20 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,25 Venta 39,75
12 de octubre 2015 - 5:00hs

Ana Lluch es una revolucionaria de la oncología mundial. Nació en Valencia, España, en 1949 y desde hace más de 35 años se especializa en el cáncer de mama, con énfasis en la investigación, la asistencia y la docencia.

En lo que va de su carrera, unas 12.000 pacientes han pasado por su consultorio. "Cuando yo empecé a tratar el cáncer de mama las posibilidades eran muy limitadas, solo teníamos la quimioterapia y la supervivencia de la gente con cáncer era mucho menor", aseguró la especialista a El Observador.

El tratamiento para el cáncer de mama ha cambiado de forma drástica en los últimos años porque se ha avanzado en el conocimiento de la biología de las células de los tumores y ya no se trata igual a todas las mujeres.

Más noticias
"Hoy diríamos que el tratamiento es adaptado para cada paciente y no como hace 10 años que tratábamos a todas con quimioterapia, ahora sabemos que esto no debe ser así".

Por eso es que la especialista considera que ese tratamiento tiene escasa validez. "La quimioterapia va a tener un recorrido corto, no va a ser el tratamiento del futuro". Según la oncóloga más adelante los tratamientos van a ser en base a la biología, más específicos, atacando solo a las células dañadas y no a las demás.

La doctora expresó que actualmente deben continuar recurriendo a la quimioterapia, pero que existirán otro tipo de tratamientos como la inmunología: "Es poner a las propias defensas del cuerpo a luchar contra las células del tumor".

Estos cambios fundamentales en el procedimiento médico se deben al conocimiento del genoma. Actualmente se reconocen cinco tipos de cáncer de mama, por lo que cada paciente debe recibir un tratamiento adecuado a su tipo.

"Hoy podemos hacer que muchas se curen y que las que no lo hacen puedan tener una vida más larga y de calidad. Cáncer hoy es una palabra que tiene tratamiento", indicó.

A diferencia de la quimioterapia, que mata toda célula que crece, la hormonoterapia (indicada para pacientes con cáncer Luminal) es un tratamiento vía oral que no produce los efectos secundarios tan temidos como desagradables de la quimioterapia, como pérdida del pelo, náuseas y vómitos, entre otros.

Si la 'guerra' contra el cáncer fuera real, la quimioterapia actuaría en el organismo como una bomba que arrasa con todo lo que hay, y los nuevos tratamientos serían los misiles que van al objetivo claro y concreto. "En la batalla contra el cáncer los tratamientos biológicos serían como el caballo de Troya que solamente actúa donde está el núcleo y no contra todo ser viviente".

Antes, el 25% de las pacientes diagnosticadas con cáncer de mama eran las que tenían un peor pronóstico, tenían recaídas, hacían metástasis y no existía otro tratamiento para ellas además de la quimioterapia.

Desde hace pocos años existe un tratamiento específico para ese grupo, que ha logrado que el 40% de los pacientes que antes hacían metástasis se curen: los tratamientos biológicos que no son quimioterapia y solo matan a las células que tienen receptores. "Hoy no sería ético no darle ese tratamiento a una mujer con Her 2 positiva", señaló Lluch.

Las pacientes con un tipo de cáncer más agresivo (Her 2) tienen actualmente otras oportunidades. "Quisiera que todas las que me entran por la puerta lo fueran, porque tengo muchos tratamientos para ellas y además pueden controlar esta enfermedad", indicó

El tratamiento más novedoso que se aplica para estos casos es TDM-1, utilizado para cuando las mujeres progresan de esa enfermedad metastásica y les significa una mejora en la cantidad y calidad de vida. Este medicamento fue presentado en 2014 al Ministerio de Salud Pública en Uruguay pero todavía no fue aprobado.

Para la oncóloga, lo primero que hay que hacer es quitar el tabú que la sociedad tiene sobre el cáncer, que es una enfermedad mortal y algo "horroroso". "El cáncer no es igual a muerte, eso hay que desterrarlo", dijo.

Al momento de transmitir a una paciente los resultados de sus exámenes, la oncóloga aseguró que "no hay una receta" porque cada mujer es diferente pero lo que nunca hace es engañarla: "siempre digo la verdad, pero, a la verdad hay muchas formas de decirla", expresó.

En los últimos años son cada vez más las pacientes jóvenes diagnosticadas con este tipo de cáncer. Aunque las explicaciones a esto no son categóricas, Lluch establece una relación entre la aparición de esta enfermedad y la gestación.

"En las zonas de América Latina donde los embarazos se dan en mujeres jóvenes, hay menos cáncer de mama", es decir que el embarazo a una edad tardía parece ser un factor de riesgo, junto con el estrés, la alimentación no saludable o la falta de ejercicio, pero "no hay una causa única que esté produciendo el cáncer", aseguró.

La prevención con un diagnóstico precoz continúa siendo la herramienta más eficaz para detectar la enfermedad a tiempo y aumentar las chances de recuperación porque las mujeres tienen más posibilidades de curarse que si les diagnostican en edades más avanzadas la enfermedad.

La oncóloga española considera que en Uruguay hace falta que la sociedad se movilice para tener los recursos para poder adquirir estos nuevos fármacos. "Las mujeres en este país tienen que ser tratadas de igual manera que lo son en el resto del mundo, pero hace falta que los gobiernos también se movilicen". La especialista es consciente de que los precios de los medicamentos son muy elevados, pero el aumento de la vida de las pacientes es muy alto si se tratan con ellos.

En Uruguay, los pacientes con Her 2 + tienen acceso uno de los tratamientos biológicos: el Trastuzumab, a través del Fondo Nacional de Recursos desde 2008, pero uno de los más recientes, el Pertuzumab, todavía no está disponible.

Según informó Diego Stewart, vocero del laboratorio Roche a El Observador, la empresa está en negociaciones con el Ministerio de Salud Pública para lograr un acuerdo de riesgo compartido y lograr que medicamentos de alto costo, como el Perjeta (con el cual la sobrevida pasa de 2 a más de 5 años), puedan ser más accesibles a la población. Tanto en Brasil como Argentina existen otras formas de financiación y los médicos utilizan este medicamento desde 2013.

El Parlamento discutió largamente sobre el tema de los medicamentos de alto costo luego de que un artículo de la ley de Presupuesto evitaba que los usuarios pudieran demandar al Estado para acceder a esos fármacos. Luego del debate el gobierno accedió a modificar la redacción.


Temas:

Salud Cáncer Fondo Nacional de Recursos Ministerio de Salud Pública

Seguí leyendo

Te Puede Interesar