Nacional > CUMPLIÓ 25 AÑOS

La mampara no se va: IMM analiza nuevo diseño

La comuna también evalúa aumentar el tamaño de las unidades

Tiempo de lectura: -'

31 de enero de 2019 a las 05:03

“Hablar de mampara es hablar de vida”, dijo a El Observador el secretario general del Sindicato Único de Automóviles con Taxímetro y Telefonistas (Suatt), Federico Pereira, en defensa de aquella polémica barrera que separa a conductores y pasajeros, y que este miércoles cumplió 25 años. Para el gremio de trabajadores se trata de una importante conquista sindical, obtenida en 1994 tras una serie de asesinatos contra conductores; para la patronal, en cambio, se trata de una medida ineficaz para evitar rapiñas, que incomoda a pasajeros y los expone a sufrir graves lesiones en caso de accidentes. 

A pesar de que las diferencias entre trabajadores y empresarios entorno a esta medida de seguridad es tan vieja como la propia mampara, las autoridades municipales aseguraron que no hay planes de retirarla. El director de Movilidad de la Intendencia de Montevideo (IMM), Pablo Inthamoussu, dijo a El Observador que para mejorar la seguridad de los usuarios del taxi se busca aumentar el tamaño de las unidades y trabajar sobre un nuevo diseño de mampara que ocupe menos espacio y que reduzca las lesiones a las que pueden enfrentarse los pasajeros en caso de un accidente. 

Sobre este punto, Inthamoussu dijo que a través de una comisión tripartita en la que participan empresarios, trabajadores y la intendencia, se está trabajando sobre la base de un prototipo de mampara que fue diseñado en el año 2000 y que no se llegó a poner en práctica nunca. 

Un informe de la Unidad Nacional de Seguridad Vial emitido en 2015 –cuando Inthamoussu era su director- ya había concluido que la mampara debía permanecer, a pesar de que se reconocía que esta medida de seguridad había aumentado el número de lesionados en el tránsito. Según recogió El País en base a ese informe, entre 2012 y 2013 los accidentes graves que involucraron a taxis aumentaron a razón de 15% anual, dando en promedio un saldo de 200 conductores y más de 300 pasajeros lesionados por año. 

Ese informe señalaba que la compañía de seguros  FAR –una de las principales proveedoras de seguros en el sector del taxi- pegó entre 2010 y 2014 $ 15 millones (poco más US$ 450 mil) por 13 de 38 juicios por daños causados por las mamparas, aunque los reclamos ascendieron a $ 80 millones (US$ 2,4 millones).

Desde la patronal del taxi, el secretario Enrique Mera, dijo que la posición unánime del gremio de empresarios es que la colocación de mampara debería ser opcional. “El público al que nos debemos expresa su disconformidad con este elemento que va en contra de todas las normas de seguridad. Cuando a los autos los fabrican para que adentro sean blanditos y así reducir el daño de los pasajeros en caso de un accidente, nosotros les ponemos una muralla”, señaló.

Para Mera se trata de una medida ineficaz, que no ha reducido las rapiñas (se pasó de 183 asaltos anuales en 1993 a 1.500 en 2017), y que ha quedado obsoleta frente a otras tecnologías. Para el empresario, podrían aportar mayor seguridad sistemas con botones de pánico y geolocalización de las unidades en tiempo real, ambas medidas ya vigentes, así como la instalación de cámaras de seguridad. 

La patronal le propuso a la IMM que algunos vehículos que trabajen exclusivamente para el turismo, o con pasajeros que piden viajes a través de aplicaciones, puedan retirar las mamparas, ya que allí el riesgo a ser rapiñados es menor. 

Paro en defensa de la mampara

Este miércoles el sindicato de trabajadores del taxi convocó a una movilización que partió desde la calle Clemente César y San Martín hasta la explanada de la Intendencia e Montevideo, para reivindicar la “conquista sindical” que supuso la instalación de la mampara e imponerse así a quienes tienen una postura contraria a esta medida de seguridad. "La opinión pública y el discurso empresarial no tienen la sensibilidad necesaria, estamos hablando de la vida y la seguridad de los trabajadores", dijo Pereira.

Mera por su parte, cuestionó que los trabajadores salgan a defender una alternativa que es “ineficaz” y que representa el “pasado”. “Nosotros (por la patronal) pensamos en el futuro. Otros prefieren vivir en el pasado”, señaló. 

El secretario de la Patronal del Taxi dijo que ahora los delincuentes suelen rapiñar a los conductores desde afuera de los vehículos. De hecho, en el crimen de Juan Carlos Nacaratto  el pasado 23 de diciembre, el taxista fue baleado en la cara cuando desde la calle dos jóvenes lo abordaron en General Flores. Tras quedar prácticamente inconsciente fue llevado a las calles Teniente Galeano y Roberto Ibáñez donde los delincuentes lo asesinaron.

Sacar el dinero de los taxis
Una de las medidas planteadas por la patronal del taxi para reducir el número de rapiñas fue la admisión del pago con tarjeta de crédito y débito, una medida que se demoró, según Mera, por culpa de la mampara. Es que además de tener un POS, era necesario un dispositivo alojado en la mampara del lado del pasajero que le permitiera pagar, algo que debió ser homologado por la intendencia. Según Mera se entregaron 1.500 POS, y actualmente 1.000 unidades los tienen en funcionamiento. 
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...