Fútbol > HISTORIAS

La dura realidad que vive Tito, el emblemático funcionario de Peñarol

Luego de ir a los últimos partidos con una sonda por una infección, se quedó sin trabajo y sin ingresos por lo que los utileros de otros clubes lo ayudaron con un surtido de comestibles; "con este surtido tiro hasta el martes, porque algo tengo que comer”, expresó a Referí

Tiempo de lectura: -'

27 de marzo de 2020 a las 05:03

Tito miró a su alrededor en la humilde casa de Sayago. Sin ingresos por la inactividad en Peñarol y tras ser enviado a seguro de paro en Núñez, se estaba quedando sin alimentos y sin los remedios que tiene que tomar por una infección urinaria. Fue a la cocina, se armó un mate, y salió al frente a tomar aire.

De pronto, un auto blanco que le resultó desconocido, paró en la puerta de su casa. Miró con la desconfianza del que padeció varios robos en su domicilio y dudó entre permanecer sentado afuera o ingresar a la casa. Hasta que le pegaron un grito: “¡Negro Tito!”. Se paró y se sorprendió al ver que del vehículo descendían varias caras conocidas: Enrique “Quique” Ribeiro (utilero de Fénix), Marcelo Acosta (utilero de Progreso) y Germán “Pelle” Pellejero (utilero de Peñarol).

“Abrieron el baúl del auto y sacaron unas bolsas. Me arrimaron comestibles para hacerme comida. Pah, la verdad que estoy agradecido porque no puedo estar todo el día sentado sin comer nada”, contó Tito en charla con Referí. Los utileros de Progreso, Liverpool, Wanderers, Uruguay Montevideo, River Plate, Fénix, Juventud, Torque, Nacional, Rentistas, Rampla Juniors, Boston River, Plaza Colonia y Peñarol realizaron la movida solidaria para ayudar a Tito y Héctor Toto Pereyra de Cerro. Esta movida se inició hace un tiempo y los utileros de varios equipos se juntaron para hablar de temas comunes.

El emblemático funcionario de Peñarol, que es reconocido por sus carreras en las canchas para pedir los cambios o llevar los zapatos a los jugadores cuando requieren cambio, vive por estos días una compleja situación. Juan Enrique Viera, conocido popularmente como Tito, se quedó sin ingresos.

La inactividad en el fútbol, donde es jornalero, y el hecho de haber sido mandado a seguro de paro en la empresa Núñez, donde realizaba tareas de limpieza, lo dejó en una situación crítica.

No tiene dinero para comprar los remedios que le ordenaron para contener una infección urinaria y se está quedando sin alimentos para comer.

En la charla con Referí, Tito reveló un dato desconocido: en los últimos partidos de los aurinegros fue a trabajar con sondas.

“Hace un tiempito que andaba con una infección urinaria, pero yo trabajaba en una pierna igual. Y en Peñarol andaba con la sonda puesta. Corría menos y ellos sabían. Era un peligro pero a pesar de tener 74 años y 50 en Peñarol soy muy laburador, así que seguí”, contó el funcionario aurinegro.

Hace 15 días a Tito le retiraron las sondas y el médico le mandó una serie de medicamentos. “Los remedios los retiro en Casa de Galicia pero hay unos que ellos no me los dan, valen como $ 1.400, y esos se me están terminando”, reveló Tito.

El llamado de Alonso

El funcionario carbonero reveló que por estas horas el gerente general del club, Álvaro Alonso, lo llamó para interiorizarse por su estado de salud.

“El hombre me llamó para venir a casa a arrimarme dinero para las pastillas y me dijo que iba a pasar por una carnicería para comprarme carne. El hombre promete y cumple, así que lo espero”, reveló.

El club publicó este viernes en Twitter lo que está haciendo para ayudar a aquellos funcionarios del club que pudieran enfrentar dificultades para acceder a la alimentación adecuada y a medicamentos. 

Tito contó que cierta vez, cuando le ingresaron a su casa y le robaron dos radios y un microondas Alonso puso plata de su bolsillo para comprarle un microondas nuevo que es el que tiene.

Viera vive en una esquina a unas cuadras del barrio 40 Semanas. “Está medio bravo. Hay una hora en la que me tengo que encerrar porque si no te encajan una paliza y te roban todo”, acotó.

La casa es de su propiedad. “La estoy por vender hace como 10 años porque me roban, me roban y me roban”, dijo con resignación. “Una vez hablaron conmigo Catino, Alonso y Lema de que me iban a poner rejas y me iban a levantar un muro, pero con todo esto que está pasando con el coronavirus se paralizó todo”.

Los gestos que no olvida

Tito contó que, al estar en seguro de paro, hasta mayo no le fijan cobro. “Así que fíjate como ando”... El funcionario agregó que habitualmente los jugadores le dan una mano.

“No es obligación pero entre ellos me ayudan. Yo no les voy a decir porque nunca me gustó pedir. Con los que tengo más confianza que son el Lolo (Estoyanoff), el Cebolla (Rodríguez) y Guzmán (Pereira) me puedo arrimar a decirles algo. Pero el Lolo y el Cebolla están afuera ahora”.

Tito rememoró actitudes que no olvida. “Gestos como este de los utileros de traerme comida podía tener Gregorio (Pérez). Siempre venía por mi casa y me preguntaba: ‘¿Te pagó Peñarol?’ Y me dejaba plata. Una gran persona”, expresó.

Y acto seguido contó otro hecho que vivió con dos referentes de aquel equipo que conducía Gregorio Pérez.

“Yo siempre la luché. En el año 2000, cuando murió mi madre estaban Gregorio, Pablo (Bengoechea), el Vasco (Aguirregaray), Pacheco, en el velorio. Entonces Cedrés y Bengoechea me sacaron a la calle Rivera y me dijeron: ‘sabemos cómo viene la mano, tomá’. Y cada uno me regaló $ 25 mil . Me pusieron $ 50 mil en la mano. Yo no me puedo olvidar de eso”.

“Estoy complicado”

Sin trabajo, sin percibir dinero, con la necesidad de comprar remedios y alimentos para la vida diaria, Tito asume el momento que le toca vivir. A sus 74 años, encerrado en su casa por pertenecer a las personas que por edad están en zona de riesgo con el coronavirus, le dijo a Referí.

“Estoy complicado. Hasta que no me arrimen una plata ando complicado. Estoy en el seguro, no cobro hasta mayo y me falta todo abril. Si vienen y me traen algo, todo es aceptado. Porque por más que esté sentado mirando para afuera, a cierta hora tengo que comer, no puedo estar sentado sin comer nada, sino los antibióticos me liquidan”.

Tito expresó que por estas horas tiene el surtido que le arrimaron los utileros. “Me sorprendió lo que están haciendo, porque no solo a mí me trajeron comida, también le llevaron al Toto (Héctor Pereyra utilero de Cerro) al que conozco desde hace muchos años. La verdad que es un gesto espectacular el que tuvieron estos muchachos”.

El funcionario de Peñarol reveló que: “Con los fideos, el arroz y el resto de los comestibles que me trajeron la voy a ir llevando. Capaz que me dura hasta el martes o miércoles. Algunos mangos me quedan. Y hoy es jueves (piensa)… capaz que el sábado no me queda nada. Pero ahora salgo hasta el almacén a comprarme un pan para la comida y nada más”.

La felicidad de Toto

Otro de los utileros visitados y a los cuales se ayudó con la entrega de una canasta con alimentos fue Héctor Pereyra de Cerro.
El popularmente conocido por Toto pasa por una compleja situación ya que lleva varios meses sin percibir el salario en su club.
Tras recibir la visita de algunos de sus colegas, Toto escribió su sentimiento a través de su cuenta de twitter.

 

“Hoy con la situación económica que estamos pasando en Cerro tuve la suerte que mis colegas utileros me hicieron llegar un surtido. Un millón de Gracias. Contrarios sí pero enemigo Jamas”.
El twitter fue replicado por varios protagonistas del ambiente del fútbol como jugadores y entrenadores de distintos equipos.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...