20 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,25 Venta 39,75
5 de noviembre 2021 - 5:04hs

Cuando surgen filtraciones en la Operación Océano, todos se apuntan con el dedo. Eso le costó una denuncia a la fiscal Darviña Viera, cuando la penalista Cecilia Salom la denunció ante la Fiscalía de Corte por entender que había realizado en la prensa declaraciones inapropiadas. La taba se dio vuelta este miércoles, cuando se filtraron audios del abogado Ignacio Durán al periodista de El Bocón Jorge Bonica, donde le prometía divulgar pruebas del caso. Este tema tuvo su lugar en la audiencia para dirimir si debería prorrogarse el plazo de la investigación. La jueza María Noel Tonarelli insistió tanto a Fiscalía como a los abogados que confiaba en su buena fe de que no habrían más filtraciones. 

El tema brotó cuando la Fiscalía argumentó que se le debía otorgar la prórroga de seis meses para investigar –que finalmente se le dio– debido a las filtraciones que había habido, entre otros motivos. Las integrantes del equipo fiscal manifestaron que dificultaban el proceso e incluso existía la posibilidad de fuera elevado a la Suprema Corte de Justicia. 

En ese momento, los abogados defensores alegaron con vehemencia que las filtraciones históricamente habían venido del lado del Ministerio Público. Leyeron notas periodísticas en las que la anterior fiscal del caso Darviña Viera había declarado, cuando sin querer dio a conocer el nombre de una víctima; también se hizo mención a la obra Muñecas de Piel en las que sus creadores informaron que se habían nutrido de entrevistas con Viera, Interpol, la Unidad de Víctimas y Testigos y más material. También se leyeron tuits con declaraciones. 

Más noticias

Además, expusieron que los nombres de los imputados se habían hecho públicos y por parte de la defensa. 

Eso generó que, previo a informar que prorrogaría la extensión de la investigación por seis meses más, Tonarelli emitiera un nuevo mensaje de alerta, en un tono de leve reprimenda, para que las dos partes evitaran filtrar más información sobre el caso. 

También renovó por seis meses las medidas cautelares que pesan sobre los imputados. El plazo que había dado la jueza Beatriz Larrieu terminaba este 13 de noviembre, cuando se cumple un año y medio de investigación. De acuerdo con el nuevo Código del Proceso Penal, las investigaciones no pueden exceder los dos años, por lo que Alfaro deberá presentar una acusación antes del 13 de mayo. 

Al momento, la causa cuenta con 32 imputados y es un proceso inédito en el país. “No tengo experiencia previa a estas características porque nadie la tiene, salvo quien haya trabajado en esta causa. No hay una causa de este volumen de imputados en la historia”, explicó Alfaro el viernes pasado cuando asumió el liderazgo del caso que hasta entonces llevaba Darviña Viera. 

La audiencia celebrada este jueves en la que Tonarelli, sin la oposición de la mayoría de los abogados defensores definió la prórroga, fue la primera en la que participó Alfaro. Las últimas audiencias por la Operación Océano duraron cerca de 13 horas y Viera fue acusada por los abogados defensores de ocultamientos y desprolijidades. Tras esa acusación, la jueza María Noel Tonarelli decidió suspender las audiencias por 10 días para que las representantes del Ministerio Público ordenaran la carpeta investigativa y presentaran el testimonio que faltaba. A un día de que se cumpliera el plazo de 10 días –este 30 de octubre–,  el fiscal de Corte, Juan Gómez, anunció que la fiscal Darviña Viera dejaría el cargo por problemas de salud. Cuando vuelva de su licencia médica, irá a la Fiscalía de Sexto Turno, que antes lideraba Alfaro. 

Seguí leyendo

Te Puede Interesar