24 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,30 Venta 39,70
26 de octubre 2022 - 14:19hs

Un funcionario que se desempeñaba como chofer del municipio de La Floresta fue uno de los 13 que declararon en la comisión investigadora de la Junta Departamental de Canelones. Ese ámbito –cuya votación abrió fisuras en el Frente Amplio– está indagando sobre distintas denuncias de acoso laboral que apuntan al alcalde comunista Néstor Erramouspe, quien esta semana vio un nuevo revés en su contra tras la investigación administrativa de la comuna canaria que dio lugar a lo denunciado. 

El funcionario declaró ante la Junta el pasado 12 de octubre, en una sesión que comenzó a media tarde y terminó pasada la 1 de la mañana del día siguiente. El trabajador fue uno de los precursores de las denuncias que terminaron en la carta firmada por 11 funcionarias, cuyos relatos desataron la polémica que desembocó en que el concejo municipal votara una licencia a Erramouspe hasta fines de noviembre, mientras toma un taller de género.

Quien fue chofer del municipio contó a los ediles que cuando el tema comenzaba a levantar polvareda, organizó una "reunión clandestina" por Whatsapp con compañeros seleccionados de modo de filtrar a quienes sabían "eran muy afines" al alcalde comunista. En esa instancia en el camping de la Asociación de Empleados y Obreros Municipales (Adeom) de Canelones –en el balneario Las Vegas– estuvieron tres directivos del sindicato.

Más noticias

El funcionario pidió a los dirigentes que "den apoyo a los compañeros" que empezaban "toda una movida" mediante una "nota por acoso laboral". Uno de ellos lo apartó al final del encuentro. 

–Vení, que necesito hablar contigo –le dijo, de acuerdo al relato brindado ante la investigadora, a cuya transcripción accedió El Observador. –Escuchame una cosa, vos, ¿qué lineamiento político tenés? 

–¿Cómo "lineamiento político"? –le devolvió.

–Sí, ¿vos estás afiliado a qué?

–A nada –respondió el chofer, siempre según su relato ante la Junta Departamental. 

–Porque vos, como conocés gente del MPP... –le insinuó el dirigente sindical, que está vinculado al Partido Comunista. 

–Sí, claro, conozco porque soy de acá del balneario, de toda la vida. Conozco porque cuando éramos guachos jugábamos al fútbol –se defendió el funcionario, según recordó de forma textual. –Ellos son de la 609, pero del Partido Comunista conozco a fulano y a mengano. ¿Querés de la 404 (Partido Nacional)? (...) ¿Y querés de los colorados? (...) Así te puedo seguir nombrando. Conozco mucha gente, pero no quiere decir que tenga afinidad política. Y te voy a decir más...

–No, porque en realidad estuvieron buscando –lo interrumpió el sindicalista, que en ese entonces era un directivo de Adeom de confianza del funcionario.

–¿Quién estuvo buscando? ¿De qué me estás hablando?

No, porque viste que se están metiendo con un alcalde del Partido Comunista, y el Partido Comunista es un partido muy fuerte –le advirtió.

–Sí, ¿y?

–Yo estuve hablando con un director (de la intendencia), y me dijo que lo van a seguir apoyando, pase lo que pase –le avisó.

–¿Y? Esto va más allá –contestó el funcionario, según el relato que reconstruyó para la investigación. 

–Porque viste que acá adentro hay algunos que somos del Partido Comunista. Nosotros podemos darles una mano en algunas cosas, pero, al fin y al cabo, se están metiendo en un lugar que es bastante complicado.

–¿Sabés qué pasa? Ustedes están confundidos, mezclando los tantos. Acá estamos haciendo un reclamo válido, convencidos, tenemos pruebas de lo que estamos diciendo y sabemos que las cosas están mal. ¿Ahora venís, me llamás aparte y me decís que estuvieron averiguando si entré en algún comité, si tengo conocidos políticos, si no tengo, y todavía me estás queriendo meter el peso de que nos estamos metiendo con un comunista, y que por ser un partido fuerte nos va a complicar?

La advertencia relatada por el denunciante ante la Junta fue lo que terminó sucediendo en los hechos: el Partido Comunista respaldó al alcalde ante las primeras acusaciones, pujó en la interna frentista contra la investigadora –por prestarse a un "circo político"–, pero aflojó su postura ante los hallazgos de la investigación administrativa. 

En su comparecencia, el funcionario también acusó a Adeom Canelones por no haber "aparecido" durante todo el revuelo en La Floresta, pese a estar al tanto. 

Consultado por El Observador, el dirigente en cuestión señaló no recordar dicha conversación ni haberse expresado en esos términos, aunque confirmó la reunión. "No recuerdo haberme manifestado de esa manera, capaz es una interpretación", planteó, y añadió que el funcionario "se hará cargo de sus dichos" si así lo relató. Ante la pregunta de El Observador, el exdirigente sindical alegó no formar parte del Partido desde 2015 y aseguró ser "frenteamplista independiente". 

"Sumamente injusto"

Según consta en el expediente al que accedió El Observador, una de las funcionarias del municipio que prestó declaración en la investigación administrativa de la Intendencia de Canelones afirmó que le parece "sumamente injusto que a pesar del tiempo que ha pasado y que ya está de público conocimiento todo lo que pasa en el municipio", "que se han ido diez compañeras por el maltrato y las irregularidades que se viven", que otras denunciaron "en solitario", que hayan tenido que presentar una nota "para que se haga algo". 

Temas:

Intendencia de Canelones Néstor Erramouspe Partido Comunista

Seguí leyendo

Te Puede Interesar