Mundo > ELECCIONES

La primera mujer vicepresidenta de EEUU: afroamericana y exfiscal

Analistas proyectan que la abogada y político abordará en la Administración Biden los problemas de la igualdad racial y la vigilancia policial de su país

Tiempo de lectura: -'

07 de noviembre de 2020 a las 15:27

No solo Joe Biden es el foco de atención con el resultado electoral de este sábado, sino también su vicepresidenta, Kamala Harris, quien comenzó a hacer historia desde un cargo que nunca ha ocupado una mujer en Estados Unidos (EEUU).

Es la primera mujer, la primera afroamericana y la primera asiática estadounidense en ocupar el segundo cargo más alto del país. No solo es la compañera de fórmula de Biden, sino que por su edad (56 años), los analistas la consideran una “candidata obvia” para la nominación demócrata en 2024.

Su imagen y primeras palabras, apenas se conoció el resultado electoral, "We did it, Joe" ("Lo hicimos, Joe"), "Serás el próximo primer presidente de los Estados Unidos", están corriendo por las redes sociales como agua. Celular en mano desde un parque de EEUU, con vestimenta deportiva, lentes de sol, pelo recogido y una gran sonrisa que rápidamente se convierte en franca risa, Harris habló con Joe Biden del otro lado de la línea. El video sumó en Twitter 4,8 millones de reproducciones en apenas unos minutos. 

Este es el comienzo de una nueva fase para ella y para el gobierno norteamericano. Harris tiene un historial de “romper techos de vidrio” a lo largo de su trayectoria como abogada y político. Se desempeñó como la primera mujer fiscal de distrito de San Francisco y fue la primera mujer de color de California en ser elegida fiscal general.

Por su experiencia en justicia penal, podría ayudar a la administración de Biden a abordar los problemas de la igualdad racial y la vigilancia policial después de que el país fue arrasado por las protestas este año.

Algo de su historia

Harris, cuya madre y padre emigraron de India y Jamaica, respectivamente, tenía la mira puesta en convertirse en la primera mujer presidenta de Estados Unidos cuando compitió contra Biden y otros candidatos por la nominación de su partido en 2020.

Se retiró de la carrera presidencial en diciembre pasado después de una campaña afectada por sus opiniones vacilantes sobre la atención médica y la indecisión sobre aceptar su pasado como fiscal. Pesaron las acusaciones de los progresistas de que Harris no hizo lo suficiente para investigar los tiroteos policiales y los casos de condenas injustas cuando era fiscal general de California.

Posteriormente, Biden miró más allá de algunas de las duras palabras que Harris le dijo en esa campaña, para nombrarla su compañera de fórmula en agosto. Ha demostrado ser una valiosa y pulida, atrajo especialmente a las mujeres, a los progresistas y a los votantes de color, fundamentales para las esperanzas electorales del partido.

Harris ha sido fundamental para que Biden recaudara sumas récord de dinero en los últimos meses de la campaña. Su selección provocó una explosión de entusiasmo en la base demócrata y entre los donantes del partido.

"Harris siempre tuvo más sentido como compañera de fórmula de Biden porque tenía la capacidad de ayudarlo a unificar la coalición demócrata a través de líneas raciales y generacionales y pudo aumentar el entusiasmo de base", dijo Joel Payne, estratega demócrata que trabajó para Hillary Clinton, en la campaña de 2016.

Harris ha demostrado ser una jugadora de equipo, asumiendo un papel de perfil más bajo y realizando eventos políticos virtuales y en persona que a veces atrajeron poca cobertura de noticias. 

"Joe y yo fuimos criados de una manera muy similar", dijo Harris sobre Biden en su debate de octubre contra el vicepresidente Mike Pence. “Nos educaron con valores que tienen que ver con el trabajo duro, con el valor y la dignidad del servicio público y con la importancia de luchar por la dignidad de todas las personas”.

Como la única mujer negra del Senado, la ahora vicepresidente emergió este año como una voz líder en justicia racial y reforma policial después de que la policía de Minneapolis matara al hombre afroamericano George Floyd en mayo. Marchó con los manifestantes en las calles de Washington y se ganó a algunos escépticos liberales.

En la vicepresidencia se espera que Harris sea de los principales asesores en justicia penal y nominaciones judiciales, entre otros asuntos.

Harris está casada con el abogado Douglas Emhoff, quien ha estado presente en su campaña electoral. Sus dos hijos de un matrimonio anterior se refieren a su madrastra como "Momala".

En base a Reuters

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...