Agro > TRIBUNA / CARLOS MARÍA URIARTE

La erradicación de la bichera no admite más dilatoria

"Cuesta aceptar que con todo el daño que provoca, y siendo posible, aún no la hayamos erradicado”, afirmó Carlos María Uriarte

Tiempo de lectura: -'

29 de marzo de 2019 a las 05:02

Estamos terminando un verano en el que la bichera ha provocado enormes daños en la pecuaria nacional, sobre todo en los lanares. La Miasis, conocida también como bichera, es sin lugar a dudas una de las principales razones por las cuales los productores abandonan la producción ovina a pesar de su altísima rentabilidad potencial, superior a la bovina, a la de la soja y a la de la lechería.

Cabe destacar que también es una zoonosis porque ataca al ser humano y, anualmente, se registran cientos de casos a nivel nacional.

Cuesta aceptar que con todo el daño que provoca, y siendo posible, aún no la hayamos erradicado. Países como EUA ya lo han hecho hace más de 50 años y regiones como América Central y gran parte del Caribe hicieron lo propio más cerca en el tiempo.

Estas erradicaciones se hicieron en base a una tecnología que ya ha sido probada y validada en el Uruguay hace más de 10 años, que es la de esterilización de machos por irradiación (TIE).

Y si bien hoy hay otras tecnologías con enorme potencial, como la de la transgénesis dependiente de la Tetraciclina, y la de la edición genética, éstas aún no han sido probadas ni validadas en Uruguay. Y si bien es muy positivo que las investiguemos y lideremos su desarrollo, el aparato productivo no puede esperar a tenerlas disponibles. No solo por las pérdidas que provoca en el sector ovino, sino por la propia sobrevivencia del mismo. Un sector que además de su alta rentabilidad potencial es vital para la radicación de la gente en el medio rural, es generador de trabajo, complementa al vacuno en la cosecha de nuestras pasturas naturales y diversifica los ingresos de las empresas rurales.

En el país existe un grupo multiinstutucional liderado por el Secretariado Uruguayo de la Lana, integrado por gente joven muy motivada, que ha trabajado mucho en pro de la erradicación de la bichera, y que tiene el apoyo de toda la institucionalidad agropecuaria.

Este grupo estima que las pérdidas directas e indirectas que la bichera provoca en los ovinos supera los US$ 200 millones por año, cifra que si la compramos con los US$ 300 millones que aproximadamente el sector genera por año, deja a las claras la importancia de erradicar este flagelo cuanto antes.

Este grupo ya ha estudiado con profundidad la biología de esta mosca. Ya probó que el río Uruguay puede actuar como barrera natural y constató  que nuestras moscas son genéticamente compatibles con las de la región.

Por otra parte, existen capacidades ociosas en plantas especializadas en la producción de estos machos estériles (por ejemplo en México y Panamá) y que ya han visitado a Uruguay para ofrecer su trabajo y compartir sus experiencias.

Si bien como vimos existen cálculos estimativos de los costos directos e indirectos que la bichera provoca, sería de suma importancia actualizarlos.

Igual de urgente y necesario es contar con una cifra concreta de lo que costaría un plan de control y erradicación. 

Para ello contamos con el apoyo del Organismo Internacional de Energía Atómica (IAEA) con sede en Viena, que hace más de un año se ofreció para hacer un análisis costobeneficio de esta erradicación, cuyos resultados aún no se han hecho públicos.

Por último, el tema está planteado a nivel de la región, y si bien el respaldo ha sido algo dubitativo, ha habido un respaldo al fin, que no dudamos se confirmará con la puesta en marcha de un plan de erradicación en Uruguay.

Es decir, están dadas las condiciones para intentar liberarnos de una vez por todas de este flagelo.

Entendemos que como en otras oportunidades, Uruguay debe liderar en este tema en la región, poniendo en marcha a nivel nacional un plan de control con miras a una posterior erradicación, aún antes de que nuestros vecinos decidan hacerlo.

Es un tema de interés nacional y no deberían primar otros intereses.

Por todo lo anterior, exhortamos a todos aquellos con poder de decisión para crear los marcos legales necesarios e instrumentales (Ministerio de Ganadería, Agricultura  Pesca y parlamentarios principalmente) a viabilizar a la brevedad un plan de control con posterior erradicación de la mosca de la bichera.

El tema ya no admite más dilatoria. 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...