18 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 39,65
27 de febrero 2024 - 5:02hs

La CIA  financia y mantiene una red de bases secretas en Ucrania a lo largo de la frontera rusa creadas desde hace ocho años, según publicó The New York Times (NYT) en un artículo.

Según un artículo del medio estadounidense, serían al menos 12 los emplazamientos secretos destinados a recolectar información sobre Rusia instalados a lo largo de la frontera ruso-ucraniana desde 2016.

Estas bases fueron financiadas y equipadas un "ciento diez por ciento" por la CIA según el mencionado artículo que cita a Serguéi Dvoretski, un alto mando de los servicios de inteligencia ucranianos, como fuente.

Más noticias

Con las bases activas, la CIA proporcionó a los ucranianos información de inteligencia para realizar ataques selectivos con misiles, rastrear los movimientos de tropas rusas y ayudar a mantener las redes de espionaje asegura Dvoretski.

Asimismo, también habría ayudado a Kiev a formar una nueva camada de espías ucranianos que operan tanto en Rusia como en Europa, según el medio.

En 2016, la CIA comenzó a entrenar un comando de élite ucraniano, conocido como Unidad 2245, que capturaba drones y equipos de comunicaciones rusos para que los técnicos de inteligencia estadounidense pudieran aplicarles ingeniería inversa y descifrar los sistemas de cifrado de Moscú.

 Uno de los oficiales de la unidad mencionados por el NYT sería Kiril Budánov, jefe de la Dirección Principal de Inteligencia del Ministerio de Defensa de Ucrania.

A pesar de que en principio la CIA se mostraba reacia a trabajar plenamente con Ucrania, por miedo de provocar a Moscú, un estrecho círculo de oficiales de inteligencia ucranianos se vinculó con la agencia, que tiene sede en Langley, Virginia, y se hicieron vitales para los intereses de Washington.

Uno de esos funcionarios sería Valeri Kondratiuk, exjefe de la Inteligencia militar ucraniana, que en 2015 entregó a la CIA "una pila de archivos de alto secreto", donde supuestamente había información de vital importancia sobre el Ejército ruso, incluidos sus últimos diseños de submarinos nucleares, según el NYT.

"Entendimos que necesitábamos crear las condiciones de confianza", habría dicho Kondratiuk. Una vez fortalecidas las relaciones con Washington, desde Kiev empezaron a organizar "asesinatos y otras operaciones letales".

Pese a ser un acuerdo secreto que violaba las normas del gobierno estadounidense, esto no afectó la relación entre Kiev y Washington.

Tras el inicio de la guerra civil en el Donbass, en 2014, Kondratiuk fue elegido como jefe de contraespionaje y se encargó de crear una nueva unidad militar, conocida como “la Quinta Dirección”, que se desplegó tras la frontera con Rusia para llevar a cabo operaciones y recabar información.

Los militares que integraron esa unidad "no tenían ninguna relación con Rusia", destacó el general. "Ni siquiera sabían lo que era la Unión Soviética", afirmó Kondratiuk.

De acuerdo a lo publicado por NYT, la cooperación de Ucrania con la agencia de inteligencia estadounidense "no es una creación en tiempos de guerra", ya que estas tareas de espionaje datan de 2016, seis años antes de la invasión de Rusia a Ucrania.

La tarea de inteligencia esta centrada en ser un "centro de recopilación de inteligencia" sobre Rusia para sus socios europeos de Estados Unidos.

"Las relaciones se hicieron cada vez más sólidas porque ambas partes vieron el valor que tenían, y la embajada de Estados Unidos en Kiev (donde estaría “la estación” de la CIA) se convirtió en la mejor fuente de información sobre Rusia", aseguró un funcionario estadounidense retirado al NYT.  

El medio asegura que la relación entre Kiev y la CIA fue tan "fructífera" que la agencia quiso repetirla con otros servicios de inteligencia europeos que compartían el objetivo de "contrarrestar a Rusia".

En 2020, el jefe de Russia House, el departamento de la CIA que supervisa las operaciones contra Rusia, organizó una reunión secreta en La Haya, capital de Países Bajos. Allí, representantes de la CIA, el MI6 británico, la inteligencia ucraniana, el servicio holandés y otras agencias, acordaron empezar a poner en común más información de inteligencia sobre Rusia.

El NYT informa también que el director de la CIA, William Burns, realizó una visita secreta a Ucrania el pasado jueves, “la décima” desde el inicio de la invasión militar rusa.

Temas:

Guerra en Ucrania

Seguí leyendo

Te Puede Interesar