Nacional > Educación

La intransigencia gremial reunificó a sectores del FA separados por la esencialidad

El espanto unió a sectores de la izquierda que se habían distanciado durante el conflicto en la educación

Tiempo de lectura: -'

02 de septiembre de 2015 a las 05:00

Empujados por su intransigencia, los sindicatos docentes fastidiaron a los grupos más oficialistas del gobierno, convirtieron en desazón la alegría de los frenteamplistas que habían celebrado la caída del decreto de esencialidad y, en definitiva, los unieron a casi todos.

Por estas horas, la dirigencia del Movimiento de Participación Popular (MPP), del Partido Comunista (PCU) y los "removedores" del Partido Socialista (PS) están desandando la distancia que los alejó del presidente Tabaré Vázquez y advierten que a los sindicatos que se les está yendo la mano con sus exigencias.

La noticia de que buena parte de los gremios docentes seguirían parando pese al levantamiento del decreto de esencialidad, cayó como una bomba sorda en la Mesa Política del lunes 31 en donde la ministra de Educación, María Julia Muñoz, explicaba el avance en las negociaciones. "¿Y ahora?", preguntó Muñoz para todos y para nadie en particular, pero con un evidente tono irónico.

En el Frente Amplio empezaron a asumir de inmediato ese "ahora". "El acuerdo (firmado entre el gobierno y los sindicatos) incluía el levantamiento de la esencialidad, el retorno de las negociaciones y el fin de las medidas de fuerza de los sindicatos. Para que se cumpla el acuerdo, falta una pata", dijo el comunista Daniel Marsiglia, quien ofició de vocero de la reunión.

Entre los socialistas llamados "removedores" –corriente interna del PS opuesta a los más oficialistas "renovadores"– había cundido una euforia un tanto desaforada. "Festejen uruguayos festejen hoy levantamos la esencialidad y el 5/9 le decimos NO AL TISA", tuitió el diputado Roberto Chiazzaro, tomando bastante en broma la frase que popularizó Vázquez tras ganar su primera Presidencia.

El lunes por la noche en el Comité Ejecutivo socialista, el dirigente "renovador" Eduardo Fernández no ocultó nada la molestia con el sarcasmo de su compañero. "Lo que dijiste está fuera de lugar, no es de frenteamplistas decir eso", le espetó Fernández. Chiazzaro se defendió explicando que lo tuitiado no tuvo malas intenciones.

Consultado por El Observador, Fernández no quiso referirse al episodio pero comentó que esas afirmaciones "no le hacen nada bien al Frente Amplio".

Como sea, "renovadores" y "removedores" coinciden en que los gremios no cumplieron con lo acordado. También el lunes pero un poco más temprano en la reunión de senadores del Frente Amplio, el senador del MPP Ernesto Agazzi dijo que aquellos dirigentes gremiales que firmaron el acuerdo con el gobierno, y luego fueron desautorizados por sus dirigidos, deberían renunciar a su puesto. "O deberían ser removidos. Pero es claro que no son representativos", señaló Agazzi.

Por su lado, el diputado Sebastián Sabini (MPP) moderó sus arengas a favor de los sindicatos docentes. "El gobierno tuvo un gesto importante y merecía por los menos la misma moneda", declaró a La Diaria. El ministro de Economía, Danilo Astori, ya mandó el Presupuesto Nacional al Parlamento. Es decir, la fraternidad frenteamplista se enfrenta a un nuevo desafío.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...