60 palestinos, alrededor de la mitad de ellos militantes activos de la resistencia palestina y 13 civiles y un oficial de policía israelíes han muerto este año. El 2022 fue, según organismos defensores de los derechos humanos, el año más mortífero para los palestinos de Cisjordania desde que terminó la segunda intifada, en 2005.

Mientras tanto, dos semanas después de aprobar la "legalización" de nueve asentamientos de colonos en Cisjordania y Jerusalén Este que se consideran ilegales incluso bajo la ley israelí, el gobierno de extrema derecha de Israel sigue adelante con los planes para un proyecto de asentamiento que dividiría territorio palestino contiguo a la ribera occidental.

La semana pasada, el gobierno israelí también aprobó la construcción de 7.287 nuevas viviendas exclusivas para judíos en los asentamientos de Cisjordania, el mayor número jamás autorizado en un solo proyecto.

(Con información de agencias)

Temas:

judíos ortodoxos Estados Unidos

Seguí leyendo

Te Puede Interesar

Más noticias de Argentina

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos