Cargando...
"Sigo comprometido con llevar esta conferencia a término de manera ordenada", dijo en la cumbre el canciller egipcio y presidente de la COP27, Sameh Shukri

Mundo > COP27

La constitución del fondo para compensar a los países pobres traba la recta final de la cumbre climática

El borrador final no contiene precisiones sobre qué naciones podrían acceder en forma inmediata a la ayuda, ni cuáles deben aportar a su constitución. Las negociaciones, que debían concluir este viernes, se extenderán hasta el sábado

Tiempo de lectura: -'

18 de noviembre de 2022 a las 10:42

Los países presentes en la conferencia sobre el cambio climático convocada por Naciones Unidas y que se desarrolla en la ciudad egipcia de Sharm el Sheij (COP27) acordaron seguir negociando el mañana, más allá del límite oficial, ante la falta de acuerdo sobre la creación del fondo de pérdidas y daños que reclaman las naciones más afectadas, las que menos gases de efecto invernadero emiten pero que más sufren las consecuencias de los fenómenos meteorológicos extremos provocados por el calentamiento global.

La propuesta, si bien fue recogida en el borrador del documento final distribuido por la presidencia egipcia ayer por la noche, no tiene hasta el momento el consenso necesario para determinar bajo qué parámetros se definirá qué países pueden aspirar a la ayuda financiera en forma inmediata, y cuáles y en qué medida deben contribuir a la constitución del fondo, punto que es objeto de ásperas negociaciones, incluso entre los países más desarrollados.

"Sigo comprometido con llevar esta conferencia a término de manera ordenada", lanzó ante las casi 200 delegaciones el canciller egipcio y presidente de la COP27, Sameh Shukri, cuando las negociaciones ingresaron en un punto muerto y solo pudieron ser reavivadas tras la presentación por parte de la Unión Europea (UE) de una iniciativa para la creación de un "Fondo de Respuesta" para los países más vulnerables.

La presentación la hizo el vicepresidente de la Comisión Europea (CE), Frans Timmermans, quien pidió "ampliar la base de donantes", en una clara alusión a China, el principal emisor de gases y la segunda economía del planeta. Posición que el delegado de Beijing, Zhao Yingmin, se limitó responder señalando que "no se reescriba" el Acuerdo de París (2015) que sentó las bases del compromiso actual. Zhao dijo que “la responsabilidad es común aunque diferenciada”; es decir: que los países desarrollados deben contribuir mucho más en función de su historial de emisiones y de uso de recursos naturales.

Por su parte, el canciller egipcio se manifestó "preocupado" por la cantidad de cuestiones pendientes, como "la financiación, la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y la evaluación de las pérdidas y daños”, temas que Shukri subrayó que están “todas ellas entrelazadas". En ese contexto, el funcionario llamó “a las partes a trabajar juntas para resolver estas cuestiones pendientes lo antes posible".

Según los observadores independientes que han tenido acceso al borrador de unas 10 páginas, el texto contiene “demasiados interrogantes”. La lectura enfatiza que siguen sin definirse qué países exactamente pueden aspirar a un fondo que los compense y cuáles deben contribuir. El análisis, además, subraya que no hay señales sobre la adopción de metas más ambiciosas con relación a la reducción de las emisiones que generan el efecto invernadero.

Solo una treintena de países presentaron nuevos objetivos de recorte de emisiones, a pesar de que era uno de los llamados de la COP26, concretada el año pasado en Glasgow, Escocia. En ese marco, Timmermans dijo que la propuesta de la UE “es la última” que hará el bloque. "Tenemos que sacar adelante el trabajo sobre pérdidas y daños aquí", pidió a su turno el representante noruego, Espen Barth Eide, quien solicitó que al menos se confirme el objetivo de mantener el calentamiento del planeta en un máximo de +1,5 ºC, lo que implicaría recortar a la mitad las emisiones de aquí a 2030, según los científicos.

De lo que se trata es de "situar la vulnerabilidad al cambio climático en el centro de este debate", replicó la ministra de Cambio Climático paquistaní, Sherry Rehman, quien representa al grupo negociador más numeroso, el denominado G77 conformado por 134 países.

Entre los países en vías de desarrollo existe una considerable desconfianza por las promesas incumplidas. En 2009, los países desarrollados prometieron que a partir de 2020 se desembolsarían US$ 100.000 millones anuales para ayudar a las naciones pobres a adaptarse al cambio climático y a disminuir sus emisiones, y al mismo tiempo emprender la transición energética.

El presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, recordó el jueves, en su paso por la COP27, que ese dinero todavía no ha sido distribuido en su totalidad, al tiempo que consideró que el monto debería ser aumentado a partir de 2025. Estados Unidos, que no intervino en la sesión plenaria del viernes, es un decidido partidario de incrementar los compromisos, pero ha rechazado hasta ahora la creación de un nuevo mecanismo financiero. Su silencio es "ensordecedor" comentó Pretty Bhandari, experta del World Resources Institute.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...