Cargando...
Carámbula, zurdo, defensor y dueño del saque sensación del circuito mundial

Polideportivo > JUEGOS OLÍMPICOS

Jugó con Suárez, vivió en Miami y defiende a Italia en beach volley: Adrián Carámbula, el uruguayo número 12

Hizo baby fútbol en el Urreta, se fue a los 15 años a Miami donde perfeccionó una técnica de saque increíble y en Tokio cursa su segundo Juego Olímpico con la selección italiana de beach volley: Adrián Carámbula

Tiempo de lectura: -'

25 de julio de 2021 a las 14:46

Juegos Olímpicos de Río 2016. Escala de San Pablo a Río. En el asiento contiguo viaja un uruguayo y en esas charlas de avión me cuenta: "Soy el hermano de Adrián Carámbula, somos uruguayos, va a jugar por Italia en beach volley". Me guardé el dato, investigué con los contactos del vóleibol uruguayo y allá fui a Copacabana. A contar esa historia. Hoy, el uruguayo ya comenzó la disputa de sus segundos Juegos, en Tokyo 2020.   

El centro de los Juegos Olímpicos de Rio estuvo en Barra do Tijuca. Es tarde nublada competía Inés Remersaro en natación y allá fue toda la cuadrilla uruguaya de periodistas, menos yo que tomé un ómnibus y un metro para ir a Copacabana. Me acuerdo que me bajé en la primera parada, como si aquello fuera Pocitos. Tuve que caminar 45 minutos para ver el enorme estadio que montaron en la playa. La visión aldeana del uruguayo...

Carámbula hacía dupla con Alex Ranghieri, un italiano posta, de 2,00 metros. Venían de ganarle a Austria y Canadá y cada vez que el uruguayo jugaba, la gente en las tribunas deliraba. En el circuito ya lo apodaban como Mr. Skyball. ¿Por qué? Por la técnica de su saque. En vez de sacar fuerte y angulado apenas por encima de la red a palma abierta, el uruguayo le daba con el antebrazo izquierdo (es zurdo), alta, muy, muy alta, para que la pelota tomara mucho efecto y bajara como un misil al campo rival. 

Mide 1,82 m, tiene 32 años; acá yendo a la red

Esa tarde jugaron contra los brasileños Alison y Bruno Schmidt. Alison medalla de plata en Londres 2012 (con Emanuel) y Bruno, sobrino de la leyenda del básquetbol brasileño Oscar Schmidt, mejor jugador del año 2015 en el circuito mundial, mejor atacante y mejor defensa entre 2012 y 2015. 

Por esa razón, los aplausos y los gritos en cada uno de sus saques se cambiaron aquella tarde por abucheos e intimidación. El público brasileño no se anduvo con chiquitas en sus Juegos. También estuvo en el Nilton Santos cuando todo el estadio lleno chifló y abucheó al francés Renaud Lavillenie en salto con garrocha, cosas que no se ven en ninguna otra parte del mundo. Todo para que ganara el local Thiago Braz, quien se quedó con el oro finalmente. 

Carámbula y Ranghieri perdieron 21-19 y 21-16 esa jornada pero igual clasificaron primeros. En octavos se cruzaron con sus compatriotas Daniele Lupo y Paolo Nicolai: Perdieron 21-12 y 23-21 quedando eliminados. 

En la bancada de prensa charlé con un periodista brasileño. Me dijo que esa técnica de saque era bastante usada en la década de 1990 en Brasil pero que no se veía hace años por esos parajes. 

Fui a buscar a zona mixta al otro uruguayo de los Juegos. Más allá de la derrota, se excusó de hablar con medios que le preguntaron en italiano e inglés. Señaló a Ranghieri para que tomara la palabra: "Me siento mal, tuve vómitos antes del partido", le dijo en inglés a un periodista. Parecía que el hombre no iba a hablar hasta que sigilosamente me acerqué pronunciando una mágica palabra que lo hizo romper el silencio: "Uruguay". 

Así me contó que creció en el Parque Batlle, que jugó al baby fútbol en el Urreta, que era compañero de Maximiliano Suárez, hermano de Luis Suárez, pero que los domingos jugaban juntos con Lucho en la categoría 1987, que a los 15 años emigró a Miami y que eso lo hizo cambiar de deporte. Que Mike Morales le dijo que tenía un talento especial para el beach volley.

Gibb-Bourne de Estados Unidos les ganaron 2-0

"Siempre fui un jugador muy creativo y como en Miami hay mucho viento, empecé a tirar la pelota para arriba, vi que el movimiento que hacía complicaba a los rivales y entonces lo hice parte del juego", contó a Referí por aquel entonces mientras medios de China, Italia y Brasil se animaban a poner el grabador pese a la barrera del idioma.

En Tokio, ya con 32 años, Carámbula hace dupla con Enrico Rossi. En el debut perdieron con los estadounidenses Jacob Gibb y Tri Bourne por 21-18, 21-19. Gibb tiene 45 años y le ganó dos veces al cáncer: en 2003 tuvo un melanoma en el hombro y en 2011 sufrió cáncer testicular. Es el jugador de mayor edad en disputar un Juego Olímpico en beach volley. 

Para avanzar a octavos de final deberán ganarle a Cherif Younousse y Ahmed Tijan de Catar y a Adrian Heidrich y Mirco Gerson de Suiza. Los cataríes vencieron 2-0 en su primer duelo a los europeos. 

 

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...