Nacional > Justicia

La historia del hombre que fue absuelto de dos homicidios en un año y medio

El ministro del Interior había cuestionado al juez por dejar "libre a un homicida" en 2018

Tiempo de lectura: -'

12 de febrero de 2020 a las 05:01

Leonardo Albanese fue acusado de participar de un asesinato en San Luis cometido el 3 de noviembre de 2017 del que fue absuelto seis meses después –y que ahora está a estudio de la Suprema Corte de Justicia–. En mayo de 2018 el juez Marcos Seijas entendió que la fiscalía había cometido varios errores, como no presentar pruebas suficientes, y que no había elementos como para determinar que Albanese era responsable del delito –junto con otros dos imputados–. El hombre quedó en libertad luego de pasar ocho meses en la cárcel, pero dos semanas después cayó en prisión nuevamente, acusado de cometer otro asesinato en Ciudad de la Costa.

En esos días, el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, criticó duramente al juez Seijas, a quien acusó de dejar "libre a un homicida" que, suponía, había incurrido de nuevo en asesinato. Bonomi reclamó. "Después de dejarlo libre siguió matando. Si seguimos así, las cosas no andan".

Sin embargo, Albanese terminó recibiendo una segunda absolución en menos de un año y medio, porque en octubre de 2019 el Tribunal de Apelaciones de 1° Turno resolvió por unanimidad desestimar el fallo de la jueza Elena Iriarte, quien había condenado al hombre de un delito de homicidio, aunque atenuado por la legítima defensa incompleta. Y lo había penado a cinco años y ocho meses de prisión

Los ministros Alberto Reyes, Graciela Gatti y Sergio Torres, entendieron que Albanese en realidad se defendió del ataque de un intruso, según consta en la sentencia a la que accedió El Observador.

El homicidio ocurrió dentro de la casa del imputado, ubicada en la Ciudad de la Costa, en cuyo frente tenía un quiosco que atendía su pareja. El abogado del dos veces absuelto, Raúl Estomba, contó a El Observador que en la mañana en que se produjo el homicidio su cliente estaba durmiendo, y que se despertó cuando el hombre entró a la casa.

"Era un hombre que estaba pasado de copas y quería comprar vino", dijo el abogado. La pareja de Albanese le dijo que estaba cerrado y que no le iba a vender pero el hombre saltó una reja y se dirigió hasta el fondo del predio, donde estaba la casa. El intruso sacó un arma y comenzó a amenazar con matarlos a todos, entre los que había menores.

Entonces Albanese se despertó y trató de enfrentar al hombre, aunque primero fue herido en la cabeza con la pistola del atacante. "Y en ese momento, él atinó a tomar una cuchilla que estaba arriba de la mesada" para defenderse, dijo Estomba.

Y Albanese mató al intruso.

En el fallo de segunda instancia, los ministros determinaron que en este caso se daba "un supuesto de legítima defensa (completa) en el que el acusado reaccionó en su domicilio, ante el intempestivo acometimiento armado de un individuo que se encontraba en avanzado estado de embriaguez y fuera de sí, quien irrumpió en su interior a reclamar a sus moradores por su negativa a venderle vino".

El caso fue archivado, porque el fiscal de Ciudad de la Costa Fernando Valerio no apeló, por lo que la sentencia quedó firme.

Antecedentes

Albanese tiene antecedentes penales por rapiña "de hace muchos años", dijo su abogado.

Estomba afirmó que si cliente está viviendo "en el interior" vendiendo comida y a la espera de lo que resuelva la Suprema Corte de Justicia sobre el otro asesinato por el que fue absuelto en una primera instancia, y condenado por el Tribunal de Apelaciones de 4° Turno.

El máximo órgano de la Justicia deberá definir si tanto este hombre como otras dos personas que fueron acusadas por la fiscalía participaron del homicidio a Gustavo Barón, quien el 3 de noviembre intentó evitar que su cuñada, Beatriz Fernández –funcionaria de la Dirección Nacional de Loterías y Quinielas–, fuera asaltada cuando fue a recoger la recaudación de las apuestas a un almacén ubicado en el balneario de San Luis.

Barón, que acompañaba a la mujer, murió de un disparo al intervenir en el asalto.

A fines del año pasado, la SCJ recibió nuevas pruebas: una serie de audios de WhatsApp que apuntan a que los imputados concertaron el crimen, y que no fueron presentados durante el juicio oral.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...