29 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,40 Venta 39,80
12 de septiembre 2021 - 13:31hs

La guardería de corderos del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL) es una de las atracciones de la Expo Prado, por eso este domingo, en el que hay un intenso movimiento en la Rural del Prado, esa es una de las actividades más visitadas, con una larga fila de personas que quieren acariciar a los ovinos y fotografiarlos.

Este año uno de los pequeños ovinos que se pueden conocer en la guardería de corderos es Pereiro, un cordero de la raza Merino Dohne que llegó a la Rural del Prado desde Tambores, en Tacuarembó.

Pereiro tiene poco menos de una semana de vida, nació el pasado jueves 9, el mismo día que Uruguay jugó contra Ecuador por las Eliminatorias para el mundial de Qatar 2022 y ganó 1-0; fue bautizado con ese nombre en honor al futbolista Gastón Pereiro, que juega en el Cagliari de Italia, en Europa, y en la selección uruguaya; y quien fue el autor del gol que llevó a Uruguay a la victoria ese día.

Más noticias

 

Analía Pereira Pereiro tiene pocos días de vida.

Fanáticos del fútbol

La familia Pereda, dueña del establecimiento El Chapadón, ubicado en Tambores, también es propietaria de Bergessio, el cordero de más edad –dos meses– y más popular de la guardería de corderos de la Expo Prado 2020, bautizado así en honor al jugador argentino Gonzalo Bergessio; y de “Papelito”, un cordero que no participó de la Expo Prado pero que fue bautizado así en 2020 en homenaje al también jugador tricolor, Sebastián Fernández.

El ingeniero agrónomo de SUL, Marcos García Pintos informo a El Observador que la familia Pereda hace tres años que colabora con la guardería de animales prestando corderos y que, como una tradición, siempre presenta a un cordero bautizado.

Analía Pereira La guardería de corderos es una de las grandes atracciones de la Expo Prado.

Este año en la guardería de corderos del SUL hay 20 ovinos que son guachos, es decir que por algún motivo la madre no los pudo criar entonces son alimentados con un sustituto lácteo que tiene un contenido muy similar a la de la leche materna.

La guardería instalada en la Rural del Prado está dividida en dos corrales, uno está preparado para que la gente pueda entrar, sacarse fotos con los animales, tocarlos y verlos más de cerca; en el otro, en el que no está habilitada la entrada del público, los ovinos descansan. Una vez que los ejemplares que están en el área de descanso comienzan a pararse y se mueven, mostrando que “quieren tener actividad”, se hace el cambio de corral, explicó García Pintos.

Analía Pereira La guardería de corderos se divide en dos corrales.

“La idea es que la gente de la ciudad tenga la posibilidad de tener contacto con ello. Es importante el contacto con la gente pero también que los animales pasen bien”, comentó.

Todos los ovinos que están en la guardería de corderos del SUL son de diferentes razas como por ejemplo Merino, Merino Dohne, Corriedale, Merilin, Hampshire Down y Texel. Los ejemplares son de establecimientos rurales de diferentes partes del país.

Analía Pereira Los corderos descansan en el corral después de comer.

El ingeniero del SUL agregó que por el momento Pereiro es el único cordero con nombre y que “está la posibilidad de bautizar al que quieran”.

Analía Pereira Grandes y chicos pueden entrar al corral a acariciar a los corderos.
Temas:

gastón pereiro Guardería de corderos Ovinos Marcos García Pintos Corderos

Seguí leyendo

Te Puede Interesar