Cargando...
Según detallaron desde Unvenu, dentro de las ganancias finales de cada mes, el 50% va para los salarios y las leyes sociales

Nacional > Maldonado

Maldonado: la ganancia de los estacioneros, los aranceles de las tarjetas y el cuestionamiento de AEBU

La decisión de los estacioneros de Maldonado puso sobre la mira nuevamente la ganancia de los empresarios

Tiempo de lectura: -'

08 de abril de 2022 a las 11:38

La decisión de los dueños de las estaciones de servicio de Maldonado de no aceptar pagos con tarjetas generó repercusiones a varios niveles. Uno de los primeros en referirse al tema fue el presidente Luis Lacalle que le pidió al Banco de la República (Brou) que se metiera en el tema, mientras que desde la oposición y el sindicato de bancarios cuestionaron la medida y el intendente departamental, Enrique Antía, respaldó a los estacioneros. 

Pero esta decisión puso nuevamente el foco sobre las ganancias de las estaciones de servicio luego de que el dirigente de los Vendedores de Combustible de Maldonado (Vecoma) Nicolás Pascaretta asegurara a El Observador que las tarjetas -por los aranceles que cobran- han tenido un "incremento de las ganancias" debido al incremento de los combustibles. 

Los empresarios apuntan a que teniendo los mismos volúmenes de venta, lo que pagan los comercios por concepto de aranceles es un 40% más alto y señalan que hay casos en que “se gana menos de lo que ganan adquirentes y emisores” de los medios de pago electrónicos. Sin embargo, esa declaración deja de lado que el ingreso de los empresarios también aumenta con el precio de los combustibles. 

Esa afirmación fue cuestionada por la Asociación de Empleados Bancarios del Uruguay (AEBU) ya que con el aumento de los combustibles también suben las ganancias de los empresarios. "Crece el arancel, pero también la facturación", expicó a El Observador el directivo del Consejo Central del sindicato Juan Fernández. Tanto el arancel como la ganancia se calculan en base a porcentajes respecto al precio del litro de combustible. 

En esta versión concuerda Martín Vallcorba, coordinador del programa de Inclusión Financiera del Ministerio de Economía durante los gobiernos del Frente Amplio: "Al aumentar el precio de la nafta, el precio del arancel aumenta" pero también aumenta "ganancia" del estacionero, indicó el economista, que agregó que es algo que pasa "en todos los productos". 

Sin embargo, esta postura fue contrastada desde la Unión de Vendedores de Nafta (Unvenu). El gerente de la gremial, Federico de Castro, dijo a El Observador que el margen de ganancia de las estaciones de servicio se ajuste por Índice de Precios del Consumo (IPC) y por Índice Medio de Salarios (IMS). Por tanto, no hay relación entre el precio de venta de los combustibles y el margen de ganancia, añadió. 

Los porcentajes

Los estacioneros tienen una ganancia bruta de entre el 10% y el 15% de la venta de combustible

Si bien los números de las estaciones varían dependiendo de su ubicación y la cantidad de empleados, desde Unvenu estiman que, en promedio, los estacioneros tienen una ganancia bruta de entre 9,5% y 10,3% de la venta de combustible

Según detallaron desde el organismo en diálogo con El Observador, de esa ganancia, el 50% va para los salarios y las leyes sociales. Entre el 20% y el 30% se gastan en el pago del alquiler de la estación, y si se es propietario de la inversión que se realice en el inmueble. Otro 10% es dirigido a los impuestos, el POS para el pago con tarjeta y su mantenimiento y facturas. Es decir, la ganancia neta de los estacioneros varía entre el 10% y el 20% de $ 15 que quedan para la empresa de cada $ 100 vendidos previo a descontar los costos. 

Vallcorba concordó en que hasta 2019 los márgenes eran similares. El excoordinador del MEF indicó que el 41% de las ganancias brutas de la nafta se iban en impuestos, y del restante 59% entre el 13% y el 15% eran ganancia para los estacioneros.

El economista entiende que la influencia de los aranceles de las tarjetas de crédito y débito son similares, ya que se encuentra vigente el acuerdo firmado entre Unvenu y el gobierno en 2017 en el que se trató una reducción de estos costos.

En ese momento se redujo a 1,1% los aranceles de las tarjetas de débito, y se acordó un sistema de franjas para reducir el cargo al 0,85%. Si los montos totales en base anual de las estaciones supera los 14 mil millones de pesos, y queda por debajo de los 22 mil millones, la franja se reduce a 1,05%. De los $ 22 mil millones a los $ 29 mil millones baja a 0,95%, y llega al 0,85% si se factura más que esa franja.

Sin embargo, Vallcorba explicó que Vecoma rompió este acuerdo de forma unilateral con esta decisión, por lo que entiende que la contraparte -las instituciones financieras- puede alegar que "no se siente comprometida" a continuar el convenio.

El Observador intentó comunicarse con autoridades del Ministerio de Economñia y Finanzas para hablar sobre este tema pero prefirieron no hacer declaraciones.

Evasión fiscal y seguridad

AEBU cree que la decisión fue "mezquina" con los trabajadores, porque son los que "se van a arriesgar" con el manejo y tenencia de dinero

En AEBU también son críticos con la decisión de los vendedores porque entienden que permite la "evasión fiscal", según Fernández, ya que sostienen que es más fácil no facturar pagos en efectivo que con tarjeta. "Después hablamos de déficit fiscal", ironizó.

Según Fernández, este panorama es habilitado por no tener la Ley de inclusión financiera. El directivo recordó que los empresarios del sector de los combustibles en Maldonado fueron de los primeros en juntar firmas en contra de esa ley. 

Además, el sindicalista remarcó que la decisión fue "mezquina" con los trabajadores, porque son los que "se van a arriesgar" con el manejo y tenencia de dinero en las estaciones. El trabajador "es al que el ladrón encañona", aseguró Fernández.

Este fue uno de los puntos discutidos en el cambio de norma que reglamentó la prohibición de cobrar en efectivo en las estaciones de servicio entre las 22 y las 6 horas por más de $ 800. Según Vallcorba, la decisión de Vecoma "incumple con lo que dice la ley", y lo hace de forma pública, por lo que afirmó que la Dirección General Impositiva (DGI), encargada de controlar estas situaciones, debería actuar en las estaciones, que se arriesgan a "sanciones económicas importantes", según el excoordinador del MEF.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...