Fútbol > URUGUAYOS

La historia de Espino en Cádiz: así fue el ascenso a la elite de España

El lateral ascendió con Cádiz y ya se imagina en La Liga de las estrellas; “es un sueño”, dijo a Referí el lateral que fue felicitado por sus amigos de Nacional y que se ilusiona con la celeste

Tiempo de lectura: -'

18 de julio de 2020 a las 05:02

Las redes sociales de Alfonso Espino explotaron de mensajes luego de que el fin de semana Cádiz, su equipo, lograra el ascenso a la Primera división de España, La Liga de las estrellas, donde el lateral cumplirá el sueño de jugar en una de las grandes competencias de Europa.

En tiempos de coronavirus y con festejos controlados, si bien hubo alguna aglomeración espontanea en las calles, los hinchas del “submarino amarillo” les dejaron sus felicitaciones al Pacha a través de las redes.

“La gente está muy contenta y alegre, pero disfrutando como se puede porque no se pueden hacer muchas cosas. Por lo menos en las redes sociales la gente está muy contenta y todos los días te mandan mensajes de felicitaciones o de enhorabuena, como dicen acá”, contó a Referí mientras volvía a su casa tras el entrenamiento de este miércoles.

Si bien Cádiz logró la vuelta a Primera, algo que no conseguía desde hace 14 años, aún quedaban partidos por jugar y el plantel quería sellar la temporada con el título de campeón. “Obviamente que la cabeza no es lo mismo porque te da otra tranquilidad ascender, es diferente, pero vamos a tratar de hacer lo mejor en estos dos partidos y sacar un puntito”, dijo el lateral izquierdo.

Los amigos de Nacional y el camino al ascenso

Entre los mensajes de felicitaciones no faltaron los de la barra de amigos que tiene con excompañeros de Nacional y que está conectada en un grupo de Whatsapp. “Lo integramos los que estuvimos en Tercera y también en Primera durante mucho tiempo, estamos Nano Ramos, José Aja, Seba Gorga, Gastón Pereiro, el Colo Romero, Lea Barcia y Carlitos De Pena. Siempre nos hablamos y nos felicitamos”, dijo Espino.

El grupo de Whatsapp se llama Asado para campeón, porque una vez organizaron un festejo tras uno de los títulos con Nacional y nunca le cambiaron el nombre.

El Pacha dejó a los tricolores aquel 31 de diciembre de 2018 cuando la actual administración, que en ese entonces recién tomaba el mando del club, le comunicó a él y a otros referentes del plantel que no iban a ser renovados.

A Espino esa situación no lo afectó. “Como que un poco ya lo sabía, porque sentía que me tenía que ir, deportivamente quería mejorar, por más que Nacional es un equipo muy grande, quería mejorar y pasar a un mejor fútbol. Entonces, cuando me llamaron no lo tomé tan de sorpresa”.

A las semanas apareció Cádiz como nuevo destino, un equipo al que llegó a mitad de temporada para pelearla, pero sin ser firmes candidatos a ascender. “Había aspiraciones de meterse en los playoffs por los resultados del año anterior y porque se estaba cerca. Al final perdimos por uno o dos puntos los playoffs”, contó.

Este año el equipo mejoró y se vio en los resultados. “A medida que fueron pasando las fechas estuvimos arriba todo el tiempo y el sueño se fue convirtiendo en estar cerca de conseguirlo, y por suerte lo conseguimos”.

El campeonato del ascenso español es un torneo más largo que el de Primera, con 22 clubes y 42 fechas, más el playoff que juegan por el último ascenso los cuatro equipos que ocupan del tercer al sexto lugar.

“Todos los partidos son muy intensos”, comentó Espino. “Si tenes un partido más o menos, que te cuesta, es probable que lo pierdas. Todos los equipos son muy parejos, cualquiera te puede ganar, tenes que estar concentrado todo el tiempo, siempre corriendo, es un esfuerzo muy grande… Yo explico que es como jugar un partido de Libertadores todos los fines de semana”.

En Cádiz, el lateral tuvo que adaptar su juego y ser más marcador, sin pasar tanto al ataque como en Nacional, donde se debe salir a buscar los partidos. “Acá casi todos atacan, nuestro juego es más de contraataque y tuve un rol mucho más defensivo, aunque obviamente había que ir al ataque”, indicó.

Carnaval e ilusiones

El ascenso a Primera de Cádiz no fue en la cancha. El equipo debía sumar un punto ante Fuenlabrada pero perdió de local 1-0. Al otro día, dependían de que Huesca no sumara y finalmente cayó 1-0 ante Racing de Santander.

“Fue raro”, contó el Pacha. “Nos juntamos todos, hicimos un asado, miramos el partido, gritamos los goles del otro equipo y se dio el ascenso”, señaló. “El festejo fue muy tranquilo por el tema del Covid-19, festejamos todos juntos, nos quedamos un rato más, nos sacamos fotos y después fuimos con las familias a tomar algo a un lugar”.

Los hinchas también salieron a la calle a festejar, si bien hay precauciones por el coronavirus.

“La gente es muy pasional”, dijo el lateral, quien señaló que en la ciudad son todos hinchas del Cádiz y que nadie alienta a otros equipos. “Cada vez que jugamos iban 15.000 personas al estadio, es algo muy lindo, al estilo de Sudamérica, pero no hay tanta pasión”, comentó Espino, quien dijo que algunas vez la barra le cantó alguna canción pero no entendió qué decían.

“Acá se canta mucho el himno del club, que es la que me gusta más a mí, que lo hizo alguien del carnaval. Está muy bueno y se canta mucho”, agregó Espino al hablar de la canción “Me han dicho que el amarillo”, una obra de La Familia Peperoni, una reconocida chirigota o lo que sería una murga. “Acá a las murgas las viven como en Uruguay”, indicó.

Con el ascenso asegurado y a falta de los últimos partidos de la temporada, jugar La Liga, marcar a Messi o a Suárez, ya comienza a vislumbrarse en el horizonte del oriundo de San Jacinto que iba en ómnibus a entrenar a Los Céspedes.

“Ya empecé a pensarlo”, contó. “Es muy lindo y es una locura, lo digo todo el tiempo. Pero hasta que no salga el calendario de los partidos o entre a la cancha a jugar, creo que hasta ese entonces no me voy a dar cuenta”.

El ascenso es más que un objetivo para el lateral de 28 años. “Es un sueño”, señaló. “Uno siempre soñaba primero con jugar en Nacional, que es un equipo enorme y al estar tantos años ahí ya había cumplido ese sueño. Luego, al ser jugador de fútbol, soñás con jugar en Europa, en las mejores ligas, que es un sueño que tenes de chiquito, y también con la selección uruguaya. Tratar de logarlos es muy lindo”.

La celeste está en la lista de sueños del Pacha. “Voy a estar ilusionado con jugar en la selección hasta que termine de jugar al fútbol. Ahora hay más ilusión porque voy a jugar en Primera, pero hay que seguir trabajando, tratando de que, si algún día toca la posibilidad, aprovecharla. Y si no, siendo un hincha más”, dijo el lateral que va cumpliendo sus metas.

 

Los técnicos que lo marcaron en Nacional

“Todos te dejan un poquito. (Gerardo) Pelusso me ascendió, Álvaro (Gutiérrez) me dio la confianza de jugar de titular, después con Gustavo Munúa hicimos una Copa Libertadores muy buena y estuvimos cerca de llegar a semifinales, Martín Lasarte me dejó muchos aprendizajes y me enseñó muchas cosas de lo personal, más allá del fútbol, y con el Cacique también porque ya tenía una relación y su forma de jugar era muy intensa y muy buena. De todos vas aprendiendo algo”.

La explosión de Matías Viña tras su salida

“Mati trabajó mucho para llegar a donde llegó y jugar como jugó. Es difícil jugar cuando hay alguien adelante tuyo, yo llevaba varios años en Nacional, estaba jugando y creo que dentro de todo cumplía, y a él se le hacía difícil jugar. Él jugaba cada tanto y se le hacía difícil demostrar. Con confianza, demostró lo que vale y me alegro mucho por él, porque tenemos una muy buena relación. Le llegó su momento y lo aprovechó”.

La familia, la cuarentena y las vacaciones

“La cuarentena en Cádiz fue muy familiar. Disfruté mucho de la familia y me permitió no perderme cosas de mi hija, que tiene dos años, que a veces por viajar no podés estar todos los días. Disfruté mucho de eso y tratar de despejarme un poco de fútbol, si bien no te despejas del todo. La vuelta a la actividad costó un poco porque fuimos arrancando de apoco, con las prácticas individuales. Y cuando nos pusieron con el grupo, a las dos semanas comenzamos a jugar sin tener partidos amistoso ni nada. La vuelta, no físicamente pero si por un tema de piernas, nos costó un poco. No sé vi vamos a ir a Uruguay de vacaciones, porque como tenemos que hacer una semana de cuarentena sí o sí, no sé si ir porque vamos a tener pocas vacaciones. Creo que va a ser mejor que venga la familia para acá y aprovechemos el calorcito”.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Feliz halloween 🎃👻

Una publicación compartida de Alfonso Espino Garcia (@alfonsoespino22) el

    REPORTAR ERROR

    Comentarios

    Registrate gratis y seguí navegando.

    ¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

    Pasá de informarte a formar tu opinión.

    Suscribite desde US$ 245 / mes

    Elegí tu plan

    Estás por alcanzar el límite de notas.

    Suscribite ahora a

    Te quedan 3 notas gratuitas.

    Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

    Esta es tu última nota gratuita.

    Se parte de desde US$ 245 / mes

    Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

    Elegí tu plan y accedé sin límites.

    Ver planes

    Contenido exclusivo de

    Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

    Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

    Cargando...