La canción celeste tecnológica

El ingeniero en informática Héctor Cotelo recopiló temas con motivos futbolísticos uruguayos y extranjeros y, mediante un programa de inteligencia artificial, creó la letra de Celeste inteligencia

Tiempo de lectura: -'

09 de julio de 2018 a las 05:00

En medio de la fiebre mundialista, la última semana de junio salió a la luz la letra de una nueva canción llamada Celeste inteligencia, que combina partes de diferentes temas dedicados al fútbol o a la selección.

Pero en este caso la canción no es producto del trabajo de un músico o de una banda. No fue un ser humano el que se tomó el trabajo de analizar y recopilar melodías y letras, sino un programa de inteligencia artificial.

Héctor Cotelo, creador del dispositivo con el que se hizo Celeste inteligencia, ingeniero en informática y especialista en Business Analytics, contó a Cromo que al elegir las canciones observó que muchas repiten las mismas palabras o expresiones: celeste, fuerza, garra, corazón, victoria.

Entre las canciones uruguayas que integran la mezcla figuran Cuando juega Uruguay, de Jaime Roos; Soy celeste, de Pitufo Lombardo; Celeste y la versión de Vayan pelando las chauchas, de Canario Luna, y Cielo de un solo color, de No te va a gustar. El ingeniero también incluyó temas populares extranjeros, como las canciones mundialistas del 2010 –Waka Waka de Shakira y Wavin' Flag de David Bisbal–, La copa de la vida, de Ricky Martin, que se hizo popular durante el Mundial de 1998, y el actual tema de Natalia Oreiro, United by love.

El objetivo era que, al alimentarse de estas canciones, el nuevo tema hablara de Uruguay y del fútbol. El resultado final no es una simple mezcla sino una verdadera canción que respeta la métrica de un tema "real". "El programa te da la letra, con estrofas, en cinco versos y el segundo rima con el quinto", explicó Cotelo.

Este fue diseñado especialmente para crear canciones y funciona en dos fases. Primero el creador selecciona un conjunto de canciones y luego la inteligencia artificial selecciona estrofas, ritmos y cadenas a través de un algoritmo. "Las va combinando, las hace mutar y mide qué tan buenas son". Es decir, analiza cada canción y las mejores sobreviven, mientras que otras se quedan en el camino. "El programa hace que las mejores canciones tengan hijos, para que la rima y la métrica sean consistentes", agregó.

Antes es necesario que se genere un modelo que se alimenta de palabras, oraciones y frases. Esto se hace posible gracias a varias herramientas que integran el programa, entre ellas analizadores léxicos y sintáticos, un sistema llamado Stemmer –que recorta canciones–, y otro denominado Lematixadorm, que segmenta palabras y las separa de los morfemas de la flexión. Además, una función se encarga de etiquetar las palabras de acuerdo a la categoría gramatical y se analiza cada elemento de la oración.

Por último se utiliza un un modelo probabilístico que permite hacer predicciones dentro de la secuencia.
La mayor parte de estas herramientas se caracterizan por incluir la lógica de aprendizaje automático, ya que se preparan con información previamente clasificada, según indicó el creador del programa en el blog de Quanam. "Existen reglas y restricciones formales que se pueden aprender analizando ejemplos de frases cuyas palabras están etiquetadas gramaticalmente", describió Cotelo. Este programa se alimenta de varias canciones y va guardando el número de ocurrencias, en función de las tres anteriores. Así sucesivamente hasta formar la canción entera.

Por el momento, está disponible solo la letra, pero a Cotelo le encantaría que alguien la musicalizara. "Que se cante con tono murguero y a ritmo de marcha camión", concluyó.

El comienzo

En 2016, Héctor Cotelo conformó una banda de Cumbia Pop con sus amigos, denominada Mafia de Chicle. Luego de fracasar en el intento de componer canciones propias, decidió utilizar sus conocimientos de ingeniería para ese fin. Se inspiró en la idea de un estudiante estadounidense, Valentín Kassarnig, quien había creado discursos políticos con inteligencia artificial. Así desarrolló un programa para crear la letra. Mezcló canciones de bandas del momento y obtuvo su propia tema. Este proyecto pasó al olvido pero sirvió de base para crear Celeste inteligencia.

Celeste inteligencia

Llegó la hora
de la batalla
once hombres defienden
la linda bandera
de nueve rayas

Van a brillar
los gladiadores
como lo hace el sol
del cielo celeste
cuando hacen goles

Con mucha garra
y corazón
vamos por todo
somos tres millones
con mucha ilusión

Dejar lo más alto
la hermosa celeste
sin ser favoritos
buscando la hazaña
cueste lo que cueste

Con tremendo orgullo
y dientes apretados
vamo' la celeste
con la frente en alto
están los uruguayos

Cuando la cosa
no está en calma
más transpiramos
la camiseta
celeste del alma

Vamo' a demostrar
que esto es Uruguay
pase lo que pase
no le tememos
a ningún rival

Vamo' campeones
con sed de gloria
no hay más honor
para la aldea
que la victoria

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.