Mundo > Tiroteo

La Policía sostiene que problemas domésticos motivaron la matanza en iglesia de Texas

El hombre amenazó a su suegra antes de la masacre

Tiempo de lectura: -'

06 de noviembre de 2017 a las 18:53

La Policía sostiene que el hombre que asesinó a 26 personas dentro de una iglesia en Texas (Estados Unidos) este domingo actuó por "enojo" y "problemas domésticos", según informó CNN. Antes del tiroteo, Devin Kelley envió mensajes amenazantes a su exsuegra. "Sabemos que expresó enojo hacia la madre de su exmujer", dijo el portavoz del Departamento de Seguridad Pública de Texas, Freeman Martin.

Según Martin, el asesino tenía problemas de violencia doméstica y sabía que sus exsuegros frecuentaban la iglesia. "Sabemos que sus suegros vienen a la iglesia de vez en cuando", dijo a CNN el comisario del condado de Wilson, Joe Tackitt. Sin embargo, la pareja no estaba en el lugar. Por esta razón, "no sabemos por qué se presentó", señaló Tackitt.

Kelly era un exsoldado violento que fue expulsado de la Fuerza Aérea por maltratar a su esposa y a su hijo. Por las agresiones, fue condenado a un año de prisión y su mujer le pidió el divorcio.

Este domingo el hombre ingresó armado en el santuario de la Primera Iglesia Bautista en Sutherland Spring y comenzó a disparar a los que estaban en el lugar. Como resultado, 26 personas murieron y 20 resultaron heridas. Según dijo Tackitt a CNN, en la masacre murió el 4% de la población de la pequeña ciudad. Nadie dentro de la iglesia salió ileso.

Luego del tiroteo, el asesino abandonó la iglesia, pero un ciudadano que estaba en la zona le disparó. Según dijeron las autoridades, Kelley llamó a su padre y le dijo que no creía que sobreviviría. Después se suicidó.

Para el gobernador de Texas, Greg Abbott, la matanza fue "el tiroteo masivo más grande" en la historia del Estado.

Un hombre antisocial y violento

Devin Kelley fue descrito por sus conocidos como un hombre inquietante y violento con una vida personal y profesional frustrada, según CNN. El asesino vivía en New Braunfels, una ciudadad ubicada a 50 kilómetros de Sutherland Springs, donde perpetró el tiroteo.

El atacante solía exponer su frustración en las redes sociales. Sus publicaciones en Facebook estaban dirigidas contra la religión, la iglesia y los creyentes.


Comentarios